Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

FALLECE EL MÚSICO ARAGONÉS

El último adiós a Sergio Algora, su postrero alegato en favor de la amistad y el amor

J. F. Losilla Eixar y HERALDO.es Actualizada 11/07/2008 a las 07:09
224 Comentarios


El último adiós a Sergio Algora tiñó de color por unos minutos el cementerio de Torrero. No fue un funeral, sino más bien una celebración civil de exaltación de la vida. La capilla uno se quedó pequeña para acoger a la marejada de familiares y amigos de un ser admirable y especial.

Sin convenciones ni guión. Avanti, avanti, como él hubiera deseado. Una inconexa pero sincera sucesión de ocurrencias y recuerdos que glosaron un retrato fiel de una persona indefinible, de un poeta en flor.

No importaban los nombres pero estaban ahí. Ni la música ni la literatura le fallaron. Discretísimos, en la última fila, Eva Amaral y Juan Aguirre. Nunca han ocultado en entrevistas y conversaciones su veneración por El Niño Gusano en general y por Sergio Algora en particular. Otros madrugaron para desembarcar en tierras aragonesas y honrar a un alma indómita y calurosa. Desde el valenciano Pau Roca, de La Habitación Roja, hasta el asturiano Fran Fernández, de Australian Blonde y compañero de fatigas en La Costa Brava.

Sergio Algora, ese peterpan de talento inmarcesible, se manifestó en boca y en corazón de aquellos que fueron testimonio de su magisterio artístico y vital. Un relato con saltos, unos gramos de lágrimas y unas toneladas de sonrisas. Uno a uno fueron desfilando con el micrófono en la mano.

Se dispararon teorías disparatadas (o no). Pedro Vizcaíno, hermano en la penuria y en la enfermedad, dibujó su paisaje: "Sergio, seguro que en estos momentos ya habrás encontrado a Syd Barrett y vagaréis entre burbujas de champán, escuchando canciones de Serge Gainsbourg y persiguiendo a Jane Birkin". Un guión nada improbable en el particular imaginario algoriano. Fue el momento previo a un reencuentro que ninguno de sus protagonistas hubiera deseado en semejantes circunstancias. Los otros cuatro miembros de El Niño Gusano se fundieron en un abrazo y transmitieron la complicidad y la magia que unió a la banda por antonomasia de los 90 en el pop nacional. Andrés Perruca, el batería, acabó confesando el plan establecido: "No debería contároslo, pero ahora mismo Sergio está en el Caribe, vestido de blanco y llenando copas de champán".

Otra frase genuinamente algoriana, "champán para todos", fue repetida por cuantas voces osaron asomarse y vencer al silencio al que empuja la ausencia.

Su compañera Maribel goleó al dolor que le carcomía y firmó una rotunda declaración de amor. Un lazo estiloso y terriblemente humano para un acto parido eterno.

Con la voz de un cantante melódico francés, como en sus sesiones como DJ, Sergio cerró la puerta, y los presentes se agarraron a recuerdos ya tornasolados. A su sonrisa. A su palabra. A su amor. Je t´aime, je t´aime...

Sergio Algora
Abordar a un ser tan poliédrico como Sergio Algora supone una tarea sobrehumana. Imposible encerrar en una definición su incontinencia creativa y su fecunda producción. Inabarcable su ironía barnizada de humor, puro y duro surrealismo aragonés. Un espejo roto en mil pedazos que aquellos que tuvieron el privilegio de acompañarle tratarán de recomponer. La música y la literatura conformaron el alfa y la omega de su cuaderno vital. En ambas facetas volcó su perfume exclusivo e intransferible.

"Era una persona única en todos los sentidos. Ha sido una referencia en mi vida desde hace 20 años. Me dio a conocer la buena música, me recomendaba libros y fue una inspiración continua". Son palabras de Pedro Vizcaíno, el fundador de Grabaciones en el Mar, el sello zaragozano que albergó los vuelos inexpertos de El Niño Gusano, el grupo que mejor plasma el esplendor compositivo de Algora.

Juntos se introdujeron por la senda de la edad adulta: "Nos conocimos con 17 años y desde entonces no perdimos la vinculación. Recuerdo a Sergio como una chaval repleto de inquietudes, que quería comerse el mundo a su manera. Juntos abrimos una tienda de discos, Plasticland. La aventura duró cuatro años. Yo hacía las portadas de los discos de algunos grupitos que tuvo hasta que llegó El Niño Gusano. Entonces creé Grabaciones y...", explica Vizcaíno.

A partir de ahí, el resto es historia gloriosa del pop independiente. Año 1994, punto de partida de un lustro mágico. Sergio Algora, Sergio Vinadé, Andrés Perruca y Mario Quesada (más tarde se incorporaría Paco Lahiguera). Tres elepés y varios epés les bastaron para erigirse en influencia. La trilogía "Circo luso" (1995), "El efecto lupa" (1996) y "El escarabajo más grande de Europa" (1998) reposa en la cima del pop en castellano y corona aquel movimiento bautizado como 'indie nacional', donde compartieron los titulares más gruesos con Los Planetas y La Buena Vida.

Una bella e inconsciente epopeya que se extinguió abruptamente en 1999, dejando un repertorio ya clásico, bañado por la psicodelia y unas letras surrealistas y poderosas. Juan de Pablos, la voz de "Flor de Pasión", asiente: "Desde el principio fui fan de ENG. Todavía recuerdo la primera promo que me enviaron de Grabaciones, que iba en el paquete con otra de Nothing. Era un vinilo que conservo. Me llamó la atención desde el principio. Eran unos chicos extraordinarios. Marcaron una época. Por Sergio sentía y siento especial simpatía".

Una generosidad en la que insisten cuantas personas son preguntadas. Incluso tras el escenario. "En mi época con Los Sencillos, coincidimos varias veces con ENG. Antes de los conciertos solíamos beber juntos, hablar de música y de chicas y recuerdo especialmente cuando improvisábamos partidos de fútbol con una pelota que llevaban en la furgoneta. Éramos realmente felices. Eso por no hablar del talento de Sergio. Yo quería ser como él", rescata del disco duro Miqui Puig.

Tras ENG y un breve paréntesis, llegaron Muy Poca Gente y La Costa Brava, su última formación. Tres proyectos en los que la calidad fue inversamente proporcional a la acogida. Acumuló prestigio y extrañó el reconocimiento masivo. Un caso similar al de su faceta literaria. Publicó poemarios, relatos e incluso una obra de teatro. También se expresaba en su blog.

Lejos de refugiarse bajo su pátina intelectual, Algora se expandió en la cotidianidad zaragozana. Fabricó sesiones de gourmet como DJ en el Fantasma de los Ojos Azules, derramó consejos musicales durante su periplo en la FNAC y actualmente regentaba el Bar Bacharach, situado en la calle de Espoz y Mina. Tras la barra, con su camiseta picassiana, asido a su sonrisa socarrona, con un gin tónic en vaso ancho.

Ahora (sí que puedes), duerme feliz, feliz.

Selección de textos



  • L ADAN GUZMAN04/06/09 00:00
    que tal hasta ahorita es que escribo algo pa ti y tus seres queridos fuiste alguien importante para mi en todos los sentidos gracias por serquien eres me quedo con las ganas de verte te esperabamos en mexico pero no importa por que diario escucho todas tus creciones desde el NIÑO GUSANO hasta la COSTA BRAVA gracias por levantarme el animo muchas veces algun dia te vere y haremos UN VIAJE ALA LUNA HASTA PRONTO HOMBRE BOMBILLA
  • mario13/10/08 00:00
    El hombre bombilla no se apaga simplemente brilla en otro sitio, lo hace en el cielo, seguro que se está riendo junto a Enrique Urkijo, Bob Marley, Kurt kobain, Jim Morrison y demás, contándo anécdotas componiendo temas que escucharemos algún día...Llevaba cerca de 7 años sin derramar una lágrima y lo hice el día que Sergio se fue para arriba, ahi quedan sus columnas, comentarios, pensamientos, poemas, canciones y sobre todo su positivismo y buen humor...Me falta algún libro suyo, no lo encuentro por ningún sitio, si alguno/a sabeis de sitios donde los vendan escribid por favor a mario-planetario@hotmail.com sereis recompensados, jeje...Recordad El Hombre Bombilla siempre brillará...
  • toño14/08/08 00:00
    me he enterado hoy, no te conocí pero me he quedado hecho polvo con la noticia, como persona a la que ayudaste buscando música, desde la complicicidad del desconocido, intuyendo tal vez una posible amistad si los vientos de la vida hubiesen soplado de otra manera, te mando un saludo y la fuerza del R'N'R del gran sleepy.......hasta la vista.
  • Señor Pollo18/07/08 00:00
    Por siempre Sergio. Te echaremos de menos amigo...
  • Javier Castillo17/07/08 00:00
    MEXICO TE RECUERDA MAESTRO ALGORA,AUNQUE PAREZCA INCREIBLE TENIAS UN BUEN GRUPO DE SEGUIDORES Y AUNQUE NO NOS VISITASTE PARECIERA QUE SI LO HICISTE,CUIDATE ANGEL GUARDA Y NOS VEREMOS OTRA VEZ.
  • Javier Castillo17/07/08 00:00
    MEXICO TE RECUERDA MAESTRO ALGORA,AUNQUE PAREZCA INCREIBLE TENIAS UN BUEN GRUPO DE SEGUIDORES Y AUNQUE NO NOS VISITASTE PARECIERA QUE SI LO HICISTE,CUIDATE ANGEL GUARDA Y NOS VEREMOS OTRA VEZ.
  • patricia pocovi15/07/08 00:00
    Mágico, muy mágico, algo le envolvía y por su voz salía.... Siempre me ponía en primera fila, no me perdía ni un concierto. Me hacía vibrar con sus letras, con sus bailes, con su manera tan divertida de agitar la pandereta con los pies.... Recuerdo la noche que le conocí, Carcaixent (Valencia), del año....no logro acordarme. Me lo presentó mi amigo Paco Lahiguera. Y lo primero que hizo, fue ofrecerme champán!!!!....eso me encantó. Sigo escuchando sus discos como el primer día....hasta recuerdo una época que mi madre no dejaba de tararear la mujer portuguesa.... Hoy brindo por toda la música que nos ha regalado, y por su voz......porque era un gran poeta. Gracias sergio. Un enorme beso.
  • Una mas de tantas personas 12/07/08 00:00
    No puedo dejar de pensar en ti , no puedo evitar imaginar que en cualquier momento , te voy a ver pasar . No puedo creer que no te voy a ver en ninguno de los sitios en lo que te he visto tantas veces . Que hombre tan grande has debido de ser , para que una desconocida conocida , te eche tanto de menos . Gracias por haber llenado de color este barrio . Gracias por prestarme aquel disco que nunca te devolví , pues ahora es mi tesoro . Todo el cariño que pueda enviar a tu familia y a tu novia , no será suficiente para reconfortar tan triste perdida . Estés donde estés , ojala que que sigas disfrutando . Aqui va a ser duro , pasear por el barrio , y no verte .Sabes ? no paro de ver gente que esta triste por tu perdida , pero es que no hay tanta gente como tú .Seguiras enseñandonos , incluso sin estar . Que grande eres Sergio ....Hasta pronto
  • Yolanda12/07/08 00:00
    Yo sin embargo no era seguidora de su música. Yo le recuerdo de niños, en la calle Sangenis, donde ambos pasamos nuestra infancia. Su cara siempre me recordaba la de aquel niño que vivía enfrente, era de esas personas que apenas cambió físicamente al hacerse adulto, sin embargo, su talento eclosionó conforme se hacía mayor. Lo veía mucho por la calle, pero nos nos saludábamos, quizá no se acordaba de aquella cría tres años mayor que él... Vayan estas líneas que supongo que jamás leerán, para sus padres, Jesús e Irene, y para el resto de su familia, con todo mi cariño, pensando en aquella infancia de mis recuerdos, de aquel barrio obrero donde aún jugábamos en la calle... La muerte siempre es un golpe bajo.
  • Fernando aliaga12/07/08 00:00
    Ayer me dieron la noticia y no me lo creía.Te puse menús del día durante dos años y acabé yendo al Bakarah a compartir copas y tertulia. Gracias Sergio por todo y por nada...ahora sé que un genio como tú sólo cabe en el cielo. Ponles buena música, lee un poema y que haya champán para todos. Siempre....zgz conexión Murcia
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo