Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

CD Ebro

Nueva hombrada del Ebro

Ebro 2 - Llagostera 0. El equipo aragonés se impone al Llagostera, uno de los equipos más poderosos de la categoría, y supera con brillantez su exigente inicio: seis puntos en dos duelos.

J. A. Buen. Zaragoza 29/08/2016 a las 06:00
Pajarero envía fuera un remate de cabeza, ayer ante el Llagostera.Rubén Losada/Fotografiarte

El Ebro acaba el mes de agosto en una privilegiada situación: con pleno de puntos y sin encajar goles, tras la celebración de las dos primeras jornadas del campeonato. El segundo proyecto del club en la Segunda División B no ha podido comenzar de una manera más inmaculada. Y eso que el inicio era, teóricamente, para temblar. Aguardaban el Sabadell y el Llagostera, ese conjunto que hace apenas dos meses condenaba al Real Zaragoza a permanecer un año más en la categoría de plata.

Si alguno de los seguidores blanquillos tenía ganas de revancha, esa llegó ayer de la mano del Ebro, un conjunto que no parece no tocar techo. Con un gol al inicio, y otro en la última jugada de partido, tumbó al equipo con mayor presupuesto de este poderoso grupo III.

El partido comenzaba de manera perfecta: robo de balón de Moustapha, pared con Canario, y gol del senegalés. Todo se ponía de cara desde muy pronto. El tanto no amedrentó a los catalanes, que demostraron con creces, a pesar de caer derrotados, que van a ser uno de los equipos que estén arriba por su enorme potencial. Cerca estuvieron de empatar a los 13 minutos, cuando en una mala cesión con la cabeza de Maureta dejaba el balón en franquía a Pablo Sánchez. En el mano a mano ante Montoya, lanzó fuerte, aunque centrado, haciendo que el cancerbero ganase la partida. Fue la última acción del meta, ya que quedó dañado en la mano derecha por el impacto, y hubo de ser sustituido pocos minutos después por Marqueta.

Sin profundidad
 

Los locales, siempre bien plantados y ordenados, no dejaban espacio por donde pudieran entrar los gerundenses, que a pesar de tener más posesión apenas creaban peligro. Tuvo que ser Rodri quien hiciera intervenir por vez primera a Marqueta, en un tiro lejano de falta que el meta enviaba con seguridad a saque de esquina.


El segundo acto comenzó de nuevo con susto visitante, cuando Manel Martínez no acertaba en el remate por muy poco. Marqueta tuvo que volver a lucirse en un disparo envenenado de Pablo Sánchez, tras una internada por la banda derecha de Albarrán. El entrenador visitante decidió dar un giro a su planteamiento inicial, introduciendo al joven Carlos Cano y formando a pasar con dos hombres en punta, en la búsqueda de un juego más directo que pudiese variar el decorado.


La gran oportunidad para el empate llegó en un polémico libre indirecto que el colegiado señaló, aunque pareció que fue más el atacante quien bajó en demasía la cabeza. Con la barrera situada en la línea de gol, Rubén Martínez la tocaba en corto para Albarrán, que se resbalaba a la hora de disparar y, junto a la buena intervención de un Marqueta que salió veloz para taponar el tiro, todo finalizaba en córner.


El sofocante calor hacía mella poco a poco en unas piernas cada vez más cansadas, aunque eso le venía bien al Ebro, que era el que menos tenía que exponer. El Llagostera se fue con todo arriba, a matar o morir, y acabó siendo dinamitado por los hombres de arriba de los arlequinados, que sacaron un extra de fuerzas para dejar todo liquidado.

Tuvo que ser a la segunda oportunidad, ya que la primera clara para sentenciar se fue al limbo: un cuatro contra dos en el que Txema Pan optó por disparar en lugar de ceder a un compañero mejor situado. A la segunda ya no hubo clemencia, y Toni Gabarre machacaba a placer tras una asistencia de Alain Barrón. No hubo tiempo para más, ya que el colegiado no dejó ni sacar de centro del campo.

Pese a contar con un inicio de competición de máxima exigencia, los de Larraz han cumplido con brillantez. Seis puntos de seis posibles, tras las victorias contra el Llagostera y el Sabadell. De momento, las sensaciones son muy positivas.


Ebro: Montoya (Marqueta, 20), Pajarero, Satrústegui, Maureta, Alfonso, Iván Forte, Kevin Lacruz, Moustapha, Gabarre, Canario (Alain Barrón, 64) y Víctor Bravo (Txema Pan, 80).
Llagostera: Moragón, Albarrán, Rodri, Diego Jiménez, Valentín, Sebas Setti, Pablo Sánchez (Carlos Cano, 66), Marc Martínez (Rubén Martínez, 60), Manel Martínez, Álex Colorado y Marc Fernández (Robert, 72).
Goles: 1-0, min. 2: Moustapha. 2-0, min. 93: Gabarre.
Árbitro: Muñoz Pérez (C.Valenciano). Amonestó a Moustapha, Gabarre, Txema Pan, Marc Martínez, Rodri, Diego Jiménez, Rubén Martínez y Álex Colorado.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual