Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

El cambio de nombre del pabellón estará meses en suspenso si se alargan las medidas cautelares

La instalación deportiva seguiría llamándose Príncipe Felipe hasta que haya una sentencia firme.

Javier L. Velasco. Zaragoza Actualizada 05/10/2015 a las 12:06
Operarios del Ayuntamiento de Zaragoza han empezado a borrar el nombre del pabellón Príncipe FelipeSandra Lario

Los tribunales podrían dejar en suspenso durante meses o incluso años el cambio de nombre del pabellón Príncipe Felipe.
La decisión del Gobierno de Zaragoza de rebautizar esta instalación como José Luis Abós está en los juzgados, después de que el PP presentara un recurso en los tribunales el jueves pasado. La juez decretó ese mismo día medidas cautelares para impedir que el cambio se hiciera efectivo en las fachadas, donde el día anterior comenzaron las labores para pintar los rótulos con el nuevo nombre. Este lunes, los abogados del PP y del Ayuntamiento comparecerán ante la magistrada quien dictaminará si prolongan o no estas medidas cautelares.


Lo que los populares recurrieron fue el acuerdo adoptado por el gobierno de ZEC, por el cual el pabellón Príncipe Felipe pasaba a llamarse José Luis Abós. Eso sí, se acordó que la modificación fuera vigente a partir del 1 de enero, y que hasta entonces convivieran ambas denominaciones. El motivo fue respetar el 25 aniversario de las instalaciones, que se celebra este año y para el cual se firmaron patrocinios con el nombre de Príncipe Felipe.

En su recurso, el PP argumenta que la decisión tenía que haberla tomado el pleno, y no el Gobierno de la ciudad. Zaragoza en Común, en cambio, dice que tenía plena competencia para hacerlo. Sin embargo, como ocurrió el pasado jueves, la juez tampoco entrará mañana en el fondo del asunto.


Ese día, la titular del juzgado Contencioso-Administrativo número 4 acordó adoptar medidas "cautelarísimas" para evitar que el pintado de la fachada o cualquier otra consecuencia derivada del cambio de nombre siguiera adelante. Mañana, el abogado del Ayuntamiento pedirá que se levante esa decisión, mientras que el del PP solicitará que se mantenga.


Si la juez da la razón al Consistorio, el cambio de nombre volverá a ser efectivo. El pabellón se llamaría José Luis Abós y se seguiría con el pintado de las fachadas. Eso sí, todo a la espera del juicio que determine si el acuerdo del Gobierno de la ciudad fue correcto o no. Si, por el contrario, se mantienen las medidas cautelares, ese acuerdo y sus consecuencias quedarán en suspenso a la espera de sentencia firme.


Según fuentes judiciales, el pleito no se resolvería hasta dentro de aproximadamente un año. Por lo tanto, durante ese tiempo el pabellón se volvería a llamar Príncipe Felipe y se suspendería el pintado. El Ayuntamiento podría recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) las medidas cautelares, pero parece improbable que ocurra algo sustancial que motive un cambio de decisión. Una vez conocida la sentencia, la parte perdedora podría recurrirla ante el TSJA y el proceso se alargaría varios meses o incluso años.

La aplicación del auto

Otro de los asuntos que se tratarán mañana en la citación de las partes ante la juez será la aplicación que se hizo el pasado jueves por la tarde del auto judicial en el que se ordenaba que se detuvieran los trabajos de pintado en la fachada. El Ayuntamiento defiende que las decisiones se tomaron con "rapidez", pero el PP sostiene que estas se demoraron intencionadamente para terminar de borrar el rótulo principal del Príncipe Felipe. El portavoz popular, Eloy Suárez, dijo que presentarían a la juez una «prueba irrefutable» de que el Ayuntamiento conoció la orden a las 15.00, y los trabajos se detuvieron cerca de las 18.00.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual