Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Premios Goya 2012

El semillero del cine en streaming

Con la ley Sinde como telón de fondo, los negocios para consumir cine online se han multiplicado en España, y otros han visto cómo asientan su modelo.

Sara Brito Actualizada 14/02/2012 a las 21:00
0 Comentarios
Logo de 'Voddler'HA

Puestos a colgarle nombres al año (ejercicio practicado por críticos y menos críticos) no estaría desencaminado pensar en 2011 como 'El año de la guerra de internet', o lo que es lo mismo, el año en que los intereses empresariales, la legislación y la libertad reivindicada por los usuarios colisionaron como autos de choque en llamas.

2011 empezó marcado por la división social provocada por una ley que unos pedían a gritos (gran parte del sector del cine) y que otros consideran todavía hoy peligrosa e inútil (asociaciones de usuarios, Anonymous y más). Continuó con el presidente de la Academia de cine, Álex de la Iglesia, posicionado contra la ley fomentada por su colega, la también cineasta y entonces ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. La llamada ley Sinde quedaría aprobada en marzo, pero de poco serviría, dado que el año se cerró con las partes aún en guerra feroz, y la reglamentación (necesaria para que la ley se aplique) aún pendiente de ser aprobada en el parlamento.

Entre tanto, Filmin, el portal español de cine en 'streaming', (de visionado online y de pago), especializado en cine independiente, crecía un 80% en facturación y un 120% en visitas. Un dato relativo dada la medida ínfima del mercado de cine de pago en la red en España, pero no tanto cuando se pasa del erial a un movimiento de fichas trascendental tanto para el reparto del queso de internet, como para los derechos de los usuarios.

En efecto, de forma aun tímida, pero sustancial, 2011 fue también el año en que el 'streaming' de cine empezó a poner sus raíces en España. Además del buen dato de Filmin (que ya en 2012 multiplicó por cinco sus ventas en el fin de semana siguiente a la caída de Megaupload), aterrizó en España la plataforma sueca Voddler, que a diferencia de Filmin ofrece el visionado de películas gratuitamente, ya que se financia mediante publicidad.

Las nacionales Youzee y Wuaki también lanzaron su versión beta, mientras Filmotech, fomentada por la gestora de derechos de los productores Egeda, continuó mostrando su pereza a la hora de ofrecer una respuesta atractiva más allá de la crítica a la piratería. Sin embargo, Netflix, el gigante (¿con pies de barro?) americano del cine online canceló su anunciada entrada a nuestro país. El mapa empezó a configurarse bajo el auspicio de una nueva legislación promovida por el lobby de Hollywood en España, y reclamada también por gran parte de la industria nacional.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual