Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Las ludotecas y clubes de tiempo libre municipales ganan un 20% más de socios en dos años

La gratuidad del servicio provoca que en determinadas épocas del año haya exceso de demanda.

M. Sádaba. Zaragoza 12/07/2015 a las 06:00
Una de las actividades realizadas en el centro de tiempo libre GusantinaAsier Alcorta

Diversión y aprendizaje. Estas son las bases sobre las que desde hace más de 30 se fundamentan las ludotecas y los centros de tiempo libre municipales. Unos espacios que en los últimos años no han hecho más que ganar socios. Prueba de ello es que, según los datos facilitados por el Ayuntamiento de Zaragoza, mientras que en 2012 apenas contaban con 41.000, en la actualidad ya son casi 50.000 socios. Esto supone un incremento del 20% con respecto a hace dos años.

“La gratuidad de nuestros servicios siempre ha atraído a muchas personas, pero la crisis provoca que el número de niños que vienen a pasar la mañana o la tarde no deje de crecer”, explica Isabel Jiménez, educadora del Centro Municipal Delicias. Además, al ser un servicio totalmente gratuito es obligatorio hacerse socio para poder disfrutar de él. “Lo único que se pagan son algunas excursiones, pero siempre están financiadas al 60%”, puntualiza Jiménez.

Asimismo, señala que el verdadero incremento de usuarios se produce en verano. “Durante el invierno, con la realización de las extraescolares y los deberes del colegio, la demanda suele ser muy constante, pero en verano el número de niños que viene se dispara y, en algunas ocasiones, no podemos atenderlos a todos”, asegura Jiménez.

Por ello, casi todos los espacios optan por aceptar solo a los que llegan primero. “Una vez se completa el aforo, ya no se permite el acceso a nadie”, subraya. No obstante, alguno, como la ludoteca 'Voltereta' del distrito Universidad, ha decidido poner en marcha otro mecanismo. “En su caso, lo que hacen es guardar un cupo para los socios y el resto para aquellos niños que vienen por primera vez”, explica.

Para conseguir atraer a tantos socios también son importantes las instalaciones y las actividades que se realizan. “Como llevamos muchos años, tenemos materiales de muy buena calidad, al igual que los profesionales. Esto nos permite hacer frente a la demanda de las empresas privadas, a las que no tenemos nada que envidiar”, asegura. Al mismo tiempo, explica que durante los años de bonanza “se notaba que la gente prefería ir a un centro privado porque pensaban que tenían más calidad y ahora esto ya no sucede”.

Sin embargo, recalca que hay cierto déficit de centros. “Tenemos 44 y en los últimos años esta cifra apenas ha variado, por lo que sería necesario que se realizara alguno más, aunque sabemos que con la situación actual es complicado”, recalca. Ejemplo de ello es que en las Delicias, uno de los barrios con mayor densidad demográfica, no hay ludotecas para niños de 3 a 6 años. “Este es el caso más llamativo porque el edificio está construido pero no hay recursos para ponerlo en marcha”, sostiene.
 

La piscina, la actividad preferida de los niños

Cada año realizan unas 12.000 actividades. En ellas se tienen en cuenta las diferentes sesiones realizadas en el propio club de tiempo libre o ludoteca -11.000- y las excursiones que se llevan a cabo tanto en invierno como en verano -1.000-. “Intentamos hacer en las dos épocas del año para que no haya diferencias entre unos usuarios y otros. Entre todas ellas, la más popular es la piscina”, explica Jiménez.

A las más de 11.000 sesiones realizadas este año han acudido un total de 307.717 niños, 3.000 más que el pasado año. Lo mismo ha ocurrido con las salidas programadas, que han atraído a 26.440 socios, un 6% más que el año anterior.
 

¿Puede ser un centro de conciliación?

Muchas familias, debido a la gratuidad del servicio, se pueden pensar que es una opción ideal para que funcione como guardería, sin embargo, esta no es su finalidad. “Los centros de tiempo libre son un equipamiento socioeducativo por lo que, aunque puede favorecer la conciliación familiar, no es su verdadera razón de ser”, señala Jiménez.

No obstante, debido a la alta demanda en esta línea, algunos sí que han adecuado sus horarios a las necesidades específicas de los padres. La gran mayoría tienen turnos de mañana y tarde -aproximadamente de 10.30-13.30 y de 18.00-20.00-, “pero otros han optado por hacer un proyecto de conciliación y están abiertos de 9.30 a 14.30”. De este modo, algunas familias pueden llevar a sus hijos a estos centros casi todas las mañanas a un coste cero, a no ser que cuando lleguen ya estén las plazas llenas.
 

Zaragalla, unas colonias al alza

Si los espacios de tiempo libre no han hecho más que crecer en estos años, las colonias municipales no han tenido tanta suerte. “Desde que decidieron que el Ayuntamiento de Zaragoza solo podía realizar las colonias en el mes de agosto, se notó un pequeño retroceso en el número de solicitudes, pero por sorpresa, este verano han vuelto a crecer”, afirma ilusionada Jiménez.

Este programa de colonias urbanas tiene como finalidad mejorar la conciliación familiar, sin embargo, parece que lo que atrae a los nuevos usuarios son otras razones. “Antes venían hijos cuyos padres trabajaban, pero con la crisis, al quedarse uno de los dos o los dos en paro, dejaron de acudir y ahora vuelven a hacerlo”, explica Jiménez. Según lo que han observado en el Consistorio zaragozano, la razón principal sería que muchos padres, al no poderse ir de vacaciones, buscan alternativas lúdicas y económicas para sus hijos.

Así, la demanda de plazas ha pasado de las 500 que se venían registrando en los últimos años a las 750 que ha habido este verano. Los menores de 9 años acuden a los 7 colegios disponibles, mientras que los mayores pasan el día en el finca Gran Capitán, al aire libre. “Las familias con intención de conciliar su vida laboral y familiar siguen teniendo prioridad pero cada vez pierde más fuerza esta opción”, puntualiza.

La demanda para acudir a la colonia de educación especial también ha aumentado. “Hemos tenido que poner 10 plazas más cada semana y aún así se habían quedado fuera 15 chavales que hemos ido añadiendo como se ha podido”, sostiene. Esta oferta permite que zaragozanos de 3 a 21 años con necesidades especiales puedan pasar el día con otros compañeros.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual