Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Tenerife 0 - Real Zaragoza 0

El Real Zaragoza afloja pero se lleva un punto ante el Tenerife

Al equipo de Carreras no le da de sí su pobre juego ofensivo en el Heliodoro Rodríguez para ganar y acercarse al ascenso directo.

Paco Giménez. Santa Cruz de Tenerife Actualizada 21/03/2016 a las 19:26
Culio pelea por un balón con VitoloLa Liga

El Real Zaragoza desaprovechó en Tenerife una magnífica oportunidad para ponerse a solo dos puntos del ascenso directo. Para ello necesitaba ganar en el Heliodoro Rodríguez, sabedor ya de los buenos resultados del sábado para sus intereses. Pero el juego del equipo de Carreras fue malo, insuficiente a todas luces para merecer el anhelado triunfo y, como mal menor, logró sujetar al final con mucho sufrimiento el 0-0 inicial, un punto que en este caso tiene un aroma de decepción en su suma.

La primera parte del Real Zaragoza ya fue decepcionante, como luego acabaría siendo el paladar global de todo el choque. Espesa de juego y, lo peor, sin ninguna mordiente en ataque. Cierto es que no pasó demasiados apuros para frenar los escasos y deslavazados ataques tinerfeños, pero los primeros 45 minutos se perdieron en salvas por parte zaragocista. Hombres que deberían ser determinantes en el fútbol de un equipo que quiere estar arriba en la tabla, casos de Pedro, Morán, Hinestroza e, incluso, un apagado Culio, no comparecieron en el Heliodoro Rodríguez en todo el primer tramo del partido.

Y eso que el Zaragoza, a causa del respeto que le tenía el Tenerife en el pitido inicial, tuvo el dominio del balón y de la situación durante los primeros 20 minutos. Los canarios arrancaron la mañana metidos atrás, expectantes, oteando el horizonte a ver cómo venía el equipo aragonés a la isla, si a mandar por galones o a ceder terreno y apostar por las contras.

En ese primer sector del envite tuvieron lugar las dos únicas aproximaciones a la zona cercana al gol por parte de los de Carreras. En la primera, en el minuto 13, Ángel disparó tímidamente a las manos de Dani Hernández dentro del área, cruzado, tras una buena acción del dinámico Javi Ros. En la segunda, fue el propio Ros el que, solo en la frontal del área, sacó un mal chut por encima del larguero que tendría que haber generado mucho mas peligro en la portería local.

A partir del minuto 20, el Tenerife se dio cuenta de que no tenía que ser tan recatado ante un visitante tan rácano en su propuesta. Y se fue hacia delante, tirado de las riendas por el vertical Suso Santana, que desbordó varias veces a Abraham por velocidad, y del móvil ariete Nano, que cae a las bandas constantemente. A los isleños les falló siempre el último pase, el centro definitivo, la clarividencia en los momentos culminantes de sus muchas jugadas iniciadas y no concluidas convenientemente.

Omar, que relevó al lesionado Moutinho en el calentamiento, probó suerte por primera vez en el minuto 28, pero el balón se le marchó fuera. Un minuto después, Javi Lara aprovechó un pasé atrás suicida de Morán y culminó un contragolpe con un remate a las manos de Manu Herrera. Y, por fin, en la última jugada previa al descanso, Suso Santana se fue del tarjeteado Campins –flojito todo el choque- y su derechazo se fue alto por muy poco.

El descanso sentó de maravilla al Zaragoza. Necesitaba parar porque sus ideas eran nulas y nadie de los que estaban en el campo era capaz de recomponer la situación por veteranía o peso específico en el grupo. El equipo llegó al ecuador del partido muy desorientado, sin orden, algo difícil de comprender en un día tan importante y ante un rival que demostró no ser nada del otro mundo.



Pero las indicaciones de Carreras en la caseta tampoco surtieron el efecto que se esperaba desde fuera. El Zaragoza salió a jugar la segunda mitad sin una especial rasmia. Algo mejor ubicado tácticamente que en el deficiente primer periodo, pero de nuevo sin pólvora arriba. Pedro, escondido. Ángel, aislado. Culio, desdibujado. Javi Ros, más cansado. Solo HInestroza mejoró prestaciones, pero sus jugadas nacieron siempre demasiado atrás, lejos del área. En defensa, prosiguió la relativa calma pues el Tenerife no se lanzó de inicio a por el partido de manera desbocada. A los canarios los perdió su falta de decisión toda la mañana.

De amago a en amago en ambas direcciones, surgieron las dos mejores ocasiones del partido mediada la segunda parte, una por bando. Pedro marró la zaragocista a los 10 minutos de la reanudación. Remató solo en el área, con todo a favor, una dejada de Ángel a centro de Hinestroza, pero el balón golpeó en Germán y se fue a córner cerca del palo con Dani Hernández batido. Y once minutos después, el central Carlos Ruiz remató a placer un córner y la pelota se marchó fuera, rozando el poste, cuando el estadio ya cantaba el gol.

De ahí al final del choque, el juego solo consiguió apostillar el sentimiento decepcionante de la puesta en escena de los zaragocistas. Los propios jugadores se dieron cuenta en el campo de que eran incapaces de dar tres pases y de que marcar el 0-1 era un imposible. En los últimos 20 minutos, el equipo no salió de atrás, agazapado ante el empuje ciego de un Tenerife que, al margen de la técnica de Javi Lara, no tenía chispa en las proximidades del área de Manu Herrera.

Cristo, sustituto del agotado y diluido Nano, tuvo de cabeza nada más saltar al campo la penúltima oportunidad local, pero remató a las manos del guardameta Herrera. Y, por fin, a falta de solo 8 minutos, Abraham tuvo que salvar el gol canario sobre la raya a la salida de un saque de esquina de Lara que Herrera no supo restar por alto y se colaba irremisiblemente en el marco aragonés.

Carreras, al final del partido, protagonizó una singular rueda de prensa. Dijo no estar decepcionado ni con el punto cosechado ni con el juego del equipo, que valoró positivamente. Para el entrenador del Real Zaragoza, esta vez, la lectura del partido a bote pronto le generó sensaciones y lecturas bastante alejadas de la media general del resto de los espectadores.

El Zaragoza, eso sí, encadena de este modo el séptimo partido consecutivo sin perder. Iguala también la mejor racha de la temporada, que firmó en la primera vuelta el equipo de la mano del anterior técnico, Ranko Popovic (15 de los 21 puntos sumados). Y, asimismo, concatena tres choques sin encajar gol en su portería (Alavés, Albacete y Tenerife). Datos todos ellos que hablan de rentabilidad, aunque en este último capítulo en Canarias el punto logrado sepa a poco, tanto por la cantidad, como por el formato del juego presenciado sobre el césped.

El contrapunto, lo pone el apartado goleador de los zaragocistas, totalmente enfangado en las últimas tres comparecencias: no marcaron un solo gol ni en Vitoria (0-0), ni al Albacete (el 1-0 final lo hizo un defensor manchego en propia puerta), ni esta vez en Tenerife (0-0)
 

Ficha Técnica


Tenerife: Dani Hernández; Cámara, Carlos Ruiz, Germán, Saúl García; Vitolo, Aitor Sanz; Suso Santana (Jairo, 83), Javi Lara, Omar; y Nano (Cristo, 71).

Real Zaragoza: Manu Herrera; Campins, Guitián, Rico, Abraham; Morán (Dorca, 80), Javi Ros (Sergio Gil, 76), Culio; Pedro, Hinestroza; y Ángel (Dongou, 67).

Goles: No hubo

Árbitro: Areces Franco (Comité Asturiano). Amonestó a Vitolo (19), Campins (31), Pedro (40), Hinestroza (58) y Culio (78).

Incidencias: Mañana nublada, con lluvia fina desde la madrugada, y 17 grados. Luego, salió el sol por momentos. Césped rápido, pero en buenas condiciones. Moutinho iba a ser titular en el Tenerife, pero se lesionó en el calentamiento y fue suplido a última hora por Omar. En las gradas, alrededor de 10.000 espectadores.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual