Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

SD HUESCA

Aterriza Luis García

El ex meta del Real Zaragoza, entre otros equipos, llegó ayer a prueba con la intención de formalizar en breve su contrato. El técnico, Quique Hernández, avala su fichaje.

JAVIER GIL. HUESCA Actualizada 08/11/2011 a las 23:02
12 Comentarios
Luis García, ayer, en su primer entrenamiento con el Huesca, en el campo del Instituto Montearagón.RAFAEL GOBANTES

Luis García Conde, el que fuera guardameta del Real Zaragoza en la temporada 04/05, se incorporó ayer a los entrenamientos de la Sociedad Deportiva Huesca con la idea de fichar en los próximos días por el conjunto azulgrana. García cuenta con el aval del técnico Quique Hernández, con el que coincidió en el Numancia un año antes de recalar en la capital maña. En aquella campaña lograron el ascenso a Primera División y el cancerbero fue declarado mejor portero de la división de plata.


186 centímetros de altura y 32 años (23 de abril de 1979) son los datos principales del meta toledano, que en la actualidad se encontraba sin equipo, tratando de mantener la forma de la mano del preparador de porteros del Getafe, club en el que recaló tras su etapa como zaragocista.

En las últimas tres temporadas Luis García ha pertenecido al Tenerife, donde empezó jugando hasta que la competencia con Sergio Aragoneses lo relegó al banquillo. No guarda un recuerdo muy grato de su paso por la isla chicharrera porque descendieron a Segunda B, pero, como él mismo señaló ayer, «eso es agua pasada» y ahora viene aquí «con mucha ilusión».


Da por hecho el fichaje


Por la forma de expresarse, la contratación del portero castellano parece inminente. «Voy a estar a prueba unos días porque es normal que el club quiera comprobar en qué estado de forma me encuentro, pero espero que todo vaya bien y firmar lo antes posible. Como si es mañana. En lo económico no va a haber ningún problema», comentó García.

El nuevo portero se ejercitó por la mañana en el entrenamiento celebrado en las instalaciones del instituto Montearagón. Allí se encontró con los otros tres guardametas en nómina que tiene la entidad: Cabrero, Larrosa y Bernardo. Al abordar este asunto, García anduvo cauto y dijo que «será el club el que decida en ese aspecto si yo al final me quedo».

Físicamente reitera que está muy bien y que deja «en manos de los técnicos» la valoración sobre su estado de forma, aunque insistió en que este es óptimo. A lo largo de su intervención repitió varias veces que «el dinero no va a ser un problema» y que espera formalizar su contratación «lo antes que se pueda». Sobre los años de contrato comentó que eso es un tema que está pendiente «del acuerdo final que alcancemos».


Un año para olvidar


La carrera de García no ha sido fácil desde su salida del Atlético de Madrid y su brillante paso por el Numancia. En Getafe alternó protagonismo con suplencia en Primera División. Con el Tenerife también hubo luces y sombras. Pero quizá el año más duro fue el que vivió en el Zaragoza, donde tuvo que sufrir una competencia no exenta de polémica con el canterano César Láinez. Víctor Muñoz era el entrenador.

Alrededor de su figura se generó un entorno de presión que supuso un gran desgaste para el cancerbero, que después de un par de fallos sonoros tuvo que ver cómo un sector de La Romareda le silbaba de forma sistemática en los partidos de casa. Con todo, fue capaz de acumular notables actuaciones en varios encuentros, que le valieron el traspaso al Getafe.

Si finalmente se queda en el Huesca, Luis García tiene la oportunidad de despejar la incógnita sobre la auténtica valía del portero que lleva dentro. Quique Hernández lo conoce bien y lo avala. Subraya su condición de guardameta dominador del área, que transmite sensación de sobriedad en sus salidas y genera confianza en la retaguardia. Detrás de esa creencia descansa su más que probable fichaje.



  • Marta09/11/11 00:00
    Mas valdria que hubieramos fichado a Elias Molina, que lo tuvimos a huevo y ahora está en un equipo inferior y desaprovechando su talento.
  • MANOLO09/11/11 00:00
    CUANDO SE VAN LOS HERMANOS LASAOSA Y NOS DEJAN DISFRUTAR DEL FUTBOL?
  • Angel09/11/11 00:00
    El que hace los fichajes para el Huesca es zaragocista, solo asi se entiende este fichaje, JA, JA. JA.
  • se puede09/11/11 00:00
    el problema del huesca no esta precisamente en el portero,si no en la delantera que para meter un gol hace falta por lo menos tirar a puerta,si a esto le añadimos la mala suerte que no esta acompañando,apaga y vamonos ,pero la aficion estaremos siempre animando
  • Jume09/11/11 00:00
    Bufff...
  • Portero de futbolin09/11/11 00:00
    Ja,ja,ja,ja,ja....Con este paquete no os salva de la 2ªB ni MacGiver..........
  • josan09/11/11 00:00
    lo que faltaba...otro viejo, y ya era malo cuando tenía menos años...
  • Luis09/11/11 00:00
    Ahora ya no nos salva nadie..... Por cierto, Angel Royo en los mismos partidos consiguió el doble de puntos que Quique Hernandez ¿......?, como lo dejaron en el club, a lo peor tiene que volver....
  • Vicente09/11/11 00:00
    Ahora hay que fichar dos laterales, cosa muy urgente. El lastre del Huesca esta ahí.
  • Josema09/11/11 00:00
    Que tonterias hay que leer, este portero nunca fue bueno, de hecho desde que se fue del Real Zaragoza no habra jugado mas de 40 partidos en 6 años. Era un portero lamentable, que canto desde el primer dia que debuto, en la supercopa con el Valencia con un gol de falta del Valencia por su palo, y hasta el ultimo dia, que se pego dos cantadas con el Madrid de impresion. Portero patetico, por no hablar de los goles contra el Austria de Viena.
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual