Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Segunda División B

El filial supo crecerse para ganar


El conjunto de Larraz le volvió a dar la vuelta al partido para hacerse con un importante triunfo ante el Olot

Chema Bastida 11/09/2014 a las 06:00
0 Comentarios
Así de contentos estaban los chavales del filial tras marcar.Cintia Sarría

 El Real Zaragoza B volteó un marcador en contra, como ya lo hiciera en la primera jornada frente al Alcoyano, y se impuso con sufrimiento a un Olot que vino a jugar al fútbol, pero también a dejar jugar. El triunfo reafirma la idea que mantiene Emilio Larraz: la salvación debe pasar por sumar los máximos puntos posibles en la Ciudad Deportiva.

El técnico zaragozano dispuso de inicio de un equipo marcado por las importantes bajas de Marc Vales, seleccionado con Andorra; y de Tarsi, con lesión de clavícula. A pesar de ello, los blanquillos tiraron de casta y orgullo para sumar su segunda victoria en casa y ganar en confianza en estos primeros pasos en la nueva categoría. 

Los primeros minutos fueron de tanteo. Ninguno de los dos equipos creaba ocasiones de peligro en ataque. El debutante Guti comenzó dubitativo en defensa, pero Larraz lo llamó para que acudiera a su posición, le dio ánimos, y el defensa fue de menos a más hasta convertirse en una de las figuras del partido.

El primer disparo a puerta del choque se produjo a los 12 minutos. Pombo conectó un zurdazo y el esférico se marchó fuera por poco. El Olot respondió en el ecuador de este periodo inicial por medio de Coro, pero su disparo se fue rozando el poste. Poco después, una jugada intrascendente en el centro del campo provocó la pérdida de balón de Guti y Carlos Martínez aprovechó para marcar a puerta vacía tras regatear a Sergio Sanz.

Al igual que sucediera contra el Alcoyano, el filial no se vino abajo. Los locales cogieron aire y Guti, de cabeza, tras un saque de esquina botado por Lafita, estableció el empate. Un minuto más tarde fue Diego Suárez quien puso el balón en la cabeza de Gabarre, pero el remate del oscense lo atajó Wilfred.

A continuación y, tras un error en el despeje del portero visitante, el balón se quedó al borde del área grande. Gabarre, de vaselina, marcó el 2–1. En dos minutos, el Real Zaragoza le había dado la vuelta al marcador.

Lafita y Pombo siguieron creando peligro por las bandas, Diego Suárez asumió galones y se convirtió en una pesadilla entre líneas, mientras Gabarre fijaba a los defensas. Con el Olot bajo los efectos de la remontada, Lafita estuvo a punto de materializar el tercer tanto en un lanzamiento de falta. Con la mínima ventaja se llegó al descanso.

Comenzó fuerte el cuadro catalán y pudo lograr el empate con un tiro de David López, que al final no encontró portería. En el 49, Coro, pesadilla ayer de la defensa local, se fue de todos los que le salieron al paso, incluso de Sergio Sanz, pero Bonilla evitó el tanto. 

El tercer gol del Real Zaragoza llegó como consecuencia de una buena pared entre Rami y Diego Suárez. Un pase de la muerte del atacante lo aprovechó Rami para ampliar diferencias.

Llegaron entonces los mejores momentos de los de Larraz. Guti y Diego Suárez pudieron marcar, pero fue el Olot quien acabó mejor en los últimos minutos. Coro y Eric avisaron antes de que Carlos Martínez marcara a placer.

Con 3-2, la defensa blanquilla se mantuvo firme. El filial sumó tres puntos más de una forma justa y merecida, una victoria que le da fuerza para afrontar la durísima temporada que espera. Hasta el momento, han sabido sujetar los puntos en casa con mucho trabajo y sufrimiento.           








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual