Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Triatlón

El oleaje de Copacabana y la cuesta ciclista, claves en el circuito más duro

Después de haberlo sido también en los Juegos de Pekín 2008, Quesada se convertirá en el primero en ser dos veces Delegado Técnico del triatlón.

Efe. Río de Janeiro Actualizada 12/08/2016 a las 18:27
Etiquetas

El oleaje de la playa de Copacabana, uno de los escenarios más icónicos de la ciudad carioca, donde se dará la salida; y la empinada cuesta -ocho veces repetida- en el segmento ciclista convierten el circuito de Río en el más duro de la historia olímpica del triatlón.

Sólo el trazado de los Juegos de Atenas de 2004, en Vouliagmeni -afueras de la capital griega- es comparable al que afrontarán (18 y 20 de agosto) los triatletas que compiten en la cita olímpica brasileña. En la que, con la baja del español Javi Gómez Noya, su compatriota Mario Mola intentará asaltar el castillo de los Brownlee -Alistair y Jonathan, oro y bronce para el Reino Unido en Londres-; y la estadounidense Gwen Jorgensen buscará inmortalizarse con un oro que le discutirá Flora Duffy, de Bermudas.
Fe de la dureza del circuito la da uno de los principales 'responsables' del mismo, el español Enrique Quesada, que compartirá las funciones de Delegado Técnico en los Juegos de Río con la neozelandesa Juliette Fahey.

Después de haberlo sido también en los Juegos de Pekín 2008, Quesada -que en Londres se encargó de la parte tecnológica y del cronometraje-, se convertirá en Brasil en el primero en ser dos veces Delegado Técnico en una competición olímpica de triatlón.


"La natación, a una vuelta, será en aguas abiertas; y en Copacabana puede haber olas grandes. Y, a pesar de que va a estar muy bien marcado, con muchas boyas, la orientación en el agua va a pesar más que en Londres, por ejemplo, que se nadaba en un lago"."Las distintas técnicas de natación y de orientación van a pesar bastante", explicó el prestigioso juez deportivo madrileño, de 53 años. "En ciclismo se darán ocho vueltas a un circuito de algo menos de cinco kilómetros, cada una con dos subidas en las que sobre todo la primera será muy dura, con pendiente de hasta el 20 por ciento. Y de la que seguirá una bajada que hay que saber afrontar, en la que el año pasado (en la prueba test) hubo accidentes", comentó.


"Luego, la tercera parte es de llano total, en Copacabana, y de potencia a tope. Creo que hemos encontrado un buen compromiso entre los distintos tipos de ciclista", apuntó Quesada, campeón de España de esquí de fondo en 1982, que era triatleta cuando se disputó el primer Mundial (1989, en Avignon, Francia) y al que un accidente de parapente le obligó a cambiar práctica deportiva por labor técnica.


"La carrera es en un circuito completamente llano, con mitad al sol y la otra mitad a la sombra. Darán cuatro vueltas a un recorrido de dos kilómetros y medio, presumiblemente llenos de público, por la Avenida Atlántica, el paseo marítimo. Una vía muy ancha, en la que se van a ir viendo unos a otros durante todo el rato", indicó el Delegado técnico del triatlón olímpico en Río.

"De todos los circuitos que ha habido hasta ahora, éste es, sin duda, el más duro. Sólo es comparable el de Atenas. También se nadó en el mar. Y el circuito ciclista tenía un repecho durísimo, pero se le daban menos vueltas, creo que cuatro o cinco. Aquí hay dos cuestas, una muy dura, y darán ocho giros", precisó Quesada.

"En Sydney (Australia, estreno olímpico del triatlón, en 2000) se nadó en el mar, pero era una bahía, al igual que en Atenas. Está claro que donde más posibilidades hay de encontrar un mar revuelto es aquí. Tendrán que aplicar todos los recursos de la natación, incluso el de surfear olas al salir del agua", apuntó.

"Y la cuesta dura en bici se la encontrarán en el primer kilómetro. En el tramo final de agua y el primero en bici no sería de extrañar que se rompiera la prueba", dijo a Efe Quesada, que quiso recalcar, en referencia a las noticias negativas llegadas de Río en jornadas anteriores, que, en el caso del triatlón, se nadará "en aguas limpias".

"En esa zona de la playa de Copacabana no hay suciedad, no se trata de aguas cerradas. Las de nuestras pruebas no son sucias. Es agua limpia, que estará al límite, pero creo que será una natación sin neopreno", declaró el Delegado Técnico del triatlón en Río de Janeiro.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual