Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fútbol laboral

Muere un jugador del Inter Aragón por una parada cardiaca

Manuel Trías, de 52 años, fallece durante un partido de fútbol laboral en el campo de Santa Isabel. El deportista se desplomó, al parecer, por una parada cardiorrespiratoria.

Á. Bona/C. Paño. Zaragoza. 26/09/2016 a las 06:00

La tragedia golpeó de nuevo al deporte aragonés. Manuel Trías Jiménez, futbolista del Inter Aragón, falleció ayer a los 52 años de edad, en el campo César Láinez de Santa Isabel, víctima presuntamente de una parada cardiorrespiratoria mientras jugaba un partido. Los hechos se produjeron durante el choque que enfrentaba a su equipo con el City Zaragoza, de Tercera División de fútbol laboral, a la media hora de juego. El rival se disponía a ejecutar un golpe franco cuando Trías, que formaba una barrera con algunos compañeros, cayó fulminado al suelo. Enseguida se avisó a los servicios de emergencias, que se personaron en las instalaciones en un cuarto de hora. Los efectivos médicos del 061 atendieron al futbolista sobre el mismo terreno de juego durante más de una de hora, pero nada pudieron hacer por salvar su vida. Sobre las 11.10, el cuerpo fue levantado por la Hermandad de la Sangre de Cristo.

"Papi, me mareo", pronunció Trías por última vez, según revela Juan Armingol, capitán del Inter Aragón e íntimo amigo del fallecido. "Tras decir esas palabras, Manu cayó al suelo desplomado. Yo fui rápidamente para hacerle los primeros auxilios. Le realicé un masaje cardíaco y también le practiqué el boca a boca durante unos minutos", explica Armingol, quien, mientras efectuaba los primeros auxilios, estaba en contacto telefónico con una médico. "Seguí todo el protocolo que me iba indicando la doctora. Ella me dio las pautas a seguir hasta que llegaron los servicios sanitarios", añade el capitán del Inter Aragón, desolado por el trágico desenlace. Armingol, de hecho, recuerda un detalle minutos antes del partido: "Le pregunté si quería jugar de titular, y él me respondió que sí, que se encontraba perfectamente".

El colegiado del encuentro, Adrián Redondo, relató el desagradable incidente en el acta arbitral. "En el minuto 33 de la primera parte, escucho voces diciéndome que parara el partido, ya que un jugador del Inter Aragón estaba en el suelo. Al acercarme, vi que tenía problemas de respiración, aunque parecía que recobraba la normalidad; pero en unos diez segundos volvía al valbucear", describe Redondo. "Con estos síntomas –añade el colegiado–, enseguida se procedió a llamar a los servicios médicos, que tardaron unos quince minutos en llegar al campo de Santa Isabel. Mientras tanto, al jugador se le realizó la reanimación cardiorrespiratoria sobre el terreno de juego", afirma el árbitro.
 

Sin desfibrilador

En el campo de Santa Isabel no había desfibrilador, un aparato que ayuda a reducir el número de muertes por parada cardiorespiratoria y que, desde 2012, es obligatorio en el fútbol profesional tras el acuerdo alcanzo en su día por la LFPy la Federación Española de Fútbol. Sin embargo, en categorías inferiores no existe esa obligatoriedad. Su elevado coste –en algunos casos, superior a los 6.500 euros– y la necesidad de poseer personal especializado para poder utilizarlo, hacen muy difícil su presencia en todos los recintos deportivos.


Todo apunta a que Trías perdió la vida por una parada cardiorrespiratoria, aunque será la autopsia, que se le realizará hoy a las 9.00 en el Instituto Anatómico Forense de Zaragoza, la que determine las verdaderas causas de su muerte. Mañana, en la capilla 27 del cementerio de Torrero, se celebrará una misa en su memoria.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual