Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Cambio de nombre del pabellón Príncipe Felipe

El Ayuntamiento pide a la juez que retire las medidas cautelares sobre el pabellón Príncipe Felipe

El PP defiende que deben mantenerse hasta que haya sentencia firme. La titular podría decidir este miércoles.

J. V./Efe. Zaragoza Actualizada 05/10/2015 a las 15:31
Vista de los abogados del Ayuntamiento y del PP ante la juez titular del juzgado número 4 de Zaragoza por el cambio de nombre del pabellón.Guillermo Mestre

El Ayuntamiento de Zaragoza ha solicitado esta mañana a  la titular del juzgado Contencioso-Administrativo número 4 la retirada de las medidas cautelares que decretó el pasado jueves, que impedían el cambio de nombre del pabellón Príncipe Felipe.

Por su parte, el abogado del PP ha solicitado que se mantengan tales medidas hasta que se dicte una sentencia firme, es decir, cuando culmine el proceso contencioso, que según los letrados podría prolongarse cuatro años. 

Una vez oídas ambas partes, la juez decidirá lo antes posible, probablemente mañana o el miércoles, si mantiene las medidas cautelares o bien permite que se pinte el rótulo de José Luis Abós en el pabellón.     

El letrado Luis García Mercadal, que representa al Ayuntamiento de Zaragoza, ha alegado ante la juez que el cambio de nombre del pabellón Príncipe Felipe a José Luis Abós se hizo respetando "escrupulosamente" la legalidad independientemente de su "mayor o menor legitimidad democrática".

García Mercadal ha defendido ante la juez que el pleno, donde los grupos que apoyaron el cambio de nombre del pabellón -Zaragoza en Común y CHA- se quedaron en minoría, no es superior al Gobierno de la Ciudad y que, según legislación vigente y los informes de los servicios jurídicos del consistorio, en este caso se trata de una competencia del alcalde.

"No se puede confundir la desviación de poder con el mayor o menor acierto del acto administrativo", ha dicho.

Asimismo, ha considerado que el debate político debe sustanciarse en las instituciones habilitadas para ello en el Ayuntamiento, "de ningún modo" en sede judicial.

Además, ha aportado varios documentos que probarían que el Grupo Popular estuvo en todo momento informado de las decisiones que iba tomando el Gobierno de la Ciudad a este respecto.

Entre ellos ha presentado un informe de la técnica de la web municipal y el anuncio publicado sobre la decisión gubernamental, accesible a todo el mundo y la diligencia enviada por el secretario general del pleno en la que comunicó los acuerdos adoptados el día 18 de septiembre de 2015, entre las que aparecía este asunto.

Esta diligencia, enviada vía correo electrónico, fue remitida, según el letrado municipal, "al menos", a la dirección del propio Grupo Popular, a dos de sus concejales y a cuatro asesores.

Del mismo modo, ha presentado el acuerdo del pasado 30 de septiembre, por el que comenzaban las labores de modificación en los rótulos del pabellón, notificado al PP y sellado por el propio grupo municipal.

En otro orden de cosas, el abogado que representa al consistorio en el contencioso ha aseverado que no se ha justificado la realidad del coste económico que generaría el cambio de nombre ni del daño a la marca, la cual ha considerado que no tiene "ningún valor", además de recordar que la dignidad "Príncipe Felipe" ya no existe desde que el otrora Príncipe de Asturias fuera proclamado Rey.

Por su parte, la parte demandante, representada por Clemente Sánchez Garnica, ha asegurado que no consta la recepción por parte del Grupo Municipal Popular de las diligencias detalladas por el letrado del Ayuntamiento.

Igualmente, ha reiterado que la decisión de que pase de llamarse Príncipe Felipe a José Luis Abós genera costes y perjudica a la marca en el momento del 25 aniversario del recinto.

En defensa de que permanezcan las medidas cautelares ha añadido que la imposición de las mismas no afectaría al interés público porque no es un asunto de interés público, como a su juicio demuestra que la medida fuera apoyada por solamente 11 de los 31 concejales del pleno.

Por último, ha solicitado que, en caso de que se hubiera incurrido en alguna responsabilidad penal, se identifique a las personas responsables y sufraguen los gastos ocasionados.
 

Las medidas "cautelarísimas"

La titular del juzgado número 4 tomó el pasado jueves la decisión "cautelarísima"  de suspender los trabajos de borrado y repintado del nombre del pabellón, iniciados el día anterior, tras recibir el recurso que presentó el PP al acuerdo adoptado por el gobierno de Zaragoza en Común en el Ayuntamiento, por el cual el pabellón Príncipe Felipe pasaba a llamarse José Luis Abós.

Si la juez da la razón al Consistorio, el cambio de nombre volverá a ser efectivo. El pabellón se llamaría José Luis Abós y se seguiría con el pintado de las fachadas. Eso sí, todo a la espera del juicio que determine si el acuerdo del Gobierno de la ciudad fue correcto o no. Si, por el contrario, se mantienen las medidas cautelares, ese acuerdo y sus consecuencias quedarán en suspenso a la espera de sentencia firme.

Hasta que se resolviera el pleito, el pabellón se volvería a llamar Príncipe Felipe y se suspendería el pintado. El Ayuntamiento podría recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) las medidas cautelares, pero parece improbable que ocurra algo sustancial que motive un cambio de decisión. Una vez conocida la sentencia, la parte perdedora podría recurrirla ante el TSJA y el proceso se alargaría varios meses o incluso años. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual