Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

CAI Zaragoza 93 - 79 Reggio Emilia

Un rodillo intermitente

El CAI llegó a ganar por 26 puntos al principio del segundo cuarto, sufrió en el último periodo y acabó ganando con claridad.

J.L.Gaona. Zaragoza Actualizada 05/11/2014 a las 00:25
3 Comentarios
El CAI se llevó el triunfo ante el Reggio EmiliaGuillermo Mestre

El CAI Zaragoza logró una importante victoria (93-79) ante el Reggio Emilia italiano en el regreso de la Eurocup al Príncipe Felipe, pero los 14 puntos de ventaja no han sido tan dulces como refleja el marcador. El equipo de Ruiz Lorente es, en ocasiones, un rodillo, pero solo funciona de forma intermitente. Cuenta con jugadores de incuestionable calidad, pero su influencia sobre el juego del equipo es tan irregular como ellos mismos. Los rojillos llegaban a ganar por 26 puntos en el inicio del segundo cuarto y pusieron en serio riesgo la victoria en el último, en el que su ventaja se vio reducida a tres puntos. Entonces aparecieron jugadores como Landry o Robinson, que habían desertado durante casi todo el partido, para volver a poner de rodillas a un conjunto italiano que peleó hasta el final.

Comenzaba mandando el CAI Zaragoza y en solo cinco minutos ya llevaba cinco faltas el Reggio Emilia, cuyo desacierto permitía a los rojillos abrir un pequeño hueco (12-6) con puntos muy repartidos. El CAI aprovechaba los numerosos fallos de puntería de los italianos y Robinson levantaba por primera vez a la afición con una gran penetración. La buena defensa permitía a los de Ruiz Lorente seguir sumando con canastas de Jelovac y Katic, que sumaban 6 puntos casa uno en menos de 8 minutos (20-6). El Reggio Emilia seguía totalmente negado de cara a la canasta -no había anotado desde el minuto 2 y acabó el cuarto con 3/13 en tiros de 2 y 0/3 en triples- y Goulding no perdonaba desde la línea de 6,75, con dos triples consecutivos y 8 puntos en poco más de un minuto (30-6).

El segundo cuarto comenzaba con Goulding en estado de gracia, pero el Reggio Emilia volvía a anotar casi 10 minutos después (32-8). El CAI seguía intenso, tanto que Jelovac se jugó su integridad física para intentar salvar un balón y acabó literalmente encima de Shermadini, que veía el partido a pie de cancha. Pero despertaban los italianos con un triple de Mussino y otro de Polonara (34-16) que obligaban a Ruiz Lorente a pedir un tiempo muerto.

Funcionó la charla del técnico, porque en la primera jugada anotó otro triple Goulding y Lisch sumó sus dos primeros puntos (39-16) con un gran robo en la salida del balón de los visitantes. El CAI iba camino de récord, Landry se apuntaba a la fiesta con otro triple (42-16) y Katic dominaba la pintura con 10 puntos y 6 rebotes en la primera mitad. Pese a todo, el Reggio Emilia seguía remando a contracorriente para reducir el colchón del CAI hasta los 19 puntos (48-29) al final del segundo cuarto. Si el protagonista en el juego interior de los rojillos era el serbio Rasko, en el perímetro reinaba Goulding, un jugador capaz de promediar 4,8 puntos y 0,2 de valoración en la ACB, anotar 15 puntos en 13 minutos en la competición europea y ya no volver a meter ninguno más en todo el encuentro.

El tercer cuarto comenzaba con una buena canasta de Rimantas Kaukenas y dos pérdidas consecutivas del CAI, que remendaba el mal comienzo con una buena contra lanzada por Llompart y Sastre y ejecutada por Katic. Al triple de Polonara respondía de nuevo Katic (52-34), que cometía su tercera falta en la siguiente jugada. Con las tres del serbio, las cuatro que había cometido Fontet ya en el segundo cuarto y Norel lesionado, amenazaban los problemas al juego interior caísta.

Los de Ruiz Lorente se encontraban con dificultades para desatascar su ataque y el técnico sacaba a Kevin Lisch, que se quedaba atascado en el bloqueo y facilitaba el triple de Cinciarini (56-41). Sin embargo, en la jugada siguiente el americano dio una lección de cómo debe defender un base, y gracias a su presión robó un balón y anotó una canasta que devolvía los 19 puntos de ventaja (60-41) a los rojillos. Pero la intensidad defensiva fue bajando, y un CAI relajado por el amplio colchón facilitó dos triples consecutivos del Reggio Emilia (62-49). Se notó la ausencia de Katic durante buena parte del tercer cuarto, en el que Ruiz Lorente se vio obligado a jugar con Jelovac y Landry, dos jugadores que no pueden ofrecer las prestaciones del serbio.

Los italianos, poco a poco y sin hacer ruido, se iban acercando. Recortaron 5 puntos en el segundo cuarto y otros 6 en el tercero para afrontar el definitivo con solo 13 de desventaja (64-51). Una diferencia importante, pero que les mantenía vivos. Y más cuando Ruiz Lorente tuvo que sacar de la cancha a Katic, que cometió su cuarta falta en la primera jugada, y Della Valle anotaba los dos tiros libres (64-53). La presión del Reggia Emilia era asfixiante y se acercaba todavía más con un tiro libre tras una técnica de Goulding, un triple anotado por Della Valle y dos puntos de Pechacek (64-59).

Se encendió la afición con una jugada en la que Cinciarini pisó la línea y su equipo acabó anotando (64-61), pero el CAI seguía fuera del partido y tardó más de 3 minutos en anotar. Tuvo que ser Robinson el que tirara del CAI con dos canastas consecutivas, más necesarias que nunca porque el Reggio Emilia seguía sumando con un triple de Pechacek y otra canasta de Della Valle (69-66) a falta de cinco minutos para el final. Y también apareció Landry para levantar a la afición y arengar a sus compañeros con un gran mate que se convirtió en canasta de 3 con la adicional (74-66).

Otra de Robinson devolvía al CAI los 10 puntos de ventaja, pero Mussini anotaba un triple lejano para mantener la esperanza del Reggio Emilia y la decena de aficionados italianos que aparecieron en el Príncipe Felipe. Jelovac, con otro 2+1, volvía a encarrilar el duelo, que dejaban prácticamente cerrado Robinson, con dos tiros libres, y Llompart, con un triple (84-71). Pero los italianos eran bravos, y ni con 13 puntos de desventaja a falta de 2 minutos se rindieron. Al menos, hasta que no les obligó el CAI, que dejó el partido sentenciado con una gran penetración de Sastre (88-73). Los rojillos perdonaron la paliza, pero dejaron un buen sabor de boca a la afición con una importante victoria y un 'alley oop' tremendo de Sastre y Landry para cerrar el partido (93-79).

Ficha técnica


93 - CAI Zaragoza (30+18+16+29): Llompart (5), Sastre (6), Robinson (15), Jelovac (17), Katic (18) -cinco inicial- Lisch (4), Père Tomás (-), Landry (13), Fontet (-) y Goulding (15).

79 - Reggio Emilia (6+23+22+28): Cinciarini (17), Kaukenas (8), Taylor (8), Polonara (16), Cervi (2) -cinco inicial- Mussini (6), Della Valle (9), Pechacek (5) y Ksistof Lavrinovic (8).
Arbitros: Belosevic (Serbia), Michaelides (Suiza) y Lucis (Letonia).

Excluyeron por personales a Ksistof Lavrinovic (min.37) y Polonara (min.40).
Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada del grupo A de la Eurocopa disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 5.810 espectadores.


  • chus05/11/14 15:58
    Hay que acabar con esta irregularidad, la causa que yo veo es la diferencia de estadística que existe entre LLopart, Jelovac y Katic, con sus sustitutos Lisch, Landry y Norel, en principio con potencial muy igualado, pero hasta ahora no demostrado. Si se consigue esto, el C.A.I es capaz de jugar más minutos como nos ha demostrado a ratos contra el Murcia, o contra los italianos.
  • #AupaCai05/11/14 14:02
    Gran victoria del CAI!! Muy contento por mi equipo maño!! Siempre Aúpa CAI!!
  • Yorch05/11/14 07:11
    Gran crónica no si fuera porque se ha olvidado comentar que al principio,en el punto 53(años de Pepelu) y al final del partido la afición entera volvió a pedir con fuerza ¡¡¡PABELLONJOSELUISABOS¡¡¡





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual