Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Los supervivientes

"Solo pude pensar en despertar a mi mujer y salir corriendo"

Este trabajador estaba presente en el momento de la explosión y llevó a su esposa en coche al hospital sin esperar a las asistencias.

J. L. Velasco. Zaragoza 02/09/2015 a las 13:02
Los supervivientes relatan la cantidad de cascotes y piedras que volaron en la zona tras la explosión.Guardia Civil

Ángel Forcada Santander trabajaba el lunes, como a diario, en una de las casetas de las que salen los fuegos artificiales de Pirotecnia Zaragozana. Su mujer, Ana Isabel Leciñena Cosculluela, también se encontraba en las instalaciones, a solo unos metros del puesto que él ocupaba. Este martesrecordaba que, de pronto, oyó "un estruendo exagerado". Instintivamente, salió y echó a correr en busca de su mujer. "Caían cascotes y de todo por encima", recuerda. Su recuerdo de aquellos momentos se ven salpicados por las continuas explosiones que precedían de las casetas cercanas: "Volaba un garito detrás de otro. Saltaba uno, otro, otro, otro... Aquello era igual que un campo de minas".

Cuando por fin cesaron las explosiones, pudo seguir y encontrar a su mujer: "Estaba boca arriba, la meneé un poco, se despertó y vinieron a ayudarme a sacarla. La metimos en un coche lo antes posible y nos fuimos para el Clínico". Así, Ángel Forcada no esperó a que llegaran las ambulancias. Tomó la iniciativa y se llevó a su mujer, que en apariencia sufría "una fractura en la cabeza", además de varios rasguños. Sin embargo, los daños principales no estaban a la vista. "Luego vimos que lo que llevaba era interno. Le han quitado el bazo porque lo llevaba reventado y tiene unas costillas rotas". Esa decisión de llevarla al hospital por sus propios medios pudo salvarle la vida: "Solo podía pensar en despertarla, porque estaba medio dormida, y salir de allí corriendo".

Afortunadamente, Isabel Leciñena ha evolucionado bien y este mismo miércoles podría salir de la UCI y pasar a planta. "Se nos ha aparecido la Virgen", decía este martes su marido, emocionado. Lamentablemente, otros compañeros, algunos también familiares suyos, no han corrido la misma suerte. "Son momentos durísimos", admitía.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo