Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

MUSEO

El Pablo Serrano completa su metamorfosis y abrirá al público la segunda quincena de marzo

El remodelado edificio, obra de José Manuel Pérez Latorre, ha tenido un coste final de 28,5 millones de euros.

R. C. L. ZARAGOZA Actualizada 04/01/2011 a las 21:18
18 Comentarios
Sala de exposiciones temporales de la planta calle.ESTHER CASAS

'''

No sabemos aún si su interior contendrá gusano o mariposa, pero al menos en lo que concierne al continente, el museo Pablo Serrano de Zaragoza ha completado ya su metamorfosis. El arquitecto José Manuel Pérez Latorre fue ayer el encargado de desvelar las formas de esta recién concluida obra, que ha costado 28,5 millones de euros y entre hormigón, hierro y cristal conserva los viejos muros de ladrillo del edificio de los antiguos talleres de oficios del Hospicio Pignatelli, que él mismo había adaptado para convertirlos en sede del museo.


Pérez Latorre ha capitaneado también esta segunda y magna remodelación, que ha aumentado a más de 9.000 los metros cuadrados construidos, con cuatro plantas que alcanzan en total 48 metros de altura y se complementan con un sótano para almacenes, talleres y servicios. Lo que más quebraderos de cabeza ha dado en los casi tres años que han durado las obras ha sido "asegurar la estructura frente al viento, porque las sobrecargas eran inmensas y hemos tenido que recalcularlo varias veces", detalló el arquitecto.

Explicó que la tremenda estructura que ahora se alza imponente sobre el paseo de María Agustín se asienta sobre cuatro pilares de hormigón de 2,2 metros de diámetro en su base, que soportan 1.900 toneladas. "Se ha hecho así para que las salas sean diáfanas. Para el museo era importante que las salas fueran polivalentes, por eso, cuanto menos elementos, mejor". Y a fe que ese objetivo queda cumplido, según se puede constatar a simple vista. Ya desde la entrada principal, situada en la esquina con Doctor Fleming, se accede a un amplio vestíbulo que comunica con la recepción del museo (dotada de consigna y mostrador de madera barnizada en amarillo) y da acceso independiente a la futura tienda, la cafetería, la biblioteca y un salón de actos con capacidad para 90 personas. Al fondo de la recepción, dos ascensores rápidos aptos para 12 personas cada uno. A su izquierda, la entrada a la sala de exposiciones temporales de la planta baja, que es el espacio que ocupaba anteriormente la sala principal del museo. A la derecha, se pasa a unas escaleras mecánicas por un vano del muro de ladrillo del edificio original (ahora tapizado por dentro con un mural azul obra del propio arquitecto).

La principal sala de exposiciones, que lleva el nombre de Pablo Serrano y albergará su obra, se despliega en tres niveles, entre las plantas primera y segunda. Gracias al acristalamiento de la fachada que da a María Agustín, la sala cuenta con luz natural en su zona escalonada y de una estupenda vista del paseo.

En la tercera planta hay una gran sala rectangular limpia de obstáculos, de 600 metros cuadrados, similar a otra de la cuarta planta, que gana otros 60 metros más, separados parcialmente por un lienzo de pared y también abiertos a la calle por una enorme cristalera que tienta a la curiosidad y da vértigo. Las salas, perfectamente diáfanas, están dotadas de discretos suelos grises de ligera baldosa italiana y muros blancos, además de una cuidada insonorización y climatización para aunar funcionalidad y comodidad para el visitante.

Pero lo que deja sin aliento es la terraza, un "mirador fantástico de la ciudad", en palabras de Pérez Latorre. Se sitúa sobre el techo de la biblioteca y permite "escapar" un poco del cerrado recinto museístico. Sobre su entarimado de pino tratado al óxido de cobre se yerguen varios lucernarios que enmarcan increíbles panorámicas hacia los cuatro puntos cardinales. Está pensada para disponer de una pequeña cafetería, aunque no por ahora, apuntó el arquitecto.

El revestimiento de los muros, de un material llamado Alpolic (fabricado en Japón por la empresa Mitsubishi Plastics), alterna el color negro (con un 85% de reflejo) y el turquesa (con un 15% de reflejo). Según Pérez Latorre, la elección de un negro capaz de reflejar el entorno favorece que "según cambia el día, cambie el edificio", devolviendo sea rojos y dorados al atardecer, sea tonos pálidos cuando el cielo y la luz acompañen.

El arquitecto comentó que con este nuevo edificio se introduce "un pequeño vocabulario contemporáneo" en el centro de la ciudad. Es, pues, un continente coherente con su contenido.

'''
$(html_text)
'''No sabemos aún si su interior contendrá gusano o mariposa, pero al menos en lo que concierne al continente, el museo Pablo Serrano de Zaragoza ha completado ya su metamorfosis. El arquitecto José Manuel Pérez Latorre fue ayer el encargado de desvelar las formas de esta recién concluida obra, que ha costado 28,5 millones de euros y entre hormigón, hierro y cristal conserva los viejos muros de ladrillo del edificio de los antiguos talleres de oficios del Hospicio Pignatelli, que él mismo había adaptado para convertirlos en sede del museo.
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''No sabemos aún si su interior contendrá gusano o mariposa, pero al menos en lo que concierne al continente, el museo Pablo Serrano de Zaragoza ha completado ya su metamorfosis. El arquitecto José Manuel Pérez Latorre fue ayer el encargado de desvelar las formas de esta recién concluida obra, que ha costado 28,5 millones de euros y entre hormigón, hierro y cristal conserva los viejos muros de ladrillo del edificio de los antiguos talleres de oficios del Hospicio Pignatelli, que él mismo había adaptado para convertirlos en sede del museo.
'''
$(html_text)
  


  • A Gonzalo05/01/11 00:00
    Gonzalo, en tu comentario no se atisba ni un sólo matiz que esté politizado. Enhorabuena por tan sabia reflexión.
  • Nacho05/01/11 00:00
    No he visto cosa más fea en mi vida. Cada vez que paso por ahí aparto la vista hacia otro lado. ¡¡Qué horror!!
  • ascodeto05/01/11 00:00
    ha sido apasionante ver la evolucion de este edificio a lo largo de los años, desde q yo era un chaval y no sabía que era pero siempre me llamaba la atención porque, hasta convertirse en el horrible engendro que es actualmente, y que cada vez q paso al lado con el coche, aunq solo vea por un instante, me pone de mala leche. ¡Por lo menos ha sido barato! (nótese el sarcasmo)
  • JUAN05/01/11 00:00
    Vaya guarrería de edificio, de como ha quedado. Encima ha salido carísimo. Qué fácil es hacer melonadas como esta con el dinero de todos. Un cero patatero para los que han hecho estas obras.-.
  • Vecino05/01/11 00:00
    A la vista está... así va España! y olé!
  • Ricardo05/01/11 00:00
    Yo me felicito por este nuevo museo para Zaragoza. Si por algunos fuera estariamos viviendo todavia en la Edad de Piedra. Y para todos aquellos que la unica pega es que haya sido una obra del PSOE, tranquilos dentro de poquito el PP ganara las elecciones y podran dejar todo como estaba, es decir hecho una ...; porque ya sabemos como le va esto de la cultura a estos señoritos.
  • Gonzalo05/01/11 00:00
    Al comentarista "A Gonzalo": ¿Pretendes que creamos que la adjudicación del proyecto, licencias, contrataciones, aprobación del presupuesto, posterior ampliación del mismo, etc etc no esta politizada??? Otorgándole tan magna obra al creador del Cubo de la Seo o el Auditorio???? (Obras TODAS ELLAS desfasadas en sus presupuestos). Tira, mandales el currículum y pon en copia tu comentario que seguro que entras a formar parte del pesebre si es que no lo eres ya. Que ciudad...
  • ppepe05/01/11 00:00
    Siempre hay gente que critica las inversiones en cultura. Ahora es prioritario un nuevo edificio para el Conservatorio Profesional de Música de Teruel.
  • Pedro05/01/11 00:00
    El coste publicado, por si alguien todavía no tiene claro cuanto supone en Euro, es de 4.742 millones de las antiguas pesetas. Como dije ayer, el museo Goya sin fecha de inicio por falta de presupuesto. Qué estupenda y moderna ciudad y que inmensos políticos tenemos. El día que catalanes y/o franceses le dediquen un museo a Goya nos echaremos las manos a la cabeza y los tildaremos de apropiarse de la cultura y de la historia de otros?..que en realidad la ignoran y maltratan
  • bambino05/01/11 00:00
    seguro que todos estos que protestan han ido a bilbao a ver el guggenheim y se les ha hecho el chirri lejia...pero claro como esto esta aqui en zaragoza y lo ha hecho belloch...que pena dais de verdad.si tan a digusto estais,teneis autovias y autopistas para salir de esta ciudad e iros a la que mas os guste...ala...a cascala
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo