Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Premios Príncipe de Asturias

El Príncipe pide superar los "desencuentros" entre los españoles

Los desafíos que tiene la España del siglo XXI sólo se podrán superar "si todos los españoles caminamos en la misma dirección", explicó.

Europa Press. Oviedo Actualizada 27/10/2012 a las 23:56
0 Comentarios
El Príncipe de Asturias pide superar los "desencuentros" entre los españoles

El Príncipe Felipe ha pedido este viernes superar los "desencuentros" entre los españoles "en el marco de nuestro Estado de Derecho que tantos sacrificios nos ha costado alcanzar". "Desde el año 1978 millones de españoles hemos sido educados en libertad y democracia y hemos aprendido a expresar nuestras opiniones y a escuchar y valorar ideas distintas a las nuestras dentro de ese marco", ha añadido. 

El Príncipe de Asturias ha asegurado que los grandes desafíos que tiene la España del siglo XXI sólo se podrán superar "si todos los españoles colaboramos y caminamos en la misma dirección" y ha señalado que las diferencias se deben de resolver "respetando las leyes en el marco de nuestro Estado de Derecho, que tantos sacrificios nos costado alcanzar".

Don Felipe ha pronunciado estas palabras durante su discurso en la XXXII Ceremonia de Entrega de los Premios Príncipe de Asturias que se ha celebrado en el Teatro Campoamor de Oviedo.

"A lo largo de estos años de democracia, todos juntos, hemos acumulado un patrimonio extraordinario de libertad, de respeto y de civismo, como nunca antes en nuestra Historia, que debemos cuidar, proteger y --como toda obra humana-- acrecentar y perfeccionar", ha manifestado.

En este sentido, ha apostado por "un futuro basado en el respeto y la confianza mutua entre todos los españoles" y en el que pueda trabajar "cada uno con su propia personalidad y con espíritu constructivo en una empresa común, en un mismo proyecto de convivencia".

"Los españoles vivimos momentos decisivos de nuestra historia. Estamos obligados a dar, cada uno, lo mejor de nosotros mismos. Como Heredero de la Corona desempeño mis responsabilidades con ilusión, orgullo y plena confianza en nuestro futuro; y procuro, --he procurado desde siempre--, servir a los intereses generales de España con vocación y espíritu integrador. Es, sin duda, mi obligación, es mi deber; pero es también mi convicción. Es lo que pienso, lo que siento y en lo que creo", ha precisado.

Tiempos extraordinariamente complejos y difíciles

Su Alteza Real ha hecho mención a los "tiempos extraordinariamente complejos y difíciles" que vive España pero ha apuntado también la necesidad de "mirar hacia el futuro con esperanza y con responsabilidad, tiempos para la convivencia". 

A su juicio, los representantes políticos "tienen legítimamente la gran tarea de encauzar y dar respuesta a los graves problemas que vivimos, especialmente a los derivados de la crisis económica". Y añade que "no cabe mayor exigencia de compromiso y responsabilidad de los poderes públicos ante los ciudadanos.

Para Don Felipe "los sacrificios que están haciendo tantos españoles, la grave preocupación e incertidumbre de otros muchos por su futuro, acentúan aún más ese deber de todas las instituciones del Estado de servir a los ciudadanos, de animar su vitalidad y confianza, atendiendo en todo momento a los intereses generales y teniendo como norte su bienestar".

"La crisis económica actual, nos obliga, además, a una reflexión rigurosa orientada a que ese espíritu colectivo recupere, también, valores extraviados en los últimos tiempos, aunque nunca definitivamente perdidos. Hoy, aquí mismo, nos hemos acercado a los ejemplos de generosidad, integridad, esfuerzo y excelencia que representan nuestros premiados", ha señalado.

Elogio a los premiados 

El Príncipe de Asturias ha elogiado a los premiados ya que "dedican su trabajo y su tiempo a la búsqueda de la verdad y de la belleza y nos ayudan a encontrar caminos para avanzar hacia el futuro". "Nuestros premiados nos ayudan a mantener viva la esperanza", ha remarcado, dando la enhorabuena a todos y cada uno de los premiados.

Del arquitecto Rafel Moneo, Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2012, don Felipe ha destacado que "trabaja con la lucidez e inteligencia de quien es plenamente consciente de que su labor puede y debe mejorar la vida de sus semejantes". "No es ajena a esta actitud su vocación académica, su convicción de que la práctica de la arquitectura tiene que dialogar con la enseñanza y la reflexión intelectual", ha apuntado.

Respecto a la galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2012, la filósofa Martha Nussbaum, ha resaltado su estudio de "cómo potenciar sentimientos y emociones positivas como la amistad y el amor e intentar acabar para siempre con otras negativas como la violencia".

El príncipe también ha elogiado la labor del galardonado en la categoría de Comunicación y Humanidades 2012, Shigeru Miyamoto, del que ha destacado su capacidad con los videojuegos "para provocar emociones y sentimientos positivos en los jugadores y también el aspecto educativo de sus creaciones, que huyen siempre de la violencia".

Del biólogo británico Sir Gregory Winter y el patólogo estadounidense Richard Alan Lerner, Premio de Investigación Científica y Técnica, el Príncipe ha manifestado que "sus trabajos ilustran las posibilidades inmensas de la Biotecnología actual para intervenir en células y materiales biológicos, modificando sus capacidades y encauzando su actividad hacia aplicaciones de gran utilidad".

"Sir Gregory Winter ha descubierto que es posible obtener anticuerpos en células de animales modificadas, de manera que se comporten como anticuerpos capaces de funcionar, sin rechazo, en el organismo humano. El doctor Richard Lerner, fascinado también por la inmensa variedad de los anticuerpos que nuestro organismo puede producir, ha concebido y diseñado nuevas posibilidades para manejarla, e incluso, para ampliarla en el tubo de ensayo", ha dicho.

Iker Casillas y Xavi Hernández

Además, el Principe ha destacado "los valores de la amistad y el compañerismo más allá de la máxima rivalidad de sus respectivos equipos" de los galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, Iker Casillas y Xavi Hernández.

Ha señalado que "ellos, de alguna forma, también representan hoy aquí a todos los que en el mundo del deporte cultivan estos valores humanos, fomentan la convivencia y la solidaridad y administran con prudencia el éxito y la fama".

Sobre la obra del Premio Príncipe de Asturias de las Letras, Philip Roth, ha señalado como "interpreta y desmenuza con sorprendente capacidad y con gran valentía los usos y costumbres sociales y la manera de relacionarse y de actuar de los seres humanos, en particular, de los judíos americanos".

Don Felipe también ha elogiado la labor desarrollada por el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja desde hace 150 años, galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, con especial referencia a sus voluntarios que colaboran para "prevenir y aliviar el sufrimiento humano, proteger la vida y la salud y hacer respetar la dignidad de las personas, especialmente en tiempos de conflicto armado y en situaciones de crisis y de necesidad en cualquier lugar del planeta".

En la misma línea, ha destacado el trabajo de la Federación Española de Bancos de Alimentos, galardonada con el Premio Príncipe de la Concordia, aprovechando para reflexionar sobre "las carencias y dificultades enormes de tantos españoles". "El sueño de sus responsables es que los bancos de alimentos dejen algún día de ser una necesidad social. Y al repetirlo aquí nos gustaría que la grandeza de ese sueño y la lección de su obra sean asumidas por todos", ha señalado.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual