Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Defensa

​El enemigo de la OTAN tiene base en Zaragoza

Una Fuerza de Oposición de más de 400 efectivos pondrá a prueba a las tropas de 20 países de la OTAN.

P. Puebla. Zaragoza 08/10/2015 a las 06:00
Efectivos de la unidad que actuará como Fuerza de Oposición en ZaragozaSandra Lario

El enemigo de la OTAN empezó a trabajar este miércoles en Zaragoza. A partir del día 21, el Centro Nacional de Adiestramiento San Gregorio (Cenad) se convertirá en un campo de batalla simulado y a las fuerzas zaragozanas les ha tocado actuar de enemigo para poner a prueba las capacidades de las tropas de una veintena de países. Su misión es complicar las cosas y plantar cara a la OTAN con más de 400 efectivos, carros de combate, fusiles AK y explosivos simulados.

El Cenad cuenta, de normal, con una unidad propia especializada en actuar como fuerza de oposición ante los otros batallones españoles que vienen a entrenarse a Zaragoza. Son un centenar de personas, al mando del comandante Solano, capaces de emular el comportamiento tanto de un enemigo convencional como de un enemigo asimétrico. La simulación es completa. Parte de la unidad se traslada en pick-ups civiles y sus soldados se visten de paramilitares o con el ropaje característico de los insurgentes de otros países. Cómo no, van armados con fusiles AK de la antigua Unión Soviética, el arma más extendida entre las fuerzas irregulares de todo el mundo. A veces, incluso hacen sonar música o rezos extranjeros en el campo de maniobras para incrementar la tensión y que cada cual se meta en su papel.

Sin embargo, para este ejercicio el enemigo parecía pequeño. La OTAN va a traer a entrenarse a Zaragoza a más de 8.000 soldados y el anfitrión quería ofrecer un enemigo a la altura, así que los 80 efectivos operativos de la unidad habitual del Cenad se han integrado en una unidad de más 400 personas liderada por la Brigada de Caballería de Zaragoza. Los primeros han recibido durante años un entrenamiento específico como enemigo, los segundos aportan su experiencia en múltiples misiones en el extranjero.

Las dos fuerzas de Zaragoza se unieron este miércoles por primera vez y empezaron a entrenarse juntas como la Fuerza de Oposición de las maniobras Trident Juncture 2015. Empezaron su primer día como grupo ensayando la puesta en marcha de check-points ilegales y la instalación y detonación de varios tipos de explosivos simulados y aún les queda mucho trabajo por delante. De aquí al día 21 tienen que ensayar los ataques que llevarán a cabo a todos los batallones de la OTAN cuando empiece la fase práctica de las maniobras.
 

Ataques a medida

Cada país ha pedido a la OPFOR que ponga a prueba a sus soldados de una manera distinta y los zaragozanos tendrán que apañárselas para estar en todas partes. Entre otras cosas, tendrán que tender emboscadas a convoys, plantar minas simuladas, capturar rehenes o generar situaciones de combate en zonas urbanizadas.


"En algunos momentos simularemos que hay población civil para ver cómo reaccionan las fuerzas de la OTAN. Tendremos tomado un poblado y puede incluso que haya efectivos vestidos de civiles jugando al fútbol en la calle o llevando a un bebé en brazos", ejemplifica el teniente coronel Yañez, oficial que se hará cargo de la OPFOR bajo la atenta supervisión del general de toda la Brigada de Caballería, el general Chapa.


Cada ejercicio o ataque se ha diseñado a medida para cada batallón. Así, los países que han traído efectivos especializados en guerra NBQ (nuclear, biológica, química) se enfrentarán a un laboratorio clandestino y los que han traído fuerzas de operaciones especiales tendrán que rescatar a los rehenes de un poblado tomado por los insurgentes. Por si fuera poco, la semana que viene se incorporarán también a la OPFOR una unidad estadounidense de 65 personas que se encargará de los asaltos aéreos y 8 personas del Regimiento de DNBQ de Valencia.

En todo momento habrá árbitros que evaluarán la acción de los insurgentes y la capacidad de respuesta de las fuerzas de la OTAN. Después, si hace falta, propondrán cambios en los procedimientos de los distintos países.

A partir del día 1 de noviembre, el ejercicio cambiará por completo y todos los países presentes en San Gregorio pasarán a trabajar juntos y a enfrentarse en bloque al enemigo zaragozano, que habrá tomado el poblado reconstruido de Casas Altas y una estratégica (y ficticia) presa de agua. Por último, el día 4, se hará una exhibición ante mandos de varios países en la que, cómo no, el enemigo habrá capturado a rehenes y plantado campos de minas simulados.

El Cenad es el responsable de que todo lo que ocurra dentro del campo de maniobras de San Gregorio se ajuste a la normativa nacional y lleva más de un año trabajando en la sincronización de todos los ejercicios que se desarrollarán en su interior. El terreno, de 100 km de perímetro y repleto de cámaras, estará vigilado 24 horas al día desde su Centro de Mandos y Operaciones. El oficial al cargo del Cenad, el coronel Blanco, explica que tendrán desplegada en todo momento una unidad contraincendios, otra de seguridad que vigilará todos los accesos, otra de protección ambiental y a la UME en alerta, por si hiciera falta.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual