Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Introducían cocaína

Condena de entre 5 y 11 años de cárcel a dos ex futbolistas por un delito de narcotráfico

La sentencia condena también a dos representantes de jugadores.

Efe. Madrid Actualizada 13/03/2014 a las 17:34
Etiquetas
0 Comentarios

Los exfutbolistas Jesús Emilio Díez de Mier, que estuvo en Athletic de Bilbao y Hércules, y Pedrag Stankovic, que jugó en el equipo alicantino, han sido condenados a 9 años de cárcel y los representantes de jugadores Zoran Matijevic y Pablo Acosta a 11 y 5 por introducir 950 kilos de cocaína en España.

Estas penas son impuestas por la Audiencia Nacional en la sentencia de la llamada operación Ciclón, que además condena a once años de cárcel a Juan Carlos Balbastre Peñarrocha; a cuatro años a Jaime Vives Vives y a Francisco Salvador Granell Biendicho, y absuelve a Carlos de la Vega Díaz, futbolista del Leganés, y a Carlos Federico Ruiz de Castilla.

El tribunal declara probado que los condenados participaron entre 2008 y 2009 en la introducción en los puertos de Algeciras (Cádiz) y Valencia de sendos contenedores procedentes de Argentina con 600 y 350 kilos de cocaína, respectivamente, que en total habrían superado en el mercado ilegal los 32 millones de euros.

Además de las penas referidas, la Sala impone a Zoran Matijevic, Juan Carlos Balbastre, Pedrag Stankovic y Jesús Emilio Díez de Mier el pago a cada uno de multas por un total de 64.428.898 euros.

Las multas impuestas a Pablo Acosta y Jaime Vives, de 32.214.448, son menores ya que son considerados cómplices, así como la de Francisco Salvador Granell, de 10.065.014 euros, al ser condenado por delito de tráfico de drogas en grado de tentativa.

La Sala declara probado que el primer contenedor llegó el 21 de febrero de 2009 al puerto de Algeciras con maquinaria de molinos de viento entre la que iban unos paquetes con la droga.

El segundo el 11 de marzo de ese año al de Valencia, también con maquinaria de molinos de viento que ocultaba el estupefaciente y en este último caso tras ser autorizada por la autoridad judicial una entrega vigilada por las Fuerzas de Seguridad nadie se presentó para hacerse cargo de la mercancía.

La resolución relata que Zoran Matijevic, Juan Carlos Balbastre, Predrag Stankovic y Jesús Emilio Díez de Mier planificaron a finales de 2008 el transporte de cocaína.

Zoran Matijevic, de nacionalidad francesa y residente en París, que era el encargado de financiar la operación, viajaba constantemente a España y a otros países, especialmente Sudamérica, por su profesión de agente FIFA y aprovechaba sus desplazamientos a España para reunirse con Stankovic, Díez de Mier y Balbastre en Madrid y en la zona de Alicante.

Balbastre viajó en octubre de 2008 a Argentina para ponerse en contacto con los suministradores y allí coincidió con Matijevic, regresó el 25 de noviembre a España, donde fue recogido por Stankovic, que se informó de las gestiones para los envíos de la droga.

Para preparar el paso del contenedor por la aduana española en Algeciras, Balbastre recurrió a una persona que había sido guardia civil y que había cumplido una pena de prisión creyendo que sus contactos le podían facilitar la entrada de la mercancía.

Sin embargo, esta persona, testigo protegido en esta causa, comunicó la operación proyectada a la Policía y fingiendo estar conforme en participar puso en contacto a Balbastre con un agente encubierto como la persona que se ocuparía de hacer las gestiones para que el contenedor pasase la aduana en Algeciras, como así ocurrió siendo transportado en un camión hasta una nave de Humanes (Madrid) el 23 de febrero de 2009.

Al día siguiente fueron detenidos Stankovic y Balbastre, en Humanes; Matijevic y Ruiz de Castilla, en Madrid; y Granell, en la localidad madrileña de Fuenlabrada.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual