Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Juicio al futbolista del Betis

Las amigas de la novia afirman que Rubén Castro maltrataba a su expareja

El jues que instruye el caso ha tomado declaración a las jóvenes, que han relatado lo tortuoso de la relación del futbolista del Betis con su expareja.

Efe. Sevilla Actualizada 01/06/2013 a las 16:25
0 Comentarios
Rubén Castro, a la salida de los juzgadosEFE

Cuatro amigas de la joven que ha denunciado al futbolista del Betis Rubén Castro por violación han relatado al juez lo tortuoso de sus relaciones y han afirmado que el deportista la maltrataba.

Fuentes del caso han informado este sábado que las cuatro amigas comparecieron este viernes como testigos ante el juez de Violencia de Género 3 de Sevilla y relataron que, según les había contado la denunciante, el futbolista la maltrataba.

El juez tomó declaración también a dos recepcionistas del hotel donde la pareja pasó la noche del pasado domingo día 26 de mayo, quienes afirmaron que vieron a la denunciante L. M. P. actuando con normalidad y sin aspecto de desplazarse a la fuerza.

La recepcionista que la vio salir a las 14.30 de este lunes, acompañada por su hija de 5 años, declaró además que no vio en la cara y cuello de la denunciante las lesiones que certificó un examen forense posterior.

En su declaración ante el juez, el futbolista negó que violara a su exnovia y aseguró incluso que no mantuvo relaciones sexuales con ella ya que al llegar a la habitación del hotel discutieron y luego se quedó dormido.

Según la denunciante L. M. P., de 24 años, Rubén Castró la golpeó primero a las puertas de una discoteca de Sevilla, pero el deportista también lo negó y aseguró que, por el contrario, fue ella quien le agredió allí.

La joven recogió a Rubén Castro en su propio coche a las puertas de dicha discoteca y se trasladó con él a un hotel del barrio de Nervión, donde las cámaras de seguridad la captaron dejando al futbolista mientras ella aparcaba el coche.

Las cámaras captaron a la denunciante saliendo del hotel hacia las 10.00 de la mañana siguiente y volviendo poco después con su hija, con la que permaneció en la habitación hasta las 14.30, mientras que Rubén Castro salió hacia las 11.00.

El futbolista ha sido imputado por el juez por un presunto delito de lesiones y otro de violación, aunque el informe forense no recoge lesiones de índole sexual. Esta ausencia de indicios de agresión sexual y las contradicciones entre denunciante y denunciado llevaron a la Fiscalía de Violencia de Género a no pedir para el futbolista prisión preventiva, que es la medida habitual en este tipo de delitos.

Las citadas fuentes han informado de que el juez va a tomar declaración la próxima semana a cuatro testigos que se encontraban en la discoteca, donde el Betis estaba celebrando su victoria en el estadio Benito Villamarín.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual