Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Almudévar 0-1 Zaragoza

Victoria con piernas de plomo

Un gol de penalti de Ángel edulcora un mal partido del Real Zaragoza (0-1), lastrado por el cansancio acumulado en Boltaña durante nueve días.

Paco Giménez. Almudévar (Huesca) Actualizada 26/07/2016 a las 22:29
AD Almudévar - Real Zaragoza (0-1)

Flojo partido del Real Zaragoza en términos futbolísticos. Las piernas pesaban a sus jugadores como bloques de plomo tras los nueve días de duro trabajo en Boltaña. Los de Milla solo pudieron superar al Almudévar de Tercera División con un gol marcado de penalti, en la recta final de la primera parte. Lo transformó
Ángel y arregló lo que, con el paso de los minutos, fue un choque espeso y lleno de grumos. Dio igual que el entrenador zaragocista utilizara dos equipos diferentes. Faltaba oxígeno, tanto en los músculos, como en la cabeza de todos los protagonistas. Nada que no estuviera previsto. En definitiva, fue un entrenamiento más. Con un rival enfrente, lleno de ganas e ilusión por enfrentarse a un equipo profesional, pero nada más allá que merezca la pena evaluar en profundidad.


El partido comenzó con un marcado dominio del Almudévar. Iñaki, en el minuto 5, y Veintemilla, en el 10, pudieron adelantar a los amarillos en sendos disparos dentro del área con buenas posiciones para marcar. En el primero, el debutante Irureta detuvo con esfuerzo la rosca colocada del interior local. En el segundo, el chut flojo del delantero oscense se marchó fuera, muy cerca del palo derecho. El Real Zaragoza no lograba domar la pelota ni dar tres pases seguidos ante el ímpetu del animoso rival.

El timón de Cani logró darle al equipo de Milla un mínimo de poso para entrar en juego. El zaragozano, como interior zurdo, dejó tres lujos en el control, varios regates mágicos y, sobre todo, un repertorio de pases al hueco a los que todavía Ángel y el resto de receptores no se han acostumbrado. Será cuestión de tiempo. Desde ese punto de partida, el Real Zaragoza controló ya el choque desde el cuarto de hora hasta el descanso. El ariete Ángel amagó la primera ocasión tras un centro de Rico, pero le faltaron centímetros para empalar con la derecha a bocajarro. En el minuto 16, de nuevo Ángel, se quedó solo ante el portero Óscar pero su disparo lo rechazó el arquero a córner.


Rico fue el que mejor secundó a Cani, con unas buenas penetraciones como carrilero hasta la línea de fondo. De ahí surgió el 0-1, cuando el lateral combinó en el área con el joven del filial Pombo –muy activo- al que derribó claramente en el área su par. El penalti lo transformó Ángel por raso y, en el 36, puso por delante al gris Zaragoza de finales de julio.


En este once inicial, Milla permutó respecto de los ensayos la posición de Morán y Wilk. El vasco fue el pivote único esta vez, y el polaco ejerció de volante derecho. Hubo demasiados errores entre ambos en la salida de la pelota. El flujo ofensivo siempre tuvo que llegar por la izquierda. Atrás, hubo falta de ritmo al inicio en los cuatro zagueros, Fran, Popa, Cabrera y Rico. Con el paso de los minutos, todos se entonaron, con Cabrera ensayando buenos pases largos de apertura y Fran dibujando un par de buenas subidas al ataque, con mucha intención.


En el descanso, Milla cambió de cuajo todo el equipo. Es momento de eso, de dosificar a todos los jugadores que están dando forma a la premporada. El Almudévar, que fue perdiendo fuelle progresivamente, también fue un carrusel de sustituciones dado lo prematuro del proceso de preparación de todos los equipos a estas alturas.

En la segunda mitad, el Almudévar salió peor parado del aluvión de cambios. El Real Zaragoza dominó totalmente, con Zapater de jefe en la medular, Javi Ros llevando su fuelle -mientras le duró- de lado a lado, y Xumetra percutiendo la banda derecha con el apoyo de Isaac. La mala puntería de los zaragocistas, al principio, y la gran actuación del portero Gonzalo en la última media hora, evitaron un tanteo mayor que hubiera dejado más brillante el paso del aún verde Real Zaragoza por este amistoso.

Isaac lanzó una falta directa desde la frontal al larguero en la primera acción. En el minuto 48, Marcelo Silva cabeceó una falta lateral, picada, fuera por centímetros. En el 62, Xumetra se quedó mano a mano tras un pase magnífico de Suárez, pero su disparo cruzado rozó la cepa del palo derecho por fuera. En el 65, Buenacasa también se quedó solo ante el arquero local después de una asistencia de tiralíneas de Zapater, pero su remate raso lo sacó el referido Gonzalo con la punta del pie a córner. Parecía mentira que el Real Zaragoza no diera forma a un marcador más amplio. Pero el mal del gol quedó, una vez más, denunciado en este tramo de mayor agilidad mental de los futbolistas blanquillos.

No quedó ahí la historia. Xumetra volvió a gozar de una ocasión cristalina en el 66, pero Gonzalo hizo un paradón para evitar el tanto cantado. En los estertores del partido, Dongou y Buenacasa también marraron sendos goles que se antojaban sencillos. El camerunés se topó de nuevo con Gonzalo tras un buen control y el canterano soltó un derechazo antes del pitido final que el guardameta oscense envió a saque de esquina por encima del larguero.

Entremedias, el Almudévar solo se insinuó ante el casi inédito Ratón en el minuto 75. Fue en un cabezazo lejano, en parábola, de Dieste que el portero zaragocista tuvo que echar a córner cuando se colaba junto al larguero.

El partido dejó varios nombres propios, por acción u omisión. Por un lado, Marcelo Silva pidió el cambio a falta de 20 minutos tras echarse mano a la zona inguinal. Se informó de una sobrecarga en los aductores, fruto de la carga de trabajo acumulada en el Pirineo y de su falta de base al llegar tarde a la pretemporada. Su salida provocó que Fran tuviera que repetir un rato más en la recta final del choque e Isaac acabara como central improvisado. Por otra parte, fue un gesto con hondo significado que Milla dejara sin vestir, sentados en la grada, a los porteros Manu Herrera y Whalley. Ambos han de obrar su salida del equipo en los próximos días por diferentes vías: el canterano se irá cedido, mientras que el veterano madrileño ha de rescindir su contrato. Tampoco jugaron por problemas físicos el asturiano Alex Barrera y los filiales Nieto y Subías.


Ficha técnica

AD Almudévar: Óscar (Lorién, 31) (Gonzalo, 61); Yerai (Javi López, 46), Sergio Pérez, Casero (Cavero, 46), Belenchón (Medrano, 46); Coulibaly (Sebas Ibor, 46), Calvo (Calderón, 46); Veintemilla (Krnic, 46), Claraco (Conte, 46), Iñaki (Kilian, 46) (Abizanda, 77); y Agus (Lázaro, 31) (Dieste, 46).

Real Zaragoza: Irureta (46); Fran (Isaac, 46), Popa (Zalaya, 46), Cabrera (Marcelo Silva, 46) (Fran, 70), Rico (Casado, 46); Morán (Zapater, 46); Andrés Barrera (Xumetra, 46), Wilk (Javi Ros, 46), Cani (Suárez, 46), Pombo (Buenacasa, 46); y Ángel (Dongou, 46).

Árbitro: Baiges Dones (Comité Aragonés). Amonestó a Sebas Ibor (86).

Goles: 0-1, min. Ángel, de penalti.

Incidencias: Tarde muy calurosa y soleada en el campo de La Corona de Almudévar, con 35 grados. Césped en buen estado. Más de 1.000 espectadores asistieron al choque, que era a beneficio de la Federación de Peñas del Real Zaragoza (14ª edición). Asistieron el presidente de la Federación Aragonesa de Fútbol, Óscar Fle, acompañado de José Luis Galindo y Luis Duro, junto al presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, el consejero Fernando de Yarza López Madrazo, el director deportivo Narciso Juliá, el director financiero Mariano Aured y la directiva del club anfritrión. También el consejero de la SD Huesca, de cuyo club el Almudévar es filial, José Antonio Martín Otín ‘Petón’. En el minuto 24 de cada periodo se paró el juego para que los jugadores se refrescasen ante el intenso calor.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual