Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Incendio

Una de las ancianas herida en el incendio: "No he estado yo en el ajo de milagro"

Una zaragozana de 70 años afirma que se salvó por minutos, porque se quedó a ver la televisión.

Efe. Zaragoza Actualizada 13/07/2015 a las 20:47
Etiquetas
la residencia de Alfamén aloja a ocho de los ancianos de Santa FeI.M. Zaragoza

Carmen G., una de las doce personas que resultaron heridas en el incendio de la residencia en Zaragoza, ha asegurado este lunes a EFE que ha salvado la vida por cuestión de "minutos", porque se quedó a ver la televisión, y añade: "no he estado yo en el ajo de milagro".

Carmen G., zaragozana, que está a punto de cumplir los 70 años, es una de las personas que resultó herida en el incendio de Zaragoza, en el que fallecieron ocho ancianos, y que ha sido trasladada, junto a la mayoría de los heridos que han ido recibiendo el alta, a una residencia de Alfamén, a 45 kilómetros de Zaragoza.

"Me quedé abajo y tardé un cuarto de hora en subir", ha explicado la mujer, quien describe con entereza que en el incendio falleció su compañera de habitación, al igual que otras mujeres de la contigua y un hombre de otra habitación, no así un quinto anciano al que pudieron rescatar.

La mujer ha llegado con todos sus enseres "ahumados" a la nueva residencia. Una de las primeras cosas que miró al llegar fue el álbum de fotos, que quedó un poco "chamuscado" por fuera, pero, según ha afirmado: "he tenido suerte, las fotos están bien".

En el momento en que se desató el incendio, hacia las 23.30 horas del sábado por la noche, la mujer salió por su propio pie de la residencia; "quería subir a la planta de arriba, pero como vi semejante humareda no pude", explica.

Después de escuchar gritos de "fuego" "fuego" por parte de una anciana, Carmen G. relata como la cuidadora que estaba con ella le dijo: "corre da al botón rojo, o negro, no me acuerdo del color porque nunca he estado en esta tesitura. Me puse tan nerviosa que no atinaba".

Sara, la cuidadora, intentó apagar el fuego con un extintor, pero no pudo", añade la mujer.

"Allí empezaron a llegar los bomberos y mucho personal. Ayudaron a salir a algún" residente, pero "no pudieron sacar a todos", lamenta.
Ya en el jardín, les dieron abrigo. Se salvaron casi todos los que tenían más problemas de movilidad porque estaban en la planta baja, afirma. "No sería su destino", dice resignada.

La mujer, que tiene seis hijos, explica que le han tratado muy bien en todo momento, que le han hecho un chequeo y que en la nueva residencia está bien, es amplia y está limpia. También afirma que en la anterior estaba agusto.

"Yo puedo dar gracias a Dios porque no me ha pasado nada y me encuentro bien", explica.

Sí se siente triste por lo ocurrido, porque las personas que han muerto "eran muy afables y tenía con ellos mucha camaradería"; aunque se ve animada porque no es "llorona".

Pasó un "rato negro y malo", pero ahora está bien, ha afirmado la mujer.

Por su parte, Manuel Fernández, el gerente de la residencia de Alfamén, donde han sido trasladados los ancianos a medida que han ido recibiendo el alta, ha explicado que los internos que han llegado están "estables ya" y "tranquilos".

Las personas que han salvado la vida del incendio son las que más asistencia requerían. "Vienen desorientados. Algunos creen que estamos en un hotel", ha explicado el gerente.
Por el momento hay ocho ancianos -siete mujeres y un hombre- en esta nueva residencia y estaban esperando al noveno. 
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual