Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Preocupación de vecinos y ecologistas por la "acelerada degradación" del arbolado histórico del Parque Bruil

Piden la reposición de ejemplares y medidas especiales para los ejemplares monumentales.

M. M. Zaragoza Actualizada 05/09/2015 a las 11:14
Etiquetas
Los vecinos de la zona han plantado árboles en el parque durante los últimos años.M. M.

El parque y su arbolado histórico como espacio de esparcimiento y convivencia vecinal, pero también como patrimonio natural de toda la ciudad. Así entienden los vecinos del entorno del Parque Bruil esta zona verde, de la que reivindican su importancia y solera, y sobre la que han vuelto a manifestar su preocupación por la "acelerada degradación y la muerte de numerosos ejemplares" a lo largo de los últimos años, un deterioro que inquieta especialmente por su afección sobre los ejemplares singulares y más antiguos.

"El parque es una zona esencial para todos los vecinos del entorno y no hay que olvidar que está al lado el albergue, muchas personas que no tienen dónde ir pasan aquí mucho tiempo", dice Mariano Mérida, vecino y miembro de la Asociación Naturalista de Aragón (ANSAR), quien incide en que "la idiosincrasia del Parque Bruil se ha basado siempre en su arbolado".

Vecinos y ecologista hace tiempo que han manifestado su inquietud por el incremento de ejemplares muertos en los últimos años y por el deterioro que presentan muchos de ellos, que han perdido lustre, frondosidad de copa, tienen dañadas las raíces o muy inclinados sus troncos. El seguimiento de cerca por parte de vecinos y especialistas ha llevado a la elaboración de varios informes que se han presentado en diversas ocasiones a responsables del Consistorio zaragozano. "Queremos averiguar las causas de lo que está sucediendo y que se tomen medidas", dice por su parte David Arribas, miembro de la Asociación de Vecinos de La Magdalena.

Los informes elaborados apuntan a varias causas para la aceleración de estas pérdidas. Por un lado, entienden que la remodelación del parque llevada a cabo en 2010 fue un factor determinante, ya que "se levantó todo el parque, y en el desarrollo de las obras se produjeron heridas en ramas y troncos y se produjo la compactación de las raíces a través de la maquinaria instalada en el entorno de los árboles, entre otras afecciones", explican los vecinos.

También se ha observado la presencia de un hongo -'armillaria mellea'-, que puede resultar mortal para las especies, por lo que piden su estudio y seguimiento.

Asimismo, entienden que también afecta el sistema de riego automatizado que se lleva a cabo desde la última remodelación del parque "a veces se producen encharcamientos permanentes, y eso puede producir la proliferación de hongos y afectar a la salud de los ejemplares", explican.

Pérdida de 553 árboles desde 1985

Especialmente preocupados se muestran por la salud que presentan los árboles monumentales catalogados en el parque y los de más abolengo, como es el caso de la encina. "Está parcialmente inclinada y la copa descompensada, ha perdido mucho lustre", comenta Mariano Mérida. "Es de los árboles más emblemáticos del parque porque la encina tiene un desarrollo lento y no es frecuente que adquiera este porte", por lo que piden medidas preventiva y correctoras.

Especialmente deteriorado se encuentra el almez -latonero- catalogado. Los vecinos lo pusieron en conocimiento de técnicos municipales este verano, que realizaron una tomografía sónica del tronco - una especie de ecografía- que ha revelado su decrepitud, pues se ha observado que en la base el porcentaje de madera sana es inferior al 50%. También se realizó un rádix sónico de raíces, que también reveló el deterioro en una de sus regiones, por lo que desde el Consistorio se están valorando algunas medidas, como el vallado del ejemplar para su protección, la poda y apuntalamiento.

Esta situación se trató en la reunión que este mes de agosto mantuvieron representantes de los colectivos del parque con técnicos municipales. "Lo que queremos es que tomen medidas, y que entiendan que los árboles monumentales necesitan una atención especial", comenta Arribas, quien recuerda que en los últimos cuatro años los vecinos han realizado la plantación de unos 25 árboles por año.

Una pérdida de vegetación que se prolonga en el tiempo. El Grupo de Botánica de ANSAR realizó el año pasado varias visitas y estudios al parque, y comparando planos de 1985 llegó a la conclusión de que desde entonces se habían perdido 553 ejemplares, de los 925 de 1985 hasta los 372 del año pasado, lo que supone un 60% de desaparición, a una media de 19 ejemplares por año.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo