Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Universidad de Zaragoza

Un nuevo ascensor y el arreglo de goteras, entre las obras inminentes de Filosofía y Letras

La DGA hará este mes actuaciones para garantizar “la seguridad, habitabilidad y accesibilidad”.

M. S. Z. Zaragoza 05/10/2015 a las 06:00
Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza

En los próximos días comenzarán las obras de urgencia en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza. Desde el departamento de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón señalan que estas actuaciones se llevan a cabo para “garantizar la seguridad, habitabilidad y accesibilidad” del edificio. “En esta facultad es necesario que se hagan dos tipos de obras, por un lado, las que acaba de aprobar el Ejecutivo autonómico, y por otro, la reforma integral del pabellón de Filología, que esperamos que tenga una partida en los próximos presupuestos”, sostiene José Antonio Gadea, portavoz del colectivo Estudiantes en Defensa de la Universidad  (EDU).

De momento, estas obras tienen previsto abarcar la reparación de las goteras del tejado para “impedir las filtraciones de aguas y el posterior derrumbe de falsos techos”. Esta decisión se toma después de que durante el pasado curso se produjera la caída de una falso techo en el pabellón de Filosofía y le ocurriera lo mismo al protector de un fluorescente en un aula del edificio principal. Ambos casos no causaron daños personales, pero pusieron en evidencia el “mal estado” en el que se encuentra el edifico de 75 años de antigüedad.

Durante esos días también también se harán trabajos de reparación y mantenimiento de ventanas, “en aras de mejorar el aislamiento térmico así como la revisión de la instalación de calefacción”. Todo ello, con la intención de solucionar el problema de las bajas temperaturas que se produce en algunas aulas durante el invierno y que complican el desarrollo normal de la docencia.

Por último, la DGA tiene previsto instalar un nuevo ascensor que permita el acceso a las plantas superiores a las personas con discapacidad. Esta decisión la han tomado después de comprobar que uno de los dos ascensores de la Facultad llevaba estropeado varios meses y no se había arreglado. Este elevador tenía casi 50 años. “Esta instalación se hará de tal forma que posteriormente quede incorporado al edificio rehabilitado”, destacan desde el Gobierno autonómico.

Y es que el Ejecutivo tiene en sus planes ejecutar las obras de reforma, aunque todavía no hay fechas previstas ni presupuesto. “Estos cambios son necesarios, pero no deben servir para que después el pabellón de Filología caiga en el olvido como en años anteriores”, reclama Gadea. Una opinión que comparte Nacho Serrano, representante del Colectivo de Estudiantes Progresistas de Aragón (CEPA). “La reforma sigue siendo algo prioritario y no se tiene que quedar como una simple promesa”, subraya.
 

Los otros problemas del campus

La Facultad de Filosofía y Letras es el edifico que más atenciones precisa y cuya actuación debe de ser la más rápida, sin embargo, existen otras infraestructuras que también tienen importantes deficiencias. “En el resto de facultades o edificios los problemas que existen son principalmente de mantenimiento, puesto que en los últimos años, la partida de la DGA a este respecto también ha sido nula”, recalca Gadea.


“Por ejemplo, el Colegio Mayor Pedro Cerbuna tiene grietas, humedades, columnas en mal estado...”, recuerda Serrano. Una situación similar a la que se puede ver en otros lugares como, según señalan, en el Pabellón Río Isuela del campus oscense o en las goteras del salón de actos de la Facultad de Ciencias de Zaragoza. “También hemos recibido quejas de la escuela de Enfermería de Huesca, pero todavía no hemos podido corroborar cuál es el estado”, puntualiza Serrano.

Además, critican la falta de materiales en determinadas facultades como la de Ciencias o la Escuela de Ingeniería y Arquitectura (EINA). “Hay ordenadores que están obsoletos u otros instrumentos que son necesarios para el estudio, que tampoco se encuentran en las mejores condiciones”, resalta Serrano. Un problema que es bastante visible en la nueva Faculta de Educación. “Construyeron un edificio inmenso y como no hay partidas presupuestarias, se ha ido amueblando con lo de la anterior facultad y, aún así, todavía hay algún aula vacía”, explica Gadea.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual