Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

CAI Zaragoza

El año de Norel

Después de un año y medio lastrado por las lesiones, el pívot se ha propuesto recuperar su mejor versión. Antes de ser operado de la rodilla, era el quinto jugador más valorado de la Liga Endesa 

C. Paño 04/09/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
Henk Norel, en el centro, es agarrado por Albert Fontet y Pere Tomás.Asier Alcorta

"Sueño con disfrutar otra vez del baloncesto". Henk Norel, pívot del CAI Zaragoza, ha iniciado el curso con un reto particular: recuperar su verdadera medida. Un potencial inmenso, con una amplitud de recursos devastadores, que quedó reducido por una grave lesión. Fue el 5 de mayo de 2013, contra el Manresa, en la penúltima jornada de la Liga regular. El infortunio golpeó al jugador cuando, al tratar de capturar un rebote, sufrió la rotura del ligamento cruzado de la rodilla derecha. Un contratiempo que le sobrevino, precisamente, cuando desarrollaba la mejor temporada de su carrera deportiva. En aquel momento, era el quinto jugador mejor valorado del campeonato (16 de nota general) tras promediar 13 puntos y 6 rebotes por encuentro. Una regularidad que ahora persigue de manera insistente. 

Porque el holandés, desde su regreso a la pistas el pasado mes de enero, ha venido ofreciendo un rendimiento irregular, demasiado intermitente para un jugador de su incuestionable capacidad competitiva. Altibajos lógicos tras una lesión de más de ocho meses, pero que redujeron drásticamente el potencial de los zaragozanos en el juego interior. Además, en la recta final de la temporada, justo cuando ya se acercaba a su mejor versión, Norel sufrió un nuevo percance: un esguince en el tobillo izquierdo le apartó nuevamente del ‘play off’ por el título. El CAI Zaragoza se reforzó entonces con Elonu. "En 2013, me lesioné cuando estaba jugando mi mejor baloncesto. Fue muy duro. Después, fue muy complicado coger ritmo. Y tras mi vuelta, cuando mejor me encontraba, entonces llegaron los problemas en el tobillo", recuerda el pívot, consciente de su infortunio. 

Ahora, Norel tiene motivos para alimentar su autoestima: "En el aspecto personal, ha sido un gran verano. En lo deportivo, he trabajado las dos piernas sin ninguna molestia. Físicamente estoy bien, al cien por cien, ya sin cojear. Y en lo personal, la vida me ha cambiado en apenas 20 días, ya que he sido padre", señala Norel, en referencia a su hija pequeña Roos. "Tengo muchas ganas de empezar. Quiero hacer grandes cosas esta temporada", confiesa el jugador holandés, quien insiste en su propósito de "disfrutar otra vez del baloncesto para ayudar al equipo a ganar partidos". El pívot considera que la actual plantilla del CAI, que ha sufrido siete nuevas incorporaciones, "posee muchísimo talento en todas las posiciones", por lo que "hay un grupo ilusionante para hacer grandes cosas y cumplir los objetivos". 

"Con tantos nuevos jugadores, ahora debemos acoplarnos, formar equipo para que lleguen los éxitos. De momento, estamos haciendo muy buenos entrenamientos. El grupo está formado por muy buenas personas, lo que siempre es importante, y además es gente seria y profesional, con muchísimas ganas de trabajar", subraya el holandés, uno de los cuatro jugadores –junto a Pere Tomás, Llompart y Fontet– que continúa de la plantilla del pasado año. "Los que seguimos, debemos enseñar al resto cómo funciona el club. Trataremos de ayudar a los nuevos para que se integren lo más rápido posible", anuncia. 

Con la incorporación de Vladimir Veremeenko, Norel tendrá una importante competencia en la demarcación de pívot. Un aspecto que, según el holandés, resultará muy beneficioso para el grupo. "Siempre motiva jugar con grandes pívots, y Vladimir lo es. Se trata de un jugador muy bueno, muy duro, muy fuerte, de mucha calidad. Su presencia me servirá para mejorar cada día. Jugar contra él en los entrenamientos me hará crecer. Y tenerlo aquí, hará crecer al equipo", señala Norel, quien habla de la importancia de "tener una buena rotación". "Es necesario, y más aún cuando este año, además de jugar la Liga Endesa, también competiremos de nuevo en Europa. Todos queremos contar con el mayor número de minutos, pero siempre respetando las decisiones del entrenador", añade el holandés. 

Norel también se refiere al cambio forzado en el banquillo: "La ausencia de José Luis (Abós) nos entristece a todos. Personalmente pienso mucho en él, porque me ayudó muchísimo hace dos años, cuando me dio la oportunidad de jugar en el CAI Zaragoza y, además, me dio un rol importante. Le deseo lo mejor a él y a su familia para que se recupere pronto", afirma el pívot, quien, al mismo tiempo, anuncia el máximo respaldo hace el nuevo técnico: "Respeto mucho a Joaquín (Ruiz Lorente). Aunque es una situación nueva para él, lleva muchos años en el CAI. Es un gran entrenador, tiene experiencia y sabe mucho de baloncesto. Trataré de ayudarle en lo que pueda, igual que él me ayuda a mí".
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual