Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Segunda División

La Segunda abre el telón... pendiente del 'Caso Murcia'

La Liga Adelante, con 22 equipos, con el Mirandés y sin el Murcia, comienza -en teoría- este sábado.

David Ramiro. Madrid Actualizada 20/08/2014 a las 16:38
Etiquetas
0 Comentarios
El Real Zaragoza sale del túnel en el partido contra el VillarrealJ. M. Marco

La Segunda División, con 22 equipos en principio después del descenso administrativo del Real Murcia y el ascenso del Mirandés, teóricamente comenzará este fin de semana con una amplia nómina de equipos candidatos al ascenso que hacen prever un campeonato vibrante por la parte alta de la clasificación.

El inicio de esta Liga Adelante está marcado por los acontecimientos previos que se han vivido en los despachos y en los tribunales y que han terminado con el descenso del Real Murcia por incumplimiento en los ratios de deuda, con la inscripción del Mirandés, descendido deportivamente la pasada campaña, y con la negativa de la RFEF a la posibilidad de que hubiera 23 equipos tras el auto del Juzgado Número 7 de lo Mercantil de Madrid que dejaba la puerta abierta a una posible permanencia del conjunto murciano.

La LFP decidió definitivamente que no podía cumplir el auto y que la competición comenzase el sábado con 22 conjuntos con el Mirandés y sin el Murcia. No obstante, las partes implicadas en el conflicto están citadas en el Juzgado para este jueves en busca de una resolución. Tan solo dos días antes del inicio, fijado para el sábado.

De esos 22 equipos, para el ascenso los candidatos principales son, a priori, los tres que la pasada campaña perdieron la máxima categoría: Valladolid, Osasuna y Real Betis. Curiosamente, los tres han cambiado de entrenador en su afán por buscar proyectos distintos que les permitan volver a Primera.

El Valladolid ha confiado en Joan Francesc Ferrer, 'Rubi', un técnico que viene avalado por sus dos últimas temporadas, una con el Girona en la que disputó la promoción de ascenso y otra en el cuerpo técnico del Barcelona.

El Osasuna ha apostado por un viejo conocido de la casa, el exdelantero polaco Jan Urban, y el Betis se ha encomendado a la juventud de Julio Velázquez, un entrenador con experiencia en Segunda y que la pasada campaña finalizó cuarto con el Real Murcia y luchó por ascender a la máxima categoría.

Otros equipos con las miras puestas en Primera son el Sporting de Gijón, el Recreativo de Huelva y la UD Las Palmas, que perdió el ascenso el curso precedente en el último minuto. El conjunto asturiano, con Abelardo Fernández al frente, ha mantenido el bloque de la pasada temporada, pese a alguna salida importante como la de Canella o Lekic, aunque aún espera refuerzos de última hora.

Una incógnita es saber el rendimiento que van a dar, debido a sus problemas económicos e institucionales, equipos históricos como el Mallorca, el Real Zaragoza o el recién ascendido Racing de Santander. Los aragoneses, con Víctor Muñoz de nuevo al frente, están trabajando a contrarreloj para recomponer una plantilla de la que han salido -por motivos económicos- varios de los jugadores más importantes, por lo que habrá que esperar hasta el comienzo de la competición para evaluar su nivel real.

Algunos equipos como el Alavés, que se ha reforzado con una decena de jugadores, como Víctor Laguardia o Juli, esperan ser aspirantes a entrar en ese selecto grupo de seis que luchen por el ascenso. Algo parecido le ocurre al Tenerife, que continua dirigido por Álvaro Cervera y espera que esta temporada sea la de su despegue definitivo.

El Alcorcón, que en sus cuatro temporadas en Segunda ha logrado disputar dos promociones de ascenso y en la pasada se quedó a solo dos puntos de hacerlo otra vez, vuelve a confiar en el carácter ganador de José Bordalás para liderar un proyecto construido desde Bélgica por el empresario y máximo accionista del club Roland Duchatelet.

El mismo objetivo tienen clubes como el Lugo, Numancia, Ponferradina, Sabadell o Girona, cuyos presupuestos les permiten afrontar con ciertas garantías de permanencia la temporada, aunque el campeonato de Segunda, duro, exigente y largo, no les va a permitir relajarse.

El Leganés, que regresa a la categoría diez años después, y el Llagostera, que debuta en Segunda, intentarán aferrarse a la ilusión de sus aficiones y a su rendimiento como locales para lograr la permanencia. Lo mismo le ocurre al Albacete, que, prácticamente con la misma base de plantilla que logró el ascenso, intentará permanecer en una categoría que le ha costado recuperar tres años.

La gran novedad de la competición es la presencia del Mirandés, descendido deportivamente en junio y que está teniendo que confeccionar con escaso presupuesto una plantilla compensada y de garantías para mantener vivo el sueño de estar en Segunda.

El único filial que disputará este curso la Liga Adelante es el del Barcelona, que parece asentado en la categoría. Eusebio Sacristán, que cumplirá su cuarta temporada en el banquillo blaugrana, tendrá que lidiar con el habitual problema de la marcha de jugadores para volver a lograr el reto de quedar, por cuarto año consecutivo, entre los diez primeros.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual