Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

Javi Ros y su pesada herencia de Mallorca

El nuevo centrocampista del Real Zaragoza está advertido de castigo federativo al acarrear cuatro tarjetas amarillas de su etapa balear

Paco Giménez. Zaragoza Actualizada 13/02/2016 a las 19:14
Ros, en el acto de su presentación como zaragocista hace doce días.Oliver Duch

Javi Ros debutó el pasado fin de semana como zaragocista ante el Leganés y, en cualquier momento, puede estar obligado a salir de la convocatoria de Carreras a causa de una sanción federativa.

El motivo es que el centrocampista navarro ha traído consigo de su primer tramo liguero con el Mallorca las cuatro amonestaciones que vio en los 15 partidos que jugó como capitán bermellón. La normativa del fútbol español dice que, cuando el traspaso de un futbolista durante la temporada es entre equipos de la misma categoría, las tarjetas amarillas van adheridas a él y siguen computando. Así que, por esta causa, Javi Ros juega advertido de sanción desde su estreno como jugador blanquillo.

Ros se une a Hinestroza y Diamanka, los jugadores zaragocistas que, en estos momentos, están al borde de la suspensión con cuatro amarillas. Ninguno de los otros cinco fichajes de invierno del Zaragoza está afectado por este apartado del reglamento. Culio y Guitián, por venir de equipos de Primera División (Las Palmas y Sporting de Gijón, respectivamente). Campins y Dongou, porque llegan de Segunda B (ambos del Barcelona B). Y Lanzarote, porque su origen es una liga extranjera, la de Grecia, donde jugaba en el Asteras Trípolis. En estos casos, las amarillas que hayan visto en esta temporada antes de venir al Real Zaragoza, se diluyen por el camino.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual