Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

El tren de La Romareda

El Zaragoza, obligado a ganar los dos próximos partidos -Llagostera y Mirandés- como local, para no despedirse del ascenso directo.

Javier Clavero. Zaragoza 12/01/2016 a las 06:00

Ganar los dos próximos encuentros como local es una obligación para el Real Zaragoza, si no quiere decir adiós de forma casi definitiva al ascenso directo. Una pésima racha de dos puntos de los últimos 12 posibles ha desplomado al equipo hasta la décima posición, desde donde contempla a los primeros clasificados, Alavés y Córdoba, a 11 y ocho puntos, respectivamente. Una desventaja que con toda la segunda vuelta por delante no es, ni mucho menos, insalvable. Pero sí alarmante.

Más aún teniendo en cuenta el elevado de número de actores implicados en la lucha, y la fiabilidad que ya muestran a estas alturas de la temporada. El Alavés solo ha cedido un empate en las últimas ocho jornadas, sumando 22 puntos de 25 posibles; el Córdoba, antes del bajón que sufrió en diciembre y que le privó del liderato, había encadenado tres victorias consecutivas, y este domingo recobró sensaciones doblegando (3-1) al Mallorca; y otros aspirantes como Real Oviedo -último verdugo blanquillo- o Alcorcón mantienen una clara progresión al alza.

Por ello, subir al tren que pasa por La Romareda este sábado (Llagostera) y repite parada una semana después, con la visita del Mirandés, es imprescindible. El primero de los rivales marcha penúltimo, con 17 puntos, y no ha ganado en los últimos cinco partidos. Por su parte, los de Miranda de Ebro aparecen inmediatamente por encima del Real Zaragoza en la tabla clasificatoria. Marchan novenos con 29 puntos.

Sumar dos victorias frente a ellos allanaría la peligrosa cuesta cimentada hacia el ascenso por la vía rápida, y dotaría de credibilidad al proyecto de Lluis Carreras, en un momento que él mismo se encarga de definir como "peligroso", por la posibilidad de que afloren dudas en torno a los objetivos.

Tras Llagostera y Mirandés, el calendario al que se enfrentan los suyos es de máxima exigencia. El domingo 31 de enero, visitan al Almería que, a pesar de ir antepenúltimo, cuenta con una de las plantillas más potentes de la Liga Adelante. Seguidamente, reciben al Leganés (6º), y viajan a Córdoba y Pamplona para medirse a otros dos claros aspirantes.

Un recorrido que definirá si siguen optando a la meta de Primera sin necesidad de disputar la promoción, si el 'play off' es ineludible, o si, en el peor de los casos, quedan abocados a deambular por la insustancial zona media de la tabla por lo que reste de competición.

El peor Zaragoza desde el descenso

Hace un mes, tras las victorias frente a La Ponferradina y Bilbao Athletic, hablábamos de que este Real Zaragoza era el mejor desde que se descendiera en 2013, y de que mantenía opciones de acabar el año entre los dos primeros clasificados. Hoy, la situación es bien distinta.

De no ganar el sábado (18.00) al Llagostera, el equipo habrá completado la peor primera vuelta de las tres últimas temporadas en Segunda.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual