Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Semifinales

La épica deja al Real Madrid a las puertas de Wembley

El rival de los germanos saldrá de la eliminatoria entre Bayern y Barcelona.

Efe/Roberto Morales. Madrid Actualizada 30/04/2013 a las 23:09
25 Comentarios
Un momento del Borussia Dortmund - Real MadridEFE

El fútbol volvió a castigar al Real Madrid, por tercer año consecutivo eliminado a las puertas de la final de la Liga de Campeones, en esta ocasión por un firme Borussia Dortmund al que no tumbó la épica madridista en el intento de remontada para levantar el 4-1 que encajó en la ida.

El manual de las remontadas se aprendió de memoria en el vestuario del Real Madrid. Los jugadores fueron fieles a la historia y se entregaron al máximo. José Mourinho optó por desmarcarse de una campaña que creó un ambiente mágico en el Santiago Bernabéu. Era una escenificación de un divorcio próximo. El técnico portugués optó por hablar de fútbol. No lo hizo en la ida, cuando apostó por un 'trivote' que desfiguró al equipo y sacrificó a Özil en la banda derecha.

A la heroica, el Real Madrid destapó el mejor juego de la temporada. Con sus armas habituales no le había servido en los tres precedentes ante el Borussia Dortmund de esta temporada. Los alemanes siempre fueron superiores. La necesidad de golear dejaba a Mourinho con la obligación de inventar algo nuevo. Y su apuesta fue el toque: Modric por Khedira.

Debía elegir el Real Madrid si salir con cabeza o corazón. Optó por lo segundo. Empujado por un ambiente intimidador, jugó al máximo de sus posibilidades. Con un ritmo endiablado. Dinámico, vivo, rápido. Resonaba en la grada el "sí se puede" mientras el empuje blanco encerraba al conjunto alemán y Jürgen Klopp se desesperaba en la banda pidiendo que adelantasen líneas y no reculasen.

Para optar a la remontada hacía falta un gol tempranero y el Real Madrid desperdició las ocasiones que generó con buen fútbol. A los cuatro minutos Higuaín tuvo una de esas oportunidades que nunca puede fallar un nueve matador. Perdonó abajo el mano a mano ante Weidenfeller.

La mentalidad que le faltó a los jugadores madridistas en Alemania la exhibían en el Bernabéu. La dureza que faltó con Lewandowski cuando marcó cuatro goles, se vio hoy con Ramos dejando recados en cada balón aéreo y Coentrao por abajo. El polaco se marchó al vestuario sin saber si estaba en un campo de fútbol o un ring de boxeo.

El Dortmund le buscaba. Y lo hacía con calidad. La que ponía Gotze en cada balón que tocaba. Duró 14 minutos. Llegaba con molestias y no pudo seguir.

Eran momentos en los que el Real Madrid pisaba el área alemana cada dos minutos. Di María chutó arriba, Cristiano desviado y en ocho minutos ya habían lanzado cuatro saques de esquina que eran celebrados como goles por la grada. A la épica no le faltó fútbol pero sí acierto rematador.

A los 13 minutos, tras dos avisos de Lewandowski, que mandaba un mensaje de que el Real Madrid pagaría caro cualquier error defensivo, Cristiano controló en carrera y remató en el aire al cuerpo del portero alemán. Solo un minuto después llegó la tercera clara. Özil, que estaba en todos los lados, pudo asistir a Ronaldo o chutar. Engañó con el cuerpo a todos y disparo fuera ajustado al palo.

El Real Madrid había demostrado que el problema no era físico. Le faltó pausa en la definición y el paso de los minutos fue rebajando un ritmo inaguantable. El Dortmund pasó de correr tras el balón a tenerlo. Y si algo le sobra es calidad. Ramos y Varane, inconmensurables, mantenían la firmeza de su equipo, rápidos al corte en las transiciones alemanas.

Y Modric desmitificaba la figura del medio centro destructivo. Robó tanto como Khedira y además construyó con velocidad y limpieza. Solo faltaba el acierto. Los intentos de Cristiano, un eléctrico Di María y Özil no encontraban puerta. Las oportunidades fueron desapareciendo y el primer acto se cerró con una falta a las nubes de Cristiano.

El portugués jugó lesionado. Cojeaba cuando andaba pero cada vez que lanzaba la carrera se olvidaba del dolor de su lesión muscular. Su esfuerzo no encontró premio.

Necesitaba una nueva salida en tromba el Real Madrid en la reanudación. Intimidar a su rival. Ocurrió todo lo contrario. La perfecta colocación táctica del Borussia Dortmund, la solidaridad en el esfuerzo de sus jugadores y el fútbol que se desata desde Gundogan le pudo dar el triunfo.

Lewandowski tuvo dos oportunidades en un solo minuto. La primera la chutó mal por un bote extraño, tras el pase de la muerte de Blaszczykowski. La segunda la culminó en carrera con un disparo violento que repelió el travesaño.

Los nervios comenzaban a apoderarse del ambiente. Un mal control de Higuaín provocó silbidos de la grada. El argentino anda desencantado y atisba el final de su etapa madridista. Dejó su puesto a Benzema. Entró también Kaká buscando recuperar el dinamismo.

Xabi Alonso estuvo desaparecido. El Real Madrid perdía la batalla del centro del campo y Diego López se apropiaba del apodo de santo, con un paradón a Gundogan, que tenía la portería para marcar a placer y se topó con la estirada del portero gallego. Debía levantar a su equipo, que no volvió a disparar al rival hasta los 70 minutos.

De nuevo Cristiano. De nuevo arriba. Di María recuperó fuerzas para poner dos centros con peligro. Uno se paseó por el área chica, otro lo enganchó Kaká para rozar el palo con su remate. El premio llegó tarde. A falta de ocho minutos para el final. Özil vio la carrera de Modric, que asistió a Benzema. Fue la resurrección blanca.

El Real Madrid acabó encerrando a su rival. Buscando a la desesperada el pase a la final. Y lo rozó. Sergio Ramos dejó dos testarazos y al tercer intento, chutó un zurdazo a la red que dejaba todo a falta de un gol en los cinco minutos de tiempo añadido.

El Borussia mató el partido y el Real Madrid chutó contra el muro alemán para morir de nuevo en la orilla. La 'décima' tendrá que esperar. Quizás ya sin Mourinho, que llevaba razón cuando en los primeros pasos del torneo señaló al conjunto de Dortmund como un candidato al título.

Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Diego López; Essien, Varane, Sergio Ramos, Coentrao (Kaká, m.57); Xabi Alonso (Khedira, m.68), Modric; Di María, Özil, Cristiano Ronaldo; e Higuaín (Benzema, m.57).

0 - Borussia Dortmund: Weidenfeller; Piszczek, Subotic, Hummels, Schmelzer; Bender, Gündogan; Blaszczykowski (Santana, m.90), Götze (Grosskreutz, m.14), Reus; y Lewandowski (Kehl, m.87).

Goles: 1-0, m.82: Benzema. 2-0, m.89: Sergio Ramos.

Árbitro: Howard Webb (ING). Amonestó a Coentrao (26), Higuaín (42), Ramos (79), Khedira (81) por el Real Madrid; y a Gundogan (43), Bender (45) por el Dortmund.

Incidencias: partido de vuelta de semifinales de Liga de Campeones, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 83.500 espectadores (lleno), 8.000 de ellos seguidores del Borussia Dortmund.



  • BEnito02/05/13 00:00
    Aragones2, ni queremos que las cuentes, porque no nos interesan. Solo decirte que si hubiera menos como tu otro gallo nos cantaría en nuestra comunidad. Arrimarse al grande para sentirse grande es de personas pequeñas.
  • dolz01/05/13 00:00
    La epica fue del Borussia que le metio 4 en la ida.
  • Cazu01/05/13 00:00
    Con Aznar ganaba el Real Madrid. Con Zapatero ganaba el Barcelona. Con Rajoy ganan los alemanes. La que está armando este Mariano.
  • Mikel.01/05/13 00:00
    Biiieeeenn por el Borussia, espero que hoy el Bayer tenga un mejor resultado que el Borussia ayer, y pase holgadamente, eliminado asi a los dos equipos de futbol que mas daño hacen a la liga española.
  • ana01/05/13 00:00
    Pues yo no soy madridista ni forofa de nada pero ayer vi el partido y si no llegan a desperdiciar 3 o 4 ocasiones que tuvieron al comienzo del encuentro, estos le dan la vuelta. ¿Que hubiesemos tenido R.Madrid hasta en la sopa? ni lo dudeis.
  • dos piedras01/05/13 00:00
    Me parto y me mondo!!! fracaso total de special one.....
  • edward01/05/13 00:00
    DEFIENDE LO DE TU CIUDAD?...pues a ver si defendemos mas la expo,el tranvia,las riberas del ebro..etc...y no vamos defendiendo mas la ciudad de las artes de valencia,su circuito de formula 1 o las olimpiadas de madrid...que asi nos va el pelo... Y sobre todo,los que defienden lo de esta ciudad y esta tierra son los 22 jugadores de la plantilla del zaragoza,todos ellos aragoneses de pura cepa...por favor... Y si,la gente que trabaja en el Real Zaragoza,etc son gente aqui...al igual que la gente que trabaja en Eroski o trabajaba por ejemplo y la gente no iba a comprar solo porque eran "vascos".. así es este país... A mi antes me gustaba que el equipo de mi ciudad estuviese lo mas arriba posible aunque yo no fuese seguidor de ese equipo...pero desde que la gente esta que pierde el culo para que le den las olimpiadas a madrid y asi llegaran unos cuantos millones de euros para arreglar el campo de la romareda...que bonito eh... educacion,sanidad,trabajo...eso es lo de menos....pero el campo que nos lo dejen chulo eh... en fin..
  • Dason01/05/13 00:00
    Menos mal que no metieron el tercero, sino teniamos Madrid hasta en la sopa. Traductor, ficha por el Chelsa que tengo ganas de dejar de ver tu careto de desagradable cada vez que enciendo en televisor...
  • Martin01/05/13 00:00
    Un fracaso es un fracaso. Ahora lo quieren pintar de rosa. 700 millones en fichajes. Florentino y sus fracasos. Y lo tienen como un heroe. Lo echaron una vez y lo volverán a echar.
  • ciudadano 01/05/13 00:00
    Si edward, paletos todos por seguir a 11 gachos que ni son de aquí, ni les importan una mierda los ciudadanos del equipo donde juegan. Se forran de billetes por trotar sobre el cesped y seguir una pelota... y al año que viene...a otro equipo! y si te he visto no me acuerdo.
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual