Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fútbol

El Manchester City deja sin la Copa al Sunderland de Poyet

El equipo dirigido por el exzaragocista comenzó con buen pie el partido, pero no pudo mantenerlo.

Efe. Londres Actualizada 02/03/2014 a las 17:38
0 Comentarios
El exzaragocista Gustavo Poyet, durante el partido.

El Manchester City conquistó este domingo la Copa de la Liga inglesa (Capital One Cup) al remontar en la final en Wembley (Londres) un gol en contra del Sunderland, el equipo entrenado por el exzaragocista Gustavo Poyet.  Fueron los tantos en el segundo tiempo del marfileño Yaya Torué, el francés Samir Nasri y el español Jesús Navas (3-1) los que dejaron al club del uruguayo sin título.

El italiano Fabio Borini había puesto por delante al conjunto de Poyet en el minuto diez, aprovechándose de la defensa adelantada del City, pero los de Manchester le dieron la vuelta al partido con dos goles en apenas un minuto poco después del descanso y sentenciaron el duelo con un contragolpe cerca del 90 que culminó Navas.

Esta es la tercera Copa de la Liga en las vitrinas del City, que ya ganó el torneo en 1970 y 1976, y supone el primer título que levanta el chileno Manuel Pellegrini desde que tomó las riendas del club el pasado verano.

Los de Pellegrini saltaban al campo con la confianza reforzada por el regreso del argentino Sergio Agüero, que reaparecía esta tarde después de más de un mes lesionado.

El técnico chileno dejó en el banquillo al español Álvaro Negredo de inicio y confió en el bosnio Edin Dzeko para arropar al "Kun" en la delantera junto a Nasri, que también participaba en labores de ataque.

El conjunto de Manchester, favorito esta tarde en Wembley, inició el duelo dispuesto a amedrentar al Sunderland desde los primeros minutos.

El City adelantó sus líneas, presionando al rival al borde de su área, mientras que el Sunderland trataba de resistir ante la salida en tromba de los de Pellegrini con una defensa contundente, que se mostró sumamente eficaz para tumbar las arremetidas de los "citizens".

El español David Silva trataba de dar estabilidad al juego de su equipo, pero sufría ante la dureza de los defensores del Sunderland. Agüero, por su parte, apareció por primera vez el minuto ocho, cuando hizo un primer amago de disparo que fue a parar a las manos del portero italiano Vito Mannone.

El City estaba tan adelantado y concentrado en tratar de adelantarse cuanto antes que otorgó la oportunidad al Sunderland de dar un golpe de efecto al partido cuando apenas habían pasado diez minutos del silbido inicial.

Fernandinho perdió un balón en la zona de tres cuartos, un lugar del campo poco peligroso si no fuera porque todo el equipo estaba lanzado al ataque.

El cuero llegó a las botas del inglés Adam Johnson, que desde más allá del medio campo trazó un larguísimo pase hacia Borini, que se adelantó al defensa Vincent Kompany para recoger el balón dentro del área y cruzó un tiro inalcanzable para el gigante Costel Pantilimon, el portero rumano del City, de 2,03 metros de altura.

El gol sorprendió a los de Pellegrini, que contaban con adelantarse lo antes posible y se vieron de pronto por detrás en el marcador, con el rival recluido en su campo para tratar de mantener el 0-1 hasta el final.

Quedaban, sin embargo, 80 largos minutos para la conclusión, y el Sunderland no fue capaz de mantener tanto tiempo sus defensas alzadas.

Tras un primer tiempo en el que los "citizens" apenas crearon peligro, el cansancio hizo acto de presencia entre los "Black cats" en el segundo tiempo, lo que propició que los de Pellegrini encontraran facilidades para darle la vuelta al duelo.

Poco después del descanso, el balón llegó a los pies de Touré. A treinta metros de la puerta de Mannone y sin presión por parte de la estática defensa del Sunderland, el marfileño descerrajó un tiro con la diestra dirigido a la escuadra izquierda que equilibró el marcador y acabó con la confianza del equipo de Poyet.

El City supo aprovechar el golpe psicológico y apenas un minuto después cambió definitivamente la historia del partido con su segundo tanto.

Agüero se encontró con espacio por la banda izquierda y avanzó hasta lanzar un centro que se paseó por el área de Mannone hasta que llegó a las botas de Nasri, que conectó un potente tiro ajustado al palo izquierdo que significo el 2-1.

El camino hacia los 107 escalones que conducen al palco de Wembley lo terminó de abrir el español Jesús Navas, al rematar a la red cerca del minuto 90 un contragolpe del City que había conducido Touré.

Ficha técnica:

3- Manchester City: Pantilimon, Zabaleta, Kolarov, Yaya Touré, Kompany, Demichelis, Nasri, Fernandinho, Agüero (Navas, m.58), Dzeko (Negredo, m.88), Silva (Javi García, m.77).

1- Sunderland: Mannone, Bardsley, Alonso, Cattermole (Giaccherini, m.77), O'Shea, Brown, Larsson Fletcher (m.60), Ki, Borini, Colback, Johnson (Gardner, m.60).

- Goles: 0-1, m.10: Borini. 1-1, m.55: Touré. 2-1, m.56: Nasri. 3-1, m.90: Navas.

- Árbitro: Martin Atkinson. Amonestó a Alonso, del Sunderland, y a Negredo, del City.

- Indicencias: Final de la Copa de la Liga de Inglaterra (Capital One Cup) disputada en el estadio de Wembley (Londres) ante 84.697 espectadores.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual