Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Liga de Campeones

El Bayern de Guardiola vence y aburre ante un estadio vacío

Mucha posesión pero poca profundidad en ataque, ante un rival que dispuso de ocasiones claras. 

Efe. Moscú Actualizada 30/09/2014 a las 20:34
Etiquetas
0 Comentarios
Los jugadores del Bayern celebran el único tanto.

El Bayern Múnich de Pep Guardiola derrotó al CSKA Moscú (0-1) con un solitario gol de penalti de Muller y mucha posesión, pero con poca profundidad en ataque ante un rival que dispuso de ocasiones claras y que mereció un mejor resultado.

Tras la victoria en el último suspiro ante el Manchester City (0-1), el Bayern volvió a protagonizar un monólogo con el balón (70 por ciento de posesión), pero con el paso de los minutos a sus jugadores parecieron pesarle las piernas y faltarles ideas en ataque.

Aunque no había aficionados en el Arena Khimki debido a la sanción de la UEFA, durante el encuentro no hubo ni mucho menos un silencio sepulcral, ya que se podían oír los cánticos de los seguidores rusos congregados en las inmediaciones del estadio.

Guardiola optó por no arriesgar con Boateng, un fijo en el centro de la defensa pero que arrastraba problemas de tobillo, y colocó en su lugar al marroquí Benatia junto al brasileño Dante.

Mientras, el español Xabi Alonso fue el elegido para comandar las operaciones en el medio y, al igual que su técnico, por lo visto hoy, sus compañeros también confían en él plenamente.

El técnico local, Leonid Slutski, pareció renunciar a su librillo tradicionalmente ofensivo y salió e inicio con tres defensas centrales y un solo delantero, pero el partido le dio la razón, ya que su estrategia puso en muchos apuros al Bayern.

Los primeros minutos fueron un asedio constante de los alemanes, pero la primera ocasión correspondió a los locales, aunque el remate a trompicones de Musa dentro del área salió por encima del larguero (m.7) ante la atenta mirada de Neuer.

No obstante, un minuto después Götze tuvo en sus botas el primer gol, pero remató alto tras un magnífico pase desde la izquierda del español Bernat.

A los diez minutos, Robben protagonizó una de sus clásicas diagonales tras la salida de un córner, pero su duro disparo raso fue despegado ágilmente por Akinféev.

En medio del monólogo del equipo bávaro, Götze recibió un balón al borde del área y tras varios amagos fue aparentemente derribado por el brasileño Fernandes, tras lo que el árbitro señaló un penalti que pareció tan innecesario como dudoso.

El incombustible Muller, una de las estrellas del Mundial de Brasil, marcó la pena máxima e inauguró el marcador tras engañar al guardameta ruso (m.21).

Ante la dejadez del todopoderoso Bayern, los rusos lo siguieron intentando y así Yeremenko pudo empatar a los 25 minutos con un endiablado disparo a la media vuelta que pasó lamiendo el larguero.

Diez minutos después, como ya había advertido la víspera Guardiola, Musa se escapó en velocidad de Benatia y encaró en solitario a Neuer, pero su disparo fue despejado en su salida por el guardameta alemán, que salvó a su equipo (m.37).

A los 40 minutos, Yeremenko volvió a poner el corazón en un puño a los alemanes al golpear la cruceta con un magnífico disparo con la izquierda ante la alarmante pasividad de la defensa visitante.

Eso sí, el Bayern pudo matar el partido al final de la primera parte con una clarísima ocasión en la que primero Robben falló en el control y después Lewandowski y Götze se toparon en sus disparos con la defensa local.

En la segunda parte la tónica fue la misma, dominio infructuoso de los pupilos de Guardiola y rápidos contraataques rusos, aunque las ocasiones brillaron por su ausencia.
Musa volvió a probar suerte, pero Alaba despejó a córner cuando el nigeriano se disponía a fusilar a Neuer (m.51).

Los rusos no se conformaron con meter el miedo en el cuerpo y el marfileño Doumbia, el máximo goleador del CSKA, saltó al campo mediada la segunda parte con el fin de añadir mordiente a la delantera local.

Guardiola también perdió la paciencia y decidió sustituir a un desaparecido en la segunda parte Götze por el delantero suizo Shaquiri (m.76), que hizo más en unos pocos minutos que Lewandowski en todo el partido.

El cambio pareció dar resultado, ya que el suizo tuvo en sus botas el segundo gol al encarar sin oposición al portero ruso tras un garrafal fallo de la defensa local, pero su disparo salió rozando el poste ante la desesperada salida de Akinféev.

De esta forma, el Bayern suma ya seis puntos tras dos jornadas, mientras que los rusos lo tienen muy cuesta arriba para clasificarse para la segunda fase.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual