Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

Guitián expone un clarividente diagnóstico

El central, como ya hicieron tras el partido Manu Herrera, Culio o Ros, razona las claves del evidente decaimiento del Real Zaragoza en el último mes

Paco Giménez. Zaragoza Actualizada 28/03/2016 a las 17:44
Etiquetas
GUITIÁN: "Los rivales nos conocen, saben por dónde atacarnos"

Los futbolistas del Real Zaragoza están haciendo un ejercicio de profunda autocrítica tras la debacle ante el Girona. Algunos, como Manu Herrera, Culio y Javi Ros apenas unos minutos después de concluir el partido ante los catalantes, aún en el estadio, en su atención a la prensa. En la mañana del lunes, ya con unas horas de reposo, ha sido Guitián quien ha ejercido públicamente de portavoz del vestuario. Y, mientras que el entrenador, Lluís Carreras, intentó a la conclusión del choque cubrir de una pátina protectora al grupo -igual que hizo tras el mal partido de Tenerife hace una semana-, los jugadores son mucho más claros en sus diagnósticos y en su autocensura.

"Ya veníamos de dos partidos, los del Albacete y el Tenerife, en los que no habíamos estado todo lo bien que queríamos. Y, esta vez, ante el Girona, se dieron todas las circunstancias para que no nos saliese nada", reconoce Alberto Guitián sin tapujos. El accidente ante los gerundenses no fue algo súbito. Venía larvado desde hace días pese a que Carreras siempre intentó combatir cualquier atisbo de crítica sobre el juego, la propuesta táctica y la ambición del Zaragoza en días donde las victorias se hacían innegociables, casos del Albacete (se logró milagrosamente en el minuto 93 con un autogol rival) y en Tenerife, donde no se pasó de un raquítico y sufrido 0-0.

Guitián asume que el Real Zaragoza, una vez rota de cuajo su positiva racha de siete partidos seguidos sin perder, se halla en un punto culminante de la liga que requiere una reparación urgente y atinada por parte de los máximos responsables del juego: técnicos y futbolistas. "La autocrítica siempre hay que hacerla. Y más después de perder 0-3 en casa. El equipo nunca se borra del campo y no se admite que se acuse de falta de intensidad. Pero la crítica siempre hay que hacerla. Y ahora más que nunca porque es merecidamente", reconoce el central cántabro con total naturalidad, sin enrocamientos absurdos ante la evidencia.

 


El Zaragoza de la reacción ante el Leganés, el Córdoba, el Osasuna, el Lugo... ha decaído en el último mes de forma tan evidente como peligrosa. Guitián, lo mismo que hicieron varios de sus compañeros en La Romareda tras la derrota ante el Girona, sugiere que son necesarios cambios de toda índole para salir de este atasco futbolístico en el que ha caído el equipo. "No sé cuál será la tecla que tendremos que tocar de nuevo, pero  me imagino que será un poco rectificar todo. Es momento de elevar nuestro nivel, de vernos nosotros mismos mejor en el campo. Tenemos que ser capaces de ser mejores como equipo", sugiere el defensor zaragocista de manera directa, apuntando a un problema global.

La presión que el Girona ejerció a la salida del balón del Zaragoza desde el primer minuto, que colapsó las ideas del equipo de Carreras y que ya llevaron a cabo en las últimas jornadas Tenerife, Albacete, Alavés o Lugo, indica que los adversarios han estudiado bien al nuevo equipo de Carreras que surgió tras los fichajes de enero y que ahora toca combatir y modificar. Guitián también reconoce este nuevo panorama como algo que está demandando alternativas nuevas. "Sí, desde luego que los rivales también son un factor importante en el rendimiento del equipo. Los contrarios ya te conocen, saben cómo juegas, saben por dónde atacarte. Yo creo que siempre hay un plan B en el fútbol. Quizá el pase largo, que no tiene por qué ser el pelotazo. Hay diferentes formas de salir con el balón jugado. Nosotros tenemos que hacer caso a las cosas que nos prepara el entrenador que, sin duda, va a ser lo mejor", subraya el central montañés con total franqueza. Ahí asoma un claro problema y también se indica quién debe aportar la solución.

El portero, Manu Herrera, indicó en los últimos días una actitud obligada en el equipo zaragocista si quiere acabar en éxito la temporada dentro de dos meses y medio: "Hay que ser más ambiciosos", dijo. Guitián está en esa misma línea. "La ambición está muy bien en una categoría que está muy igualada. A partir de ahora, en la Romareda ya no se nos puede escapar ningún punto. Y fuera, habrá que seguir rascando, pero a ser posible con victorias y no con empates", rubrica con énfasis el central.

Por fin, Guitián concluye su jugoso análisis de situación con el necesario toque positivo al rotundo fracaso y decepción que supuso el 0-3 ante el Girona. "Mejor que esto haya pasado ahora. Así, yo creo que se convierte en un toque de atención que es mejor que suceda ahora y no en las últimas jornadas", razona.

 
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo