Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

El día del caos zaragocista

La dimisión del equipo de trabajo encabezado por Salvador Arenere, solo diez días después de haber tomado posesión de su cargo, mina todavía más la ya maltrecha reputación zaragocista.

J. MERCADAL. ZARAGOZA Actualizada 10/01/2012 a las 00:20
6 Comentarios
Arenere, Jiménez e IribarrenA. M.

Nuevo terremoto en el Real Zaragoza. La vieja institución, altamente maltratada durante los últimos años de gestión a cargo de Agapito Iglesias, se ha visto nuevamente sacudida por una fuerte ola de descrédito tras la dimisión en bloque producida este lunes por el nuevo Consejo de Administración encabezado por Salvador Arenere, el cual había tomado cargo apenas 10 días antes. La decisión, que fue dada a conocer por medio de un comunicado en el que se advertía de la intención de no ofrecer "ninguna declaración más" al respecto, ha servido para tensar las sensaciones del zaragocismo, hasta entonces expectante por el nuevo devenir que parecía haber tomado la entidad.

Otro bombazo más en el seno del club aragonés y ya van ni se sabe. Al medio día de ayer y por sorpresa, el equipo de trabajo encabezado por Salvador Arenere, formado por José Guillén, Carlos Iribarren y Fernando Rodrigo, decidía poner fin a su aventura zaragocista, la cual empezaron para sorpresa el pasado 30 de diciembre. En una nota pública y sin posibilidad de réplica, los exconsejeros aducían a una injerencia del presidente zaragocista en la toma de decisiones para explicar lo drástico de su determinación. Según explicaron, "la cesión total de la gestión de la entidad era condición indispensable" para su permanencia en el órgano rector. Algo que, según su versión, no solo no había ocurrido si no que veían difícil que "se produjera en un futuro".

Con esta dura acusación, matizada posteriormente por algunos agradecimientos a Iglesias por "la confianza depositada" en los cuatro dimitentes, el presidente zaragocista veía derrumbado su principal escudo, ese que rezaba que había dado un pasó atrás confiando los designios de la sociedad anónima deportiva a un grupo de gente con savia nueva que pudiera asear su aspecto y, finalmente, presentarla apetecible para un futuro comprador.

Tal y como reconocieron desde el club, que publicó su propio comunicado a eso de las 17.00, la decisión llevada a cabo por el cuarteto cesante pilló por sorpresa a lo que queda de Consejo Administración. Su postura, meditada durante unas largas cuatro horas en las que no hubo mención oficial al asunto, fue seca y tajante; negar la mayor. Así, según el texto colgado en la página web del equipo aragonés, "los nuevos consejeros han tomado parte en todas las decisiones tomadas desde ese momento, como la contratación de Manuel Jiménez como entrenador de la primera plantilla, la marcha de Leo Ponzio, el encuentro con la Plataforma 'Salvemos el Real Zaragoza' o los cambios que va a sufrir la estructura del club". Reforma que, por cierto, tenía prevista para ayer la presentación del nuevo organigrama y que, tras haber contratado a un nuevo director de comunicación y a un responsable de la Ciudad Deportiva, ha quedado paralizada.

El cruce de acusaciones está servido y, a la espera de que Arenere o su grupo se vuelvan a pronunciar, o no,
toda la polémica parece sostenida sobre una serie de medias verdades que se remontan a la revolución llevada a cabo tras las vacaciones de Navidad. En ese momento, desde el Real Zaragoza se decidió destituir a Javier Aguirre de su cargo al mismo tiempo que se presentó al nuevo consejo. Sin aclarar quién había sido el encargado de cortar al mexicano, pese a ser preguntados por ello en repetidas ocasiones, los nuevos gestores se cansaban de explicar que habían firmado un documento por el que les eran traspasados "plenos poderes".

La búsqueda de entrenador

El siguiente punto de fricción llegó horas después, cuando Míchel reconocía públicamente el haber estado negociando con Iglesias una incorporación inmediata al conjunto blanquillo que finalmente no se dio. Al día siguiente, en Nochevieja, el club anunciaba la contratación de Manolo Jiménez como flamante entrenador zaragocista, que fue presentado por Arenere, acompañado de Iribarren, en Año Nuevo. Según el por entonces consejero delegado de la entidad, el sevillano había sido siempre su opción, por delante del madrileño incluso, pese a que las conversaciones con el ex del Getafe se habían producido, cronológicamente, de una manera anterior. Jiménez, por su parte y para terminar de rizar el rizo, afirmó este domingo en una entrevista a Aragón Televisión que el encargado de su fichaje había sido el máximo accionista de la entidad. Declaraciones que, sin duda, dejaron en mal lugar tanto al que aseguraba estar al margen como al que reivindicaba la firma como su primera gestión.

Intentando permanecer ajeno a este maremagnum, la plantilla zaragocista vuelve al trabajo. De manera paralela a la detonación institucional, el preparador hispalense organizó en La Romareda un entrenamiento obligatorio para todos sus zagueros con la idea de repasar algunas nociones básicas defensivas. A la sesión, de manera voluntaria, también acudieron algunos atacantes. Todos ellos, de manera probable, perplejos ante los caminos tomados por una casa histórica difícil que pasa por sus horas más bajas.


  • JOSE10/01/12 00:00
    AGAPITO VETE YA.
  • Kostia Tsziu10/01/12 00:00
    Arenere, ¿querías mandar sin poner un céntimo? Arenere, ¿querías trabajar gratis sin cobrar un céntimo? Arenere, ¿qué es todo este tinglado?
  • Exiliado10/01/12 00:00
    No entiedo nada. Está en ley concursal, se mantiene el anterior consejo con plenos poderes, los administradores no dicen ni pío y el club se muere. La misma situación en el levante se saldo de esta forma. Adiós al anterior consejo, tomaron las riendas los administradores, limitaron los gastos y empezaron a sanear, nombraron un nuevo consejo que con la lección aprendida y un trabajo excepcional esta consiguiendo el milagro. 
  • malpicano10/01/12 00:00
    Luz y taquigrafos.Hagase publico el acuerdo firmado entre ambas partes,los Sres Arenere e Iglesias, y digase en que aspectos se ha imcumplido.Y punto pelota.
  • jasa10/01/12 00:00
    AGAPITO VETE YA
  • kostia Tsziu10/01/12 00:00
    Agapito cierra el pico.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual