Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

elche 2-1 Real Zaragoza

Graves errores propios condenan a la derrota al Real Zaragoza

El equipo de Carreras se adelantó pronto en el marcador, pero falló en ataque y regaló dos goles en defensa al pichichi, Sergio León.

Paco Giménez. Elche (Alicante) Actualizada 03/04/2016 a las 17:53
La mejores imágenes del partido Elche - Real Zaragoza

Tuvo opciones para ganar. Mereció, cuanto menos, empatar. Y, sin embargo, el Real Zaragoza acabó perdiendo su crucial partido en Elche. El 2-1 final significa un serio traspié de los aragoneses, mucho más tras observar las trazas del juego, en las que tuvieron a su disposición las suficientes vías de éxito como para haber reconducido en el estadio ilicitano el mal paso del último día ante el Girona. Pero el Zaragoza falló ocasiones claras de gol ante la meta alicantina y, lo peor, regaló los dos tantos de los locales que voltearon el inicial de Guitián.


Por que el equipo de Carreras, por fin, después de varios partidos espeso, comenzó con mando en el juego. Queriendo el balón y sintiéndose a gusto con él. Con el clásico 4-3-3, con Pedro y Lanzarote a bandas cambiadas y con Dorca como eje, apoyado con criterio por Ros y Culio. En la primera jugada, Ángel ya remató a puerta y forzó a Javi Jiménez a rechazar con apuros un disparo entre palos. Prometía la tarde.

Mucho más cuando, en el minuto 10, Guitián estrenó su casillero goleador al cabecear magistralmente un córner cerrado por Lanzarote al primer palo. El Zaragoza se ponía por delante en el marcador y daba brillo a su dominio absoluto. El equipo se sentía a gusto porque el Elche no presionaba con fuerza y permitía la posesión tomate (los aragoneses volvieron a vestir de rojo) en toda la zona ancha. Faltaba profundidad, pero no se olía el peligro atrás.


Sin embargo, de la nada, el Elche empató. Ahí radicó el cambio de rumbo del ritmo del partido. En un avance ilicitano, nadie tapó al pivote Mandi, que avanzó hasta la frontal del área para lanzar un derechazo que rechazó como pudo Manu Herrera. Tampoco fue nadie a ese segundo balón. Le cayó a Héctor para que el mediapunta local, solo en el área, diera el pase de la muerte atrás al pichichi, Sergio León, que fusiló a placer las redes zaragocistas. El 1-1 sentó fatal a los zaragocistas, que se vieron neutralizados sin apenas presentirlo.


Quiso el Real Zaragoza que ese tanto quedase como un accidente y prosiguió con su control del balón en constantes circulaciones de lado a lado en la zona de atrás y la línea media. De esa pose natural táctica que impulsa Carreras, surgirían tres nuevas ocasiones de gol. Una, en un cabezazo forzado de Pedro en el minuto 23, a centro de Lanzarote, que despejó mal un nervioso Jiménez y montó una melé en el área alicantina que nadie supo rematar. Otra, en el 28, en un disparo de Rico desde fuera del área que el portero franjiverde atrapó bien abajo. Y la tercera, en el 33, en otro chut de Javi Ros en la frontal del área que le salió al navarro muy centrado, lo que favoreció el despeje a dos manos del guardameta del Elche.


En un error en la medular zaragocista, nació la segunda gran oportunidad local. Se montó una contra veloz que concluyó con un mano a mano del incisivo Sergio León que Manu Herrera salvó felizmente enviado a córner junto al palo izquierdo. Era el minuto 34 y, de ahí al descanso, los dos tiros a puerta volvieron a ser del cuadro aragonés. Primero probó suerte Culio, que hacía un rato que había sido enviado por Carreras al extremo zurdo, lo que llevó a Pedro al rol de enganche por el centro, en un 4-2-3-1 muy novedoso en el dibujo zaragozano. El chut del argentino, desde 20 metros, se marchó alto.

Y la última acción ofensiva del Zaragoza en la primera mitad fue la mejor. Un mano a mano de Ángel, a pase profundo de Pedro, terminó con un mal remate del canario, fuera, desaprovechando así la opción de irse al intermedio con el ansiado 1-2.

El cuarto de hora de ínterin abrió la esperanza a un mejorado Zaragoza. A poco que se ajustasen las pautas tácticas, la victoria se presentía. Carreras dejó fija ya la opción B. El 4-2-3-1, con Dorca y Ros como pivotes y Pedro en la mediapunta, acompañando a Lanzarote y Culio. El equipo zaragocista salió de nuevo con intenciones ofensivas. El árbitro se comió una falta clara sobre Pedro al borde del área en una penetración venenosa al poco de reanudarse el duelo. En el minuto 3, el desafortunado Ángel volvió a marrar otro mano a mano pues su disparo final en el área lo echó Jiménez a córner con cierta fortuna. En el 13, Ángel, de nuevo, cabeceó a placer un saque de esquina pero el balón se le fue arriba.

Y sucedió lo del primer tiempo. Cuando todo el mundo olisqueaba el 1-2, fue el Elche el que marcó. De la nada otra vez. Un balón a la espalda de los centrales lo corrió hacia atrás Rico. Intentó salir con la pelota y se la regaló a Sergio León. Pecado capital. El pichichi no falla. Regateó a Manu Herrera y el guardameta zaragocista le hizo penalti. Una pena máxima que el propio ariete local transformó, lesionado. En la caída del derribo se hizo daño en la clavícula y tuvo que marcharse sustituido. Un alivio para los tomates de Carreras, que de ahí al final se lanzaron al ataque a la desesperada. Quedaba media hora y había tiempo para todo.

El técnico catalán sacó al campo a Gil por Isaac. Cerró en defensa solo con tres. Un riesgo que el Elche casi aprovechó en tres ocasiones para ampliar su ventaja en contragolpes muy nítidos patrocinados por la obligada reacción aragonesa. Entremedias, Pedro lanzó una falta al poste. Y Javi Ros, solo en el área tras una jugada de Hinestroza, remató fatal, fuera, con todo a favor.

En resumen, que el Zaragoza erró todo lo que creó en ataque (menos el tanto inicial de Guitián) y, en la línea de retaguardia, cometió dos yerros letales que penalizaron de muy mala manera en el resultado final.

Así, el ascenso directo se complica tremendamente, a expensas de los resultados que puedan producirse en los choques del domingo e, incluso, del lunes, pues ahí juega el Oviedo en Bilbao. La derrota del Real Zaragoza en Elche, rival directo en la pelea por la cabeza (que ahora ya adelanta en la tabla a los de Carreras), deja al Zaragoza atascado, sumando solo un punto de los últimos nueve disputados. Los puestos nobles de la clasificación quedan, por lo tanto, muy comprometidos de cara a las 10 últimas jornadas.


Ficha Técnica

Elche: Javi Jiménez; Isidoro, Armando, José Ángel, Alex Martínez; Lolo, Mandi; Alex Moreno (Eldin Hadzic, 90), Álvaro, Héctor (Ilie, 79); y Sergio León (Espinosa, 65).
Real Zaragoza: Manu Herrera; Isaac (Sergio Gil, 70), Guitián, Rico, Abraham; Dorca, Culio (Hinestroza, 63), Javi Ros; Pedro, Lanzarote; y Ángel (Dongou, 77).
Árbitro: Medié Jiménez (Comité Catalán). Amonestó a Dorca (24), Abraham (31), Guitián (34), Mandi (37), Héctor (57), Manu Herrera (59), Álvaro (62), Armando (70), Espinosa (82) y Lanzarote (92).
Goles: 0-1, min. 10: Guitián. 1-1, min. 20: Sergio León. 2-1, min. 60: Sergio León, de penalti.
Incidencias: Tarde primaveral, con sol radiante, cielo azul, algo de viento y 19 grados. El césped del bonito estadio Martínez Valero presentaba un aspecto magnífico. En las gradas, 10.041 espectadores –menos de un tercio de entrada-, todos en el anillo inferior del graderío. Arriba, solo fueron ubicados los 250 seguidores zaragocistas.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo