Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

​El TAD deja jugar a Cabrera

​El Tribunal Administrativo del Deporte concede la suspensión cautelar de la sanción del uruguayo, que podrá ser alineado ante el Lugo.

Paco Giménez. Zaragoza Actualizada 26/02/2016 a las 19:07
Etiquetas
Lluís Carreras: "Lo de Luis Milla me afecta personalmente"

Leandro Cabrera podrá jugar este domingo ante el Lugo en La Romareda. El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) ha estimado el recurso enviado por el Real Zaragoza, en el que solicitaba la anulación de las dos tarjetas amarillas que el central uruguayo vio en Pamplona el último fin de semana o, en todo caso, que se suspenda cautelarmente su aplicación inmediata, tal y como se ha decidido.

El club aragonés llegó hasta esta tercera –y última- instancia judicial, dependiente del Consejo Superior de Deportes, al no prosperar su solicitud ante los dos comités de la Federación Española de Fútbol, el de Competición y, posteriormente, el de Apelación.

Los jueces de estos dos estamentos federativos, pese a que las imágenes de televisión demuestran que Cabrera no cometió las faltas que el árbitro gallego Eiriz Mata reseñó en el acta oficialdel partido como motivos de su castigo disciplinario, mantuvieron laprevalencia de la autoridad arbitral por encima de las pruebas videográficas adjuntadas por el Real Zaragoza.

Ahora, el TAD deja en evidencia esta postura y permite que el defensor sudamericano pueda ser alineado por Carreras en un crucial partido ante el Lugo que se jugará en La Romareda el domingo a las 17.00.

La conclusión del caso, tras la suspensión cautelar de la sanción, quedará pendiente para la semana que viene.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual