Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Madrid 2 - 2 Atlético de Madrid

La noche soñada de Torres fulmina al campeón

'El niño' firmó dos goles en el Bernabéu en su primer derbi tras su vuelta al equipo rojiblanco.

Roberto Morales. Madrid Actualizada 15/01/2015 a las 22:13
0 Comentarios
Fernando Torres celebra un golReuters

Fernando Torres disfrutó de su noche soñada en el estadio Santiago Bernabéu, donde con su doblete dejó una reivindicación personal que fulminó al vigente campeón de Copa del Rey (2-2), un Real Madrid que buscó con fe la remontada en un derbi trepidante que extiende el reciente dominio rojiblanco.

Los premios de oro eran blancos antes de que el balón rodase, el mérito, poco reconocido un año más por FIFA, rojiblanco. Nacía un derbi magnífico con aire de remontada en el Bernabéu de la manera más inesperada. Cuando el Real Madrid salía en tromba en busca de goles para recortar con rapidez la distancia de dos tantos de la ida, apareció un jugador al que muchos faltaron el respeto cuando era hora de volver a casa.

Fernando Torres dejó su sello con sus primeros goles oficiales de rojiblanco en casa del eterno enemigo. 51 segundos transcurrían cuando colocó en la escuadra su zurdazo de primeras tras ver cómo Griezmann encontraba una autopista porque Pepe midió mal. Su asistencia no pudo ser mejor rematada por el 'Niño'.

Cambio de guión pero no de plan de ejecución. El Real Madrid fue un vendaval y el Atlético reculó tantos metros que, por momentos, se olvidó de competir. Jugó con fuego porque hay escenarios donde todo es posible y repitió la primera mitad de dudas del Camp Nou.
La consigna de Carlo Ancelotti era clara: máxima movilidad en sus jugadores de ataque y poblar las dos bandas para lanzar continuos centros en busca de remates. Líneas adelantadas para adueñarse de rechaces y probar disparos.


Salía con su once de lujo, con conocidas carencias en la medular donde consiguió escapar de la batalla que siempre propone Simeone con 'guerreros' como Tiago, Mario Suárez y Raúl García.


La dinámica de los últimos cinco derbis en el Bernabéu, sólo un triunfo madridista, hablaba por sí sola de aspectos a corregir en el planteamiento. Lanzarse a la heroica ayudaba a ello. Necesitaban cuatro goles y los buscaron con un despliegue, de un ritmo endiablado que tuvo tanta continuidad que tapó la boca a los que señalaban carencias físicas a los de Ancelotti.

El escenario quedó para una remontada histórica. Ahora sí se podía acudir a viejas leyendas que han dado forma a la historia del Real Madrid. El Atlético obtuvo el botín y se limitó a contener. Encerrado, sin posibilidad de armar fútbol por la distancia abismal al área rival. Cualquier intento de carrera era un acto de fe. Simeone sabía que habría momento de dar un paso al frente en el segundo acto, cuando la intensidad del rival bajase un escalón.

El derbi se convirtió en un monólogo blanco. El vendaval llega con centros sin respiro desde los costados. Un 'pinball' dentro del área de intentos de remate, malos despejes y disparos que comenzaron a probar a un nervioso Oblak. Bale con dos testarazos, Isco y Cristiano, que se topaba con el portero esloveno que salió rápido para cerrar su disparo a un balón muerto, ponían ocasiones al asedio hasta que llegó el tanto del empate.

De nuevo Sergio Ramos, como en Lisboa el día del gol más importante de su carrera. De nuevo un testarazo inapelable ganando en el salto a Tiago, con regalo esta vez del portero rival, Oblak que salió a la nada y cayó derrotado al césped al chocar con un compañero. La esperanza blanca renacía y la afición alentaba desde la grada a once atletas que daban una exhibición de ritmo.

Medía en exceso el tiempo un Atlético que regalaba el balón y mostraba una desconexión impropia de un equipo de Simeone. Se mantuvo en pie por falta de precisión en las continuas llegadas madridistas. Tres minutos después del gol Cristiano la tuvo. Mario se vistió de salvador bajo palos. Bale era una bala en la derecha y segundos después puso en bandeja el tanto al Balón de Oro que estrelló su testarazo en Juanfran. Se le resistía un gol que habría cambiado el panorama.

El Real Madrid lo buscó hasta el descanso, intentando golpear a un Atlético que solo respiraba cuando el balón caía en Fernando Torres. Hizo todo bien, manteniendo el balón, provocando faltas, parando el ritmo del partido. En la sobreexcitación llegó alguna entrada fuera de lugar de Raúl García que se ha convertido en enemigo del Bernabéu. En defensa Miranda se imponía siempre a Benzema y evitaba males mayores. Cristiano y Marcelo dejaban los últimos intentos del primer acto.

Si pocos esperaban el inicio del partido, menos soñaban con repetirlo en la reanudación. Fernando Torres cerró la eliminatoria de nuevo en segundos. En esta ocasión con un error grave de Ramos, que condicionó la ida con un penalti infantil a Raúl García y regaló un balón cruzado desde la defensa en un exceso de confianza a Griezmann que asistió de nuevo al 'Niño'. Recorte y definición abajo para superar a Keylor.

El Real Madrid se sintió eliminado y ya sólo le quedó tirar de orgullo. Se rebajó la agresividad y el Atlético de Madrid dio el paso al frente esperado a un equipo de su nivel. Los excesos de confianza de la zaga blanca repitieron regalos. Otro en la salida de balón dejó a Torres en un mano a mano con Ramos. El balón muerto lo chutó con todo a favor Griezmann y la rapidez de Carvajal evitó el tercero.

Quedó en la retina una exhibición futbolística de Isco y el aumento de la peligrosidad de Bale pasando a banda izquierda. Sus centros ganaron en peligro. El primero lo remató Cristiano y se le escapó a Oblak. El segundo lo cruzó el portugués a la red para firmar un empate que ya nadie movió.

El plan de Simeone una vez más triunfó en la 'casa blanca'. En esta ocasión con más sufrimiento del necesario con la ventaja de la ida. Le espera el Barcelona en cuartos tras apear al campeón. Ancelotti extiende un problema ante el Atlético pero encontró una solución y aire para ir a por sus verdaderos objetivos: Liga y la Undécima Copa de Europa.

Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Pepe (Varane, m.59), Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Isco, James (Jesé, m.72); Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.
2 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira; Koke, Mario Suárez, Tiago, Raúl García (Raúl Jiménez, m.81); Griezmann (Gabi, m.73) y Fernando Torres (Arda, m.57).
Goles: 0-1, m.1: Fernando Torres. 1-1, m.20: Ramos. 1-2, m.46: Fernando Torres. 2-2, m.54: Cristiano Ronaldo.
Árbitro: Mateu Lahoz (colegio valenciano). Amonestó a Ramos (56), Marcelo (83), Carvajal (86) e Isco (89) por el Real Madrid; y a Raúl García (28), Tiago (49) y Koke (84) por el Atlético de Madrid,
Incidencias: partido de vuelta de los octavos de final de Copa del Rey, disputado en el estadio Santiago Bernabéu, con la presencia de 84.500 espectadores.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual