Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Hemeroteca

Héroes del Silencio se quedan sin el 'Huevo'

¿Por qué no hemos hecho el concierto en el Palacio de los Deportes como Elton John siendo que casi tenemos más seguidores que él?", se preguntaba el grupo.

Documentación 22/04/2016 a las 06:00
Información publicada en Heraldo de Aragón

Hace ahora 27 años, Héroes del Silencio abarrotó el Rincón de Goya por primera vez. Más de dos mil seguidores se concentraron el 22 de abril de 1989 en el recinto del Parque Grande para ver al grupo, que había sacado poco antes su primer elepé, ‘El mar no cesa’. "Que se hayan agotado las entradas tan rápidamente significa para nosotros que el próximo habrá que hacerlo en un sitio más grande. Cada vez que hemos pedido el Palacio de los Deportes al Ayuntamiento de Zaragoza nos han respondido negativamente". La noche anterior al concierto de Héroes, Enrique Bunbury había visto a Elton John, precisamente en el Palacio de los Deportes, y le dijo dos cosas a Matías Uribe para la reseña de HERALDO: que más de la mitad de la gente estaba hablando, sin atender al concierto, y que él se había marchado, aburrido de oírle.

El grupo zaragozano reunió ayer noche a pie de escenario a más de dos mil seguidores en un recital que despertó enorme entusiasmo horas antes de su celebración y para el que se agotaron las entradas en un abrir y cerrar de ojos. En rueda de prensa, los Héroes señalaron que la de ayer no fue, sin embargo, su actuación definitiva en Zaragoza.

"Este concierto no es el definitivo de Héroes en Zaragoza, es simplemente el primer concierto aquí de Héroes con disco", afirmaron ayer en rueda de prensa los componentes del grupo zaragozano horas antes de su actuación ayer noche en el Anfiteatro, actuación para la que tres días antes se habían agotado las casi dos mil quinientas localidades que dispone el recinto del Rincón de Goya.

"Que se hayan agotado las entradas tan rápidamente, significa para nosotros que el próximo recital habrá que hacerlo en un lugar más grande", comentaron al analizar este hecho hasta ahora nunca materializado por un grupo de Zaragoza. "Es casi seguro que el próximo será en el Pilar", salió al paso la mánager del grupo. Lo que dio pie a que el bajista Joaquín pidiera al Ayuntamiento que se implicara un poco más con los grupos zaragozanos. "Es que se enteran de poco, yo personalmente estoy muy cabreado con el Ayuntamiento", dijo con gesto torcido Joaquín mientras en el otro extremo, Juan, el guitarrista, precisó que él sí estaba de acuerdo con el Ayuntamiento y Quique, cantante, rematara de forma irónica: "Si, está bien que exista el Ayuntamiento".

Sobre la actuación de ayer noche que debió producirse a recinto a rebosar y con bastante frío, los Héroes dijeron que quería ofrecer un espectáculo lo más digno posible "porque yo, ayer noche estuve viendo a Elton John y vi a un sesenta por ciento o más de la gente apalancada y hablando sobre Elton John y a nosotros no nos interesa eso, que se hable de nosotros mientras la gente se apalanca en las gradas, lo que queremos es que se escuche nuestra música", matizó Quique quien a la penúltima canción del cantante británico dijo que se tuvo que marchar aburrido de oírle.

"Que por qué no hemos hecho el concierto en el Palacio de los Deportes como Elton John siendo que casi tenemos más seguidores que él? Pues eso habría que preguntárselo al Ayuntamiento que cada vez que le hemos pedido el Palacio nos ha respondido negativamente", se quejaron de nuevo grupo y mánager para más adelante precisar que Héroes es ya un grupo con prestigio aquilatado en Zaragoza como para tener que ir pidiendo facilidades para tocar.

Tampoco los Héroes, en un giro ascendente de su carrera que si no se trunca ha de llevarles a la primera fila del pop nacional -"para eso trabajamos"-, están por la labor de hacer de teloneros de nadie, inclusive si se presenta la oportunidad ni de los U2, "porque entonces eres una insignificancia y eso casi más que ayudar, desprestigia al grupo". "Preferimos tocar en salas pequeñas, pero con nosotros como cabezas de cartel a hacerlo en recintos grandes y en plan segundones", aunque puestos a tener que padecer la enfermedad del "telonerismo" elegirían a los Gabinete Caligari como compañeros de camilla.

Indicaron también los Héroes que pese al peligro que puede correr el grupo de convertirse en un grupo para quinceañeras, no están dispuestos a que ello ocurra porque su música es el mejor argumento para evitar ese posible peligro y el disco así lo demuestra. "Vamos por otro lado distinto al de las quinceañeras", aseguraron con rotundidad.

Un peligro, sin embargo, puede cortar el camino seguro al éxito que Héroes lleva: el de la mili. "Hay que escapar de ella como sea", dijo el batería del grupo quien se declaró objetor de conciencia. Pero a pesar de ello, Héroes concluyeron afirmando que no están dispuestos a politizar su música ni a enviar mensajes sociales a la gente.

Elton John pasó como un fulgor

Pasó como un fulgor Elton John por Zaragoza. Llegó, cantó y se retiró al hotel sin querer saber nada ni de prensa ni de fotógrafos. En el Corona de Aragón, donde ocupó la suite real, durmió solo y envuelto en las fragancias que despedían los iris blancos y las flores silvestres que pidió para la habitación. Al día siguiente, a las diez y cuarto de la mañana, después de desayunar en el buffet, dejaba la suite para dirigirse a San Sebastián en su avión privado. Por la noche, después del concierto, cenaba hamburguesas y champán Perrier en el Bearn mientras un amable jefe de seguridad despistaba mandándonos al lado contrario, al Coto. Prohibido molestar a los dioses.

Políticos en la galería

Con el franquismo también existían en los actos públicos los palcos de autoridades que daban mucho empaque y distanciaban del vulgo pueblo. Con la democracia el vicio continúa. No se entiende, y menos aún en un concierto de rock, lo de las zonas acotadas y los palcos reservados a políticos, amigos, novias, esposas e invitados que aparte de no abonar su correspondiente localidad se amontonan en esas zonas para significar más aún su carácter de elegidos. ¡Qué vulgaridad, por Dios, colocarse al lado de la pestilente plebe! Claro que hubo algún prócer que sí decidió mezclarse con la chusma y no despegó codo de la barra. Alcohol y rock’n’roll siempre de la mano, yeah!

¿A dónde fueron a parar las invitadones?

No estaría tampoco mal que la delegación de Festejos hiciera público el reparto de las doscientas invitaciones que, según un empleado de Gay & Company, se repartieron entre medios de comunicación, políticos e invitados varios. Se vio mucho rostro con idem de no haber pagado entrada.

Facilidades para la prensa

Y una cuestión de la que aún no se han enterado promotores y organizadores de conciertos. Mucha caña y atenciones en los días antes de las actuaciones, pero luego ni los más mínimos detalles que nos hagan la labor un poco más fácil a quienes tenemos el deber de informar. Si en espectáculos de otra índole la ‘canallesca’ cuenta con medios y espacio para desarrollar su labor informativa, ¿por qué en los conciertos no ocurre lo mismo? Por lo menos un teléfono a mano, leñe.

Recopilado por Elena de la Riva y Mapi Rodríguez. Documentación de Heraldo de Aragón







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual