Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Arteterapia

La fiebre de los mandalas

Ya sea como forma de entretenimiento o como técnica de relajación, todo aquel que lo prueba coincide en que sus beneficios son inmediatos y aplicables a la vida cotidiana.

23/09/2016 a las 06:00
Etiquetas
Los colores de los mandalas, aunque no combinen, descifran el estado de ánimo de la persona que los pinta

Crear y pintar mandalas está de moda. Las librerías españolas se han llenado de libros dirigidos a todas las edades que cuentan con diferentes plantillas sobre las que potenciar la creatividad.

Se trata de una auténtica revolución artística en nuestro país que, con el tiempo, va ganando más adeptos. Por un lado están los más atrevidos, que se animan a diseñar sus propios mandalas, y por otro, los que optan por pintar sobre unos modelos ya diseñados.

A priori, puede parecer que la opción de estos últimos es como un juego de niños que no va más allá de colorear sin salirse de las líneas. Sin embargo, este nuevo ‘hobby’ esconde unos beneficios inmediatos para los tiempos de estrés que vivimos en la actualidad.

La palabra ‘mandala’ es un término de origen sánscrito –lengua clásica de la India– y significa ‘círculo sagrado’. Se trata de una representación espiritual geométrica que refleja los valores orientales relacionados con el cosmos y la eternidad.

Generalmente, los mandalas consisten en un circulo inscrito dentro de una forma cuadrangular, aunque este no es un esquema cerrado. Son consideradas como una expresión del alma, por ello, la elección de los colores que utilizamos, así como la forma en la que los combinamos, hablan de nosotros y de nuestro estado de ánimo.

Los beneficios que conlleva pintar mandalas son inmensos. Al concentrarnos en colorear una superficie logramos abstraernos de las preocupaciones que nos rodean y dedicar un tiempo a nosotros mismos. Se trata de una meditación activa en la que se trabaja la paciencia a la vez que se potencia la creatividad y el autocontrol.

En la actualidad, esta técnica de relajación se ha extendido entre todas las edades. A los niños pequeños les ayuda a coordinar y familiarizarse con los colores y a los más mayores les motiva para activar su mente y les devuelve la confianza.


El próximo fin de semana

Teniendo en cuenta todos los beneficios y la expansión actual de los mandalas, HERALDO ha desarrollado una colección de 11 libros de arteterapia, con 48 ilustraciones cada uno, cuya primera entrega será el próximo viernes 23 de septiembre. Pero hay más. La colección cuenta con una entrega muy especial: un libro de mandalas aragoneses de edición exclusiva para dejar volar la imaginación con algunos de los rincones más identificativos de Aragón.
 


Algunas pinceladas sobre los mandalas


Lo único que se necesita para pintar un mandala es tiempo
No existe una técnica específica para pintar mandalas. De hecho, no es considerada una disciplina como tal, ya que cada persona puede colorear según sus gustos y su estado de ánimo. Nunca un mandala estará mal hecho. Sin embargo, sí que existen algunas recomendaciones: se debe pintar desde fuera hacia dentro para así, reflejar el autoconocimiento de lo externo hacia nuestro propio centro.

Los mandalas no entienden de edad: talleres creativos en residencias
Cada vez son más habituales los talleres para pintar mandalas en las residencias de la tercera edad. Se trata de una actividad de ocio en la que los ancianos son los protagonistas y crean sus propias obras artísticas. Aunque al principio suelen mostrarse reacios y dubitativos, finalmente acaban satisfechos con su trabajo. Esta actividad les entretiene a la vez que les otorga confianza en sí mismos.

Las configuraciones mandálicas están presentes en otras culturas
Los mandalas no fueron utilizados exclusivamente en el hinduismo y en el budismo. Existen otras culturas donde también hay indicios de estas configuraciones con significado espiritual. Sin ir más lejos, en el arte arte románico y bizantino se desarrollaron las ‘mandorlas’ que utilizan la forma oval o de almendra –en lugar del círculo– para insertar la imagen de personajes sagrados.


 
Más información







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual