Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Nueva etapa para abordar el Plan Aceralia del Picarral

Se ha creado una comisión de trabajo de ámbito municipal en la que se tratará de consensuar una propuesta para plantear al Gobierno de Aragón.

M. M. Zaragoza Actualizada 20/10/2015 a las 18:35
Imagen de los terrenos de Aceralia.

Los cambios de Gobiernos en el Ejecutivo Autonómico y el Ayuntamiento de Zaragoza y el papel activo de los vecinos del barrio del Picarral parecen apuntar a que se abre una nueva etapa para abordar la situación de los antiguos terrenos de Aceralia, la pastilla urbana de unas 15 hectáreas abandonadas, situadas entre el Camino de los Molinos, la avenida de Alcalde Caballero y la fábrica de Saica.

Recientemente se reunió una comisión de trabajo de ámbito municipal creada para abordar este asunto, enquistado desde que se impulsó en 2003 y muy judicializado. "Ya antes de las elecciones pedimos a todos los partidos la necesidad de encontrar una solución al asunto, y ahora volvemos a pedir el apoyo unánime de los grupos políticos del Ayuntamiento con los propietarios de suelo, si no es por vía de acuerdo no sabemos cuándo se desbloqueará este asunto", apunta Juan José Jordá desde la Asociación de Vecinos del Picarral.

Esta primera reunión contó con la presencia de representantes de los grupos municipales en el Consistorio y de la asociación de vecinos, "y todo el mundo manifestó la necesidad de un acuerdo entre Saica, la Administración y los propietarios de suelo y de trabajar en una misma dirección", apunta Jordá.

"Eso es un fondo de saco, es un suelo impresionante, ya tuvieron que derribar las naves porque había ocupas", subrayan desde la asociación de vecinos, donde reconocen que "alcanzar una solución no es fácil, pero nosotros tenemos una línea muy clara, si este solar no estaría así junto a la plaza del Pilar, en el Picarral tampoco".

Ahora, desde el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza se recaba información para identificar a los distintos propietarios del suelo y entrar en contacto con ellos, “una tarea compleja porque ha cambiado mucho la propiedad desde el inicio de proyecto", explica el concejal del ramo, Pablo Muñoz, quien apunta que "será un proceso largo. Nosotros tenemos que elaborar otra vez la propuesta al Gobierno de Aragón y para tenerla tenemos que hablar con Saica, los propietarios, los vecinos y los partidos políticos, hay que intentar consensuar una posición", apunta Muñoz.

Cabe recordar que en 2003 se firmó el convenio entre el Consistorio y varias empresas para levantar 2.344 viviendas con las que financiar el traslado de las fábricas fuera del casco urbano, que fue recurrido por Saica. En 2008 el Tribunal Superior de Justicia de Aragón tumbó este convenio urbanístico y la modificación del PGOU. El Ayuntamiento recurrió ambos, pero el Supremo confirmó su anulación, en 2009 la del convenio y tres años después la del cambio del PGOU.

Posteriormente, el Ayuntamiento de Zaragoza redactó la modificación del plan, reduciendo el número de viviendas a 2.198, las alturas de los edificios y ampliando la superficie reservada para equipamientos. Pero Saica volvió a alegar pidiendo la reducción del número de viviendas y el aumento del número de aparcamientos.

A principios de año el proyecto sufrió un nuevo revés administrativo con una resolución del Consejo Provincial de Urbanismo de Zaragoza que fijó unos parámetros que, de cumplirse, podrían reducir de manera sustancial las viviendas previstas. Ante la presente situación jurídica y administrativa, el Ayuntamiento trata de abrir un nuevo proceso que de salida a esta pastilla urbana.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual