Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Casco antiguo

La Magdalena: de zona degradada a barrio 'cool'

El motor de la transformación de este barrio zaragozano está "en el esfuerzo de sus vecinos".

A. Melendo 05/04/2015 a las 06:00
30 Comentarios
Mercadillo de segunda mano en La MagdalenaFrancisco Jiménez

De zona degradada a barrio ‘cool’. Nido de numerosas asociaciones y centros sociales, de artistas, bohemios, galeristas y pintores callejeros, el barrio zaragozano de La Magdalena o Madalena, como algunos lo denominan, ha sabido mantener el ‘status’ de barrio alternativo de Zaragoza que comenzó a tejer hace más de quince años. Pero, ¿cuál es el motor de esta transformación?

“Sin duda, el esfuerzo y la organización de los vecinos de la Magdalena ha sido el eje del cambio del que ahora es el gran hervidero de cultura de la ciudad”, detalla Carlos Calvo. Él es vecino del barrio “de toda la vida” y propietario de la ‘Quiteria Martín’, un establecimiento mítico de La Magdalena que pertenece a la familia Calvo desde hace más de tres generaciones.

Calvo ha vivido en primera persona esta regeneración y sabe de lo que habla cuando advierte que “la fuerza está en el propio barrio”. “Durante estos años he visto cómo los políticos de turno se adjudicaban las medallas por la revitalización de La Magdalena, pero en los años 80 y 90, cuando el barrio estaba abandonado, enfermo de droga y prostitución ninguno se preocupó”, explica este zaragozano de 50 años.

Ahora el barrio respira otro ambiente. Atrás quedó esa época gris que trajo la cara más fea de La Movida. “Es espectacular la vida y el dinamismo que se respira: existen bares de diferentes temáticas y con variedad musical, el 'Juepincho' ha dado a conocer los locales del barrio y el comercio artístico y local se ha implantado”, comenta Calvo, que a pesar de estas mejoras lamenta que todavía haya gente que diga que “la Magdalena tiene mala fama”.

Por su parte, David Arribas, portavoz de la Asociación Vecinal de la Madalena Calle y Libertad, asegura que este fenómeno es propio en el casco histórico de las grandes ciudades. Pero, en La Magdalena convergen varios motivos: “El casco viejo ofrecía oportunidades para vivir con precios más bajos y muchos vieron la opción de volver al corazón de la ciudad, no solo para residir sino para montar sus negocios”, señala Arribas.

Otro motor de cambio son los vínculos entre vecinos: “Muchos valoran la particularidad de barrio inquieto y de relación en la calle. En barrios como Valdespartera o Arcosur es casi imposible. Gracias a las redes vecinales el barrio ha progresado”, explica.

Además, “gente con inquietudes interesada en la cultura decidió poner en marcha proyectos que unieran talento con la mejora del barrio”. Así, nació la Semana Cultural de la Madalena, Modalena, Madalena Street Market o la Campaña para mejorar el Parque Bruil, entre otras. Algunas de estas iniciativas, sin 'g', traen cola. “Es un distintivo, una seña de identidad para un barrio vivo y con muchos colectivos”, explica Arribas, sin darle mucha importancia. Por su parte, Calvo prefiere no olvidar la 'g' de su barrio: "Yo lo digo como es. La Magdalena", señala. 
 

La doble cara de la Magdalena 

Pero, como en todo, existe una doble cara. El propio atractivo de la Magdalena puede volverse en su contra. “El barrio ha ganado prestigio y urbanísticamente vale más, lo que puede ocasionar el desplazamiento de la población con menos recursos”, sentencia Arribas.

Además, el atractivo del barrio también hace que sea algo jugoso de explotar. “No queremos que se conforme de espacios dedicados exclusivamente al turista. Abogamos por el comercio local del barrio, pensado para el consumo cotidiano”, destaca Arribas que asegura: “Todavía no existe un riesgo evidente en la Magdalena, pero es una tendencia que ya se da en barrios madrileños del casco viejo, donde la restauración está dirigida al turista, los precios aumenta y se pierde calidad”.  “El problema está cuando se deja de lado los intereses de los ciudadanos”, concluye.


  • Crotón20/05/15 19:48
    Me sabe mal que la izquierda radical esté en un barrio tan peligroso y con tan mala fama como la Magdalena. Yo es un barrio al que siempre trato de evitar y no pisar, pues me da muy mal rollo. Se ven a unas gentes por allí con unas pintas muy chungas que te entran ganas de salir huyendo y sin embargo me gustan los partidos políticos que allí se ubican. Pero no puedo acercarme por las sedes de esos partidos, ni lo haré nunca, hasta que no cambien de una vez sus sedes a lugares "mas normales".
  • Con G please11/04/15 01:56
    MaGdalena please...No seamos necios. La ortografía no está reñida con la cultura, más bien van de la mano. La creatividad y el modernismo cool no pueden imponerse modificando un nombre. Muchísimo menos sin consultarlo con los vecinos, que ven como unos recien llegados pretenden apropiarse de renombrar un ícono de su barrio. El respeto hacia sus gentes pasa por mantener la G. Fonéticamente, que cada uno lo pronuncie según su dialéctica, ( igual que la gente dependiendo de su grado cultural dice CLOQUETAS por croquetas o ASIN por asi ), pero sobre el papel, mantengase la G.
  • Eduardo Fernandez09/04/15 21:36
    ¿gentrificación?
  • Manetecelfares07/04/15 09:34
    Yo he vivido 23 años en ese barrio.Concretamente en la calle Palomar y he visto de todo.Doblabas la esquina y te ofrecían de "todo " lo que te puedas imaginar.En la calle del Pozo he visto como fornicaban sobre un coche a plena luz del día.A mi hjo le robaron al salir del colegio el dinero que llevaba.A mi me robaron la radio del coche en la misma puerta de casa y un largo etc.A pesar de todo estaba bien en ese barrio hasta que el dueño de una cadena de electrodomésticos en Cantin y Gamboa compró la casa entera y nos fué echando a todos poco a poco.Ahora está muy arreglado el barrio pero el tema de la convivencia no se si habrá mejorado.Había muchos problemas con los gitanos.
  • Perinenco07/04/15 01:48
    Hay que ADMITIR que en LATIN se llama MAGDALENE ..Yo tengo conocidos en este barrio y curiosamente la mayoria por no decir todos lo llaman LA MADALENA. En cualquier caso TIENEN QUE SER LOS PROPIOS VECINOS Y FAMILIAS que residen en este barrio los que DESIGNEN Y LLAMEN MAGDALENA O MADALENA
  • Perinenco07/04/15 01:32
    La iglesia de Santa Maria Magdalena (en castellano) aparece ya mencionada en el año 1126..es por tanto una de las iglesias mas antiguas de la ciudad. NO se deberia cambiar NUNCA los nombres ORIGINALES , Hay que respetar lo que nuestros antecesores crearon y dieron nombre a las cosas que tenemos. En un escrito antiguo (pergamino guardado en buenas manos..ARAGONESAS por supuesto) entre otras cosas dice :SANT MARIA MADALENA ..Y LA GGGG ???.Esto va dirigido a los CATEDRATICOS BIEN ILUMINADOS DE TURNO que estoy leyendo..ARAGONESES ESTUDIAR Y APRENDER BIEN NUESTRO PASADO y asi podreis OPINAR para ESTE TEMA Y OTROS.( las guerras y politic@s CAMBIAN a favor de unos y ROBO-ENCONTRA de otros ...ejemplo la guerra civil española ) El que tenga ojos que LEA y el que tenga OIDOS que escuche DE LOS SUYOS que le diran la verdad. VIVA ARAGON !!!!
  • Para Leox 2006/04/15 12:54
    Pues si a tí te parece precioso como quedó la puerta de la iglesia, sin comentarios....a mí me gusta el arte que se le va a hacer, y algún turista que viene por aquí, igual tiene esa manía también, cuestión de gustos...
  • Magdalena06/04/15 09:49
    El barrio que debe su nombre a la Iglesia de la Magdalena, motivo por el cual imagino que algunos prefieren omitir la G, comprende desde San Vicente de Paul al Coso Bajo. Por otro lado el Barrio de San Agustín engloba desde El Coso Bajo hasta la Calle Asalto y el Parque Bruil, aunque algunas personas consideran ambos como un todo. La Magdalena es el barrio que yo, al igual que muchos otros jóvenes, elegí hace 8 años para vivir, y el m2 no era nada barato, así que no creo que deban empezar ahora, precisamente, a preocuparse por la especulación…creo que muchos valoramos su ubicación que te permite desplazarte sin necesidad de coche, su proximidad a la Catedral de La Seo y El Pilar, las zonas verdes que nos proporciona la ribera del Ebro, sus pequeños comercios y grandes supermercados , las joyas que posee el barrio como la propia iglesia de La Magdalena, el Caserón de los Gurrea de Castro, el Palacio de Asso, ambos renacentistas, el antiguo Laboratorio Químico, actual Casa de Las Culturas, las murallas romanas del coso Bajo, la antigua Universidad, tristemente desaparecida, y muchas otras cosas más, que son los que dan color al barrio y en definitiva a la ciudad de Zaragoza, por lo que a nadie debería extrañar ni preocupar que sea una zona con un turismo creciente, ya que la belleza es universal y a todos pertenece conocerla y disfrutarla.
  • Para# 2006/04/15 09:40
    Se nota que no vienes por La Magdalena más que en los mercadillos.SI, tenemos izquierda radical. ¿ Sabes lo que ocurrió en la puerta de la Iglesia en las manifestaciones en apoyo a Gamonal, el barrio de Burgos? Volaban las sillas de la terraza importándoles muy poco quién pasaba por la calle, incendiaron contenedores, arrojaron mesas y sillas contra escaparates de comercios,rompieron las lunas de un supermercado, llenaron todo de pintadas con simbologías anarquistas y comunistas e incluso intentaron quemar un colchón en una calle estrecha y peatonal sin importarles absolutamente nada sus vecinos. Llenaron el barrio y la iglesia de pintadas con simbología anarquista y comunista. Aquí cabe todo el mundo menos los descerebrados, y de esos tenemos unos cuantos. Esa izquierda radical que se vanagloria en lemas tan trasnochados  como "la lucha es el único camino" o "contra la cultura contracultura" o " sacar la Semana Santa de nuestro barrio"...Infórmate un poco, por favor. Que al menos no nos toquen el nombre del barrio. Magdalena lleva G
  • Zaragozasomostodos05/04/15 23:17
    En vez de criticar tanto lo que hace falta son más iniciativas, más cultura, más educación y más negocios locales para mejor la Magdalena porque es un estupendo barrio, pero también porque así mejorara la ciudad, Zaragoza, que es de todos y parece que eso se le olvida a algunos...
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual