Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

DERECHOS DE AUTOR

La ley Sinde, polémica hasta el final, se queda de nuevo sin reglamento

La decisión ha llenado de desánimo a los creadores y de alegría a los internautas.

EFE. MADRID Actualizada 02/12/2011 a las 16:25
6 Comentarios
Ángeles González SindeJUANJO GUILLéN/EFE

Dos años de polémica han acompañado la tramitación de la ley Sinde, que este viernes ha visto cómo el reglamento que la desarrolla se quedaba sobre la mesa en la penúltima reunión del Gobierno socialista, decisión que ha llenado de desánimo a los creadores y de alegría a los internautas.

Horas después de que el ministro en funciones de la Presidencia, Ramón Jáuregui, asegurara que el reglamento iba a ser aprobado por el Consejo de Ministros, el portavoz del Gobierno, José Blanco, anunciaba que, tras deliberar sobre la norma, esta había quedado "encima de la mesa".

Según Jáuregui, el PP estaba de acuerdo "absolutamente" con el reglamento de la ley Sinde, que suponía un "sistema cargado de garantías de intervención judicial para perseguir el comercio fraudulento".

Mientras tanto, la representante del PP en la Comisión para el traspaso de poderes, Soraya Sáenz de Santamaría, consideraba que el desarrollo de esta norma "tendría que haber sido más completo".

Tras conocerse la decisión del Gobierno en funciones, el PP se ha remitido a las declaraciones de Sáenz de Santamaría, que ha dicho que su partido estaba de acuerdo con la pretensión de llevar al Consejo de Ministros la creación de la Comisión de Propiedad Intelectual, lo que no significa que comparta el resto de la normativa.

Sin explicaciones

Aunque los periodistas han insistido en preguntar a Blanco sobre las razones de esta decisión, el portavoz ha reiterado que no podía informar sobre las deliberaciones del Consejo de Ministros porque son "reservadas y secretas".

Tampoco ha querido desvelar si el reglamento irá a la próxima y última reunión del Gobierno en funciones: "Honestamente desconozco el orden del día del Consejo del 16 de diciembre".

Blanco ha negado que hayan estado pendientes durante sus deliberaciones del debate que la posible aprobación de la norma había suscitado en las redes sociales.

A pesar de ello, los internautas se atribuyen el que se haya parado la norma.

Como ha indicado Víctor Domingo, responsable de la Asociación de Internautas, Mariano Rajoy tiene que recibir "el mensaje de internet" para "no incidir en el desarrollo de una ley absolutamente liberticida y anticonstitucional".

Mientras, el director de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, José Manuel Tourné, ha expresado su temor a que no haya "más intentos" por sacar adelante la ley Sinde, que considera acabada tras la decisión de este viernes.

Y es que creadores por una parte e internautas por otra han defendido vehementemente durante dos años sus posturas a favor y en contra de esta ley, que permitirá el cierre de páginas web de descargas de contenidos ilegales por orden judicial.

Crecimiento de la piratería

Mientras los creadores advierten del alarmante crecimiento de la piratería -solo 2 de cada 100 canciones se obtienen de forma legal en internet- los internautas alertan sobre la injerencia de esta ley en el libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de la red.

La Ley Sinde comenzó su andadura en noviembre de 2009, cuando el Gobierno presentó el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, momento mismo en el que surgieron las movilizaciones en contra de la norma.

Fue el 15 de febrero cuando el Pleno del Congreso aprobó esa disposición final con los votos a favor de PSOE, PP y CIU, en contra de PNV, ERC, BNG, ICV, UPyD y CC, y una abstención, después de haberla rechazado dos meses antes y rescatarla en el trámite del Senado gracias a una enmienda pactada entre el Gobierno, PP y CiU.

Pero para su puesta en funcionamiento es necesario un reglamento que la desarrolle y que el Ministerio de Cultura remitió al Consejo de Estado, al Consejo General del Poder Judicial y a la Fiscalía, organismos consultivos que realizaron varias precisiones, algunas de las cuales fueron incluidas en el texto final que hoy no ha salido adelante.


  • batallador03/12/11 00:00
    Me pregunto si éste esperpento será el último del partido socialista,o nos tiene preparada alguna "sorpresa" más.
  • Anda que...02/12/11 00:00
    Toda la legislatura para elaborar "" UNA"" Ley y ahora que te vas te la hacen comer con patatas. Con lo que te has eslomado, no te está mal.
  • corcholis02/12/11 00:00
    Y que no se queje la SGAE, que con este Gobierno se han forrado de subvenciones y a ver si se aclaran sus gordísimos chanchullos
  • hades02/12/11 00:00
    Al final despues de este desproposito legal, el unico atisbo de inteligencia en el PSOE en meses... le pasa la patata caliente (hirviendo) a los salvapatrias del PP (que en su dia votaron a favor mas que nada por tener contento a los USA). A ver que hacen los salvapatrias que nos van a liberar de la crisis... quiza para ellos sea tambien mas importante los derechos de autor que los problemas que acucian el pais.
  • Antonio02/12/11 00:00
    Pero aún seguimos con la palabra "ilegal"?, que yo me descargo mogollón de cosas y no cometo DELITOOOOOOOO!!!!!!, a ver si chillando me escuchan, QUE EL DELITO LO COMETIÓ LA SGAEEEEEEEEE.......QUE HA DESVIADO DINEROOOOOOOOOO!!!!...Sinde yo te quería ver en mi juicio por tener una web con contenidos protegidos por derechos de autor y así te hubiera declarado mi amor por se una mujer valiente, pero ya veo que no....Bueno, te dedicas a la politica, con eso ya digo todo.
  • Pepe1302/12/11 00:00
    y valeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!!!!!! yo ahora diria, y cuanto tiempo han perdido en hacer y deshacer???





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual