Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Motociclismo

Lorenzo y Rossi: la guerra que no cesa

El mallorquín lidera la primera jornada del GP de Malasia y cree que al italiano "le puede salir el tiro por la culata" en su polémica con Marc Márquez.

Borja González. Sepang/Malasia 24/10/2015 a las 06:00
Valentino Rossi hace un caballito en los entrenamientos de ayer en Sepang.Ahmad Yusni/efe

La tormenta del jueves en Sepang con el ataque de Valentino Rossi contra Marc Márquez tuvo su resaca ayer, esta vez con la competición iniciada y con conclusiones deportivas sobre la mesa. Eso sí, Rossi esta vez no quiso reincidir mucho en lo dicho en la previa, aunque después de usar un típico "No tengo nada más que decir", sí que deslizó una última conclusión que, en cualquier caso, siguió la línea de su andanada. "Tenía que decirlo, porque no podía quedarme callado", comentó por la tarde en Sepang, un primer día del que dijo estar satisfecho, aunque finalmente sólo pudiese ser octavo en la tabla de tiempos. "Era importante decirlo porque es importante que él sepa que yo sé. Pero, sinceramente, si será una cosa positiva o si él se comportará aún más en esa línea, no lo sé. Aunque al menos ahora puedo dormir bien".

Por su parte, Márquez también mantuvo su línea argumental del jueves, una mezcla de sorpresa y de intento por dar un paso hacia un lado, aunque no dejó escapar con su tono inocente la oportunidad de hablar de la presión que, en su opinión, en estos momentos afecta al nueve veces campeón del mundo y actual líder de Moto GP.

"No he perdido ningún respeto a Valentino porque, como he dicho, entiendo en la situación en la que se encuentra", razonó Márquez, que en la primera jornada de entrenamientos finalizó con el tercer mejor crono, con un ritmo parecido a los de Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa y, de nuevo, un sorprendente Andrea Iannone. "Sabemos que Valentino es realmente bueno en las ruedas de prensa y fuera del circuito, pero ahora tiene que batir a Jorge en la pista. El show es dentro del circuito y la batalla es entre él y Jorge, yo no quiero estar dentro. Es posible que Dani, Andrea o yo coincidamos con ellos en la pista y por nuestros resultados terminemos haciendo un favor a Jorge o a Vale. Pero es que aquí todos estamos haciendo nuestra carrera. Ni Jorge ni Vale son mis compañeros de equipo, así que en mi caso haré mi carrera", aseguró Máquez.

Después del show de Phillip Island, de nuevo en el caluroso y húmedo Sepang se intuye una posible batalla con varios actores. Sin poder compararse la estrategia de neumáticos que cada piloto puso en escena en la primera jornada de entrenamientos, lo cierto es que vuelve a intuirse una igualdad que permite abrir la puerta a un escenario similar al del pasado fin de semana.

Y, de nuevo, Lorenzo mostró su poderío, con el mejor registro del día. Un Lorenzo que sí que entró a opinar de lo ocurrido en la jornada anterior. "Está claro que es una estrategia para intentar influenciar a los demás pilotos, sobre todo a Marc y a Iannone, en este caso teniendo un poco el miedo de que la falta de velocidad pueda complicarle las cosas para el campeonato. No hay otra", analizó el mallorquín, que, sorprendentemente, decidió meterse de lleno en una historia en la que el jueves fue un mero espectador. "Lo que es extraño es que utilice esta estrategia o esta acusación contra Márquez cuando durante casi toda su carrera deportiva o hasta hace algunos años ha utilizado esa estrategia en las carreras, eso de jugar con sus rivales, con Gibernau, con Biaggi, con Barros, con Ukawa, y al final en las últimas vueltas pegar el tirón y ganar, que es de lo que acusa a Márquez en Australia. Sigo pensando que Marc hizo su carrera y si de verdad me quisiese ayudar para ganar el campeonato no me hubiese pasado en la última vuelta arriesgando como lo hizo", comentó Lorenzo.

"El tiro por la culata"

Y no se quedó solo en eso el piloto español, que lanzó más mensajes a su rival y compañero de equipo: "Yo creo que en este caso le puede salir el tiro por la culata. Creo que esa acusación tan fuerte no le va a sentar nada bien a Marc y puede ser que tenga el efecto contrario. Al menos si me acusase tan fuertemente a mí no sé cómo actuaría, pero no creo que muy bien". Un mensaje que completó juzgando que lo hecho por Rossi el día anterior no había sido lo más inteligente.

"Creo que en la ocasión de ayer (por el jueves) no actuó de la manera más inteligente. Me sorprendió, porque Valentino siempre ha sido muy listo a la hora de hacer declaraciones, pero quizás esa estrategia esta vez no fue la más acertada si quería cambiar algo. Está claro que si él tuviese la suficiente velocidad como para ganar dos carreras no estaría preocupado por estas cosas, pero parece ser que no es así", destacó el balear. Una entrada en escena de Lorenzo que abre el juego a dos Rossi-Márquez a un tercer actor que estaba presente de manera tácita pero que ahora quiere aprovechar este escenario, todo en plena pelea por el Mundial 2015. Rossi mandó el mensaje y montó el incendio. Lorenzo replica en el asfalto.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual