Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fútbol

El Madrid intentará agarrarse a la Liga en el derbi ante el Rayo

Los de Ancelotti visitarán Vallecas conociendo el resultado del Barça-Almería.

Europa Press. Madrid Actualizada 07/04/2015 a las 21:53
Etiquetas
0 Comentarios
Cristiano y Benzema celebran un gol ante el Granada (Archivo)AFP

El Real Madrid visitará este miércoles el Estadio de Vallecas (22.00 horas/Canal+1), un recinto donde ya pasó muchos agobios la temporada pasada, para seguir agarrado a la Liga BBVA ante un Rayo Vallecano enrachado, en partido correspondiente a la jornada 30 de la Liga BBVA que el equipo blanco iniciará a cuatro, cinco o siete puntos del Barcelona.

Si en la última jornada ganó al Granada y pudo meter presión al Barça antes de su duelo en Balaídos, esta vez al Real Madrid le toca jugar después del líder. De este modo, la presión se tinta ahora de blanco, ya que una derrota en Vallecas, sumado a un probable triunfo azulgrana sobre el Almería, le alejaría sensiblemente del título.

Independientemente del resultado en el Camp Nou, el equipo entrenado por Carlo Ancelotti está obligado a ganar en un partido marcado en rojo por el entrenador. "Fue la primera vez que me enfadé de verdad", dijo este lunes el italiano, recordando la visita de la temporada pasada al vecino madrileño.

Aquel día, el Real Madrid dominaba cómodamente por 0-3, pero acabó pidiendo la hora ante un Rayo que a punto estuvo de empatar tras el doblete de Jonathan Pereira. Recordando ese precedente, Ancelotti no ha dudado en reconocer que prefiere jugar contra rivales encerrados y que el gusto del Rayo por tocar la pelota puede hacer daño a su equipo.
Para buscar más posesión, el técnico podría alinear juntos a Isco y James Rodríguez, posibilidad que dejó entrever debido al golpe sufrido en el pie izquierdo por Gareth Bale, que convierte en dudosa su presencia. Además, y al revés de lo que aseguró hace dos meses, Ancelotti ha reconocido que las rotaciones también podrían afectar al tridente ofensivo que el galés forma con Karim Benzema y Cristiano Ronaldo.


El portugués, después de un errático inicio de año, llegará muy motivado tras anotar cinco goles en la histórica paliza al Granada (9-1) y decidido a seguir afinando su puntería a una semana de jugar contra el Atlético de Madrid en los cuartos de final de la Liga de Campeones.


En la portería, Iker Casillas jugará antes de ceder su sitio a Keylor Navas en el partido del próximo sábado ante el Eibar, mientras que del centro de la defensa se volverá a ausentar Pepe por un problema muscular en el muslo derecho. También será baja segura Álvaro Arbeloa, que cumplirá ciclo tras forzar su tarjeta amarilla ante el Granada, como él mismo reconoció.

Así, Carvajal recuperará su puesto en el lateral derecho y Varane volverá a cargar el peso de la zaga con Sergio Ramos, mientras que Kroos y Modric intentarán poner orden y criterio en el centro del campo a la espera de saber quién es su acompañante, siempre en función del estado físico de Bale.

Por su parte, el Rayo Vallecano tiene la baja segura en el ataque de Leo Baptistao, que aún deberá estar cinco semanas de baja por una rotura muscular en el muslo derecho, aunque recupera a Amaya y Trashorras tras cumplir sus respectivas sanciones. Por contra, la presencias de Baena es dudosa y, si no se recupera a tiempo, Fatau podrían entrar en su lugar, mientras que Paco Jémez dio por casi segura la titularidad de Zé Castro.

La reciente del pasado viernes en Ipurua (1-2), sellada con sendos tantos de cabeza de Alberto Bueno y Manucho, confirmó el gran momento de forma del equipo franjirrojo, que encadenó su tercera victoria consecutiva -tras Granada y Málaga- y acumuló un colchón de 13 puntos respecto a los puestos de descenso, distancia casi definitiva a falta de nueve jornadas.

Bueno, canterano del Real Madrid, con el que llegó a debutar, anotó en Eibar su decimosexto gol en esta Liga y volvió a desatar los rumores sobre su futuro, hasta el punto de que la prensa portuguesa da por hecho su pase al Oporto. Un buen partido frente a su exequipo aumentaría aún más la cotización de un delantero que sigue llamando a las puertas de la selección.

El Rayo, que ha ganado sus cuatro últimos partidos en Vallecas, quiere romper su mala racha en casa ante el Real Madrid, al que no gana desde 1997. Desde entonces, su vecino 'mayor' ha sumado siete triunfos consecutivos para un balance total de 11 victorias, tres derrotas y un empate en el barrio del sur de la capital, aunque en las últimas campañas ha tenido apuros para sacar los tres puntos.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual