Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Noticia patrocinada

Hilos tensores mínimamente invasivos para presumir de cuerpo y rostro sin cirugía

El Dr. Chicón, de la clínica Salutae Zaragoza, fue pionero en España en aplicar estos tratamientos estéticos para combatir la flacidez de cuerpo y rostro. En la actualidad, se realizan en ella entre 300 y 400 tratamientos con mini-hilos al año, cuyo coste medio ronda los 600 euros.

Noticia patrocinada 21/12/2015 a las 06:00
Etiquetas

El Dr. Jesús Chicón, de la clínica Salutae de Zaragoza, tratando a una paciente.

El Dr. Jesús Chicón, especialista de la clínica zaragozana Salutae.

El Dr. Jesús Chicón, especialista de la clínica zaragozana Salutae.


Tras el auge en medicina estética de los tratamientos con ácido hialurónico y el 'boom' de la toxina botulínica (botox), la aparición de nuevas técnicas mínimamente invasivas como los mini-hilos faciales constituyen una alternativa más para presumir de cuerpo y rostro sin tener que pasar por el quirófano.

"La gran ventaja de estos nuevos tratamientos que se vienen utilizando desde el año 2011 en España es que son reabsorbibles, pues están hechos de un material (polidioxanona) que, por sus propiedades, se utilizaba mucho para saturas dentro del propio cuerpo", explica el Dr. Jesús Chicón, especialista de la clínica zaragozana Salutae y uno de los pioneros en España en aplicar estas nuevas técnicas de medicina estética. 
 

Este especialista, que se formó con el doctor Kwon -el primero en aplicar con éxito estos tratamientos de rejuvenecimiento facial- comenzó a trabajar con ellos en Zaragoza hace cuatro años. Hoy en día, en esta clínica, se realizan de media entre 300 y 400 tratamientos con mini-hilos al año y tienen un coste medio de 600 euros.

Aun con todo, el 'botox' o toxina botulínica sigue siendo, en palabras de este cirujano plástico, "el rey de la medicina estética" en España, si bien se van diferenciando en la práctica diferentes áreas anatómicas en las que puede ser más aconsejable apostar por otras técnicas menos invasivas.

"Una indicación especial donde los hilos no tienen competidor es en el tema corporal. Ahora se utilizan para mejorar la flacidez de determinadas partes del cuerpo -como la cara interna de los brazos, las piernas o el abdomen- y también para elevar los glúteos", detalla este especialista.

Aunque los mini-hilos faciales y corporales se componen de un material reabsorbible, estos provocan la misma acción que un "cuerpo extraño" dentro de la piel. En consecuencia, esta lo reconoce como un cuerpo extraño y lo intenta envolver en fibras de colágeno que provocan un efecto tensor y rejuvenecedor de las arrugas. Desde su aparición en medicina estética, se utilizan con frecuencia para "mejorar" el tercio inferior del rostro y el cuello, con resultados igualmente eficaces en las zonas anatómicas antes descritas. "Estos hilos, colocados en la capa de la piel adecuada y con una disposición correcta tienen unos resultados estéticos francamente llamativos", subraya el doctor Chicón, quien aconseja no obstante ponerse en manos de profesionales experimentados antes de someterse a estas técnicas mínimamente invasivas. 

"En Zaragoza hay muy buen nivel de médicos trabajando con estos tratamientos, pero al ser un material muy versátil -cada vez aparecen nuevos diseños-, la técnica está actualizándose constantemente y eso implica que no dejemos de formarnos", añade este especialista que puede presumir de haber instruido en esta técnica a algunos de los mejores médicos zaragozanos de este ámbito. 
 

Un efecto progresivo que dura en torno a un año y medio
La principal recomendación a la hora de someterse a estos tratamientos es ponerse en manos de un especialista, ya que son técnicas dependientes cuya duración aproximada es de año y medio. "Cuando los colocamos, estos van haciendo un efecto progresivo -a medida que la piel va sintetizando el colágeno- que alcanza un máximo a los seis meses, se mantiene otros seis más y a partir del año o los 14 meses empieza a reducirse y hay que aplicar otro tratamiento", explica este especialista.

Hasta el momento, indica, el 100% de los efectos adversos de estos tratamientos son secundarios a una "mala praxis", motivo por el cual es importante "desconfiar" de aquellas ofertas que se apliquen en centros no cualificados para ello. "Aunque un relleno te lo puede poner un médico muy novel, los hilos es importante que se pongan en centros especializados con profesional experimentado. No es una técnica peligrosa, pero para que dé buenos resultados hay que estar en buenas manos", subraya.

En la actualidad, el uso de estas técnicas se complementa con otros tratamientos para conseguir mejores resultados. Es lo que se conoce como combinoterapia -que supone la unión de vitaminas que contengan ácido hialurónico y colágeno- y que se aplica en forma de mesoterapia facial. "Las vitaminas nutren la célula, el ácido hialurónico hidrata y rellena todo el espacio que hay entre las células y el colágeno da densidad, mejora la flacidez y tiene la propiedad de ser una sustancia de color blanco que aclara la piel con un efecto porcelana", aclara.

De esta forma, la medicina estética constituye para este especialista en Cirugía Plástica "un trabajo complementario entre técnicas mediante el cual se consigue mantener una cara y un cuerpo en buen estado".

Centro de estética Salutae Zaragoza
  • Plaza Diego Velázquez 2, Local 50006 Zaragoza
  • 976 378 103

Ir al suplemento de salud.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo