Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Segunda División B

El filial ajusta su defensa

El Zaragoza B suma un punto y acaba con la portería a cero por primera vez esta temporada

Chema Bastida 30/10/2014 a las 06:00
0 Comentarios
Nacho Lafita, el jugador más incisivo del choque, intenta suparar a un adversario.Andrea Santos

El Real Zaragoza B y el Huracán disputaron un partido marcado por las pocas concesiones que unos y otros dejaron a su rival en la matinal de ayer en la Ciudad Deportiva. Los dos porteros estuvieron casi inéditos porque ambos equipos jugaron a que no pasase nada y, visto el resultado, lo consiguieron. Fue un encuentro previsible en el que el resultado lo dice todo.

El primer acto fue para los blanquillos. En el minuto 8 Lafita tuvo la primera ocasión, pero su disparo mordido lo detuvo Paco sin problemas. Poco después, una buena combinación entre Diego Suárez y Nacho Lafita, que se marchó por la banda y puso la pelota al segundo palo, no obtuvo la respuesta esperada por Kilian, cuyo cabezazo no encontró portería.

Los de César Laínez tocaban y dominaban, pero no con concretaban sus ocasiones. El juego se volvió anodino. Todo moría al llegar al área, salvo una buena jugada de Lafita. Carlos Javier le dobló por la banda derecha y en la línea de fondo se sacó un centro sin que Diego Suárez ni Kilian llegasen a conectar con el balón.

El lanzamiento más peligroso del Huracán en la primera parte fue antes del descanso. Amarilla disparó a portería, pero el balón se estrelló en Tariq. Fue todo el balance ofensivo de los visitantes. La primera parte terminó con una nueva internada de Lafita y con un tiro cruzado que se marchó rozando el poste.
Sergio Gil da otro aire

Tras el descanso, el devenir del juego siguió por los mismos derroteros. Los jugadores no se cansaron de correr, pero sin suerte. Una acción de mala fortuna hizo que Tarsi se tuviera que retirar lesionado. Sergio Gil ingresó en su lugar en el terreno de juego y el internacional juvenil le dio otro aire al equipo. Gil se echó al equipo a sus espaldas y se convirtió en un pivote eficaz. Mejoró la transición defensa-ataque y llegaron las ocasiones.

Los valencianos hacían daño a balón parado. Jesús Rubio estuvo a punto de conseguir un gol olímpico, pero Santigosa evitó el tanto de cabeza. Pombo también lo intentó, pero su tiro se quedó en nada. Lafita sí llevó peligro a través de un lanzamiento de falta en el que el balón, sin que nadie lo tocara, se marchó fuera por poco. La oportunidad más clara del partido vino a través de un centro de Pablo Moreno, pero Kilian, con todo a su favor, falló de forma incomprensible.

A partir de este momento los valencianos dieron un paso adelante y se hicieron con el mando del partido. El Zaragoza Bacusó el esfuerzo y poco a poco se fue jugando más en terreno local. Aun así, el peligro no rondaba la portería de Sergio Sanz. Solo Tomás Ruso, adelantándose a la defensa y el portero blanquillos, estuvo a punto de marcar, pero su cabezazo se fue alto.

El Real Zaragoza B estaba fundido y, a falta de 12 minutos, con los tres cambios de los locales ya efectuados, Carlos Javier abandonó el terreno de juego tras sufrir un golpe fortuito. Con diez jugadores, los de César Laínez cerraron filas en torno a Sergio Sanz. Meritorio fue su esfuerzo en este tramo final. Los de Estévez lo intentaron a través de balones colgados, pero Guti y Marc Vales, muy expeditivos, evitaron males mayores para el filial del Real Zaragoza.

El punto es un premio a la generosidad de los blanquillos durante todo el encuentro. Pese a no lograr la victoria, el filial sí dio síntomas de mejoría, sobre todo en defensa, donde por primera vez en esta liga no encajó gol.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual