Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Ciencia

​La física cuántica, capaz de hacer realidad inventos de la ciencia ficción

Permitirá la explorar nuevas formas de materia o la creación del monopatín flotante.

Efe. Zaragoza Actualizada 04/11/2014 a las 21:30
Etiquetas
0 Comentarios

La física de gases cuánticos ultrafríos, en la que trabajan varios grupos de investigación en España, permitirá explorar nuevos estados de la materia, más allá del líquido, gaseoso y sólido, y convertir en realidad muchos de los inventos que ahora sólo existen en la ciencia ficción.

La mecánica cuántica se encuentra todavía en el terreno de la ciencia básica, pero tendrá sus aplicaciones en un futuro, desde la localización de bolsas de petróleo sin necesidad de perforar el subsuelo hasta otros más divertidos, como la creación del monopatín flotante.

Las perspectivas que ofrece la física de gases cuánticos ultrafríos radica en la posibilidad de explorar nuevas formas de la materia, que en la vida corriente no se ven porque no se pueden alcanzar con temperaturas ordinarias, ha explicado el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid Fernando Sols.

Al someter a los átomos a temperaturas extremadamente bajas, estos se deslocalizan y comienzan a solaparse, dando lugar a sistemas "muy manipulables" con los que uno puede jugar y llevar a cabo muchos experimentos, ha comentado Sols, quien ha impartido este martes una conferencia en Zaragoza.

Por ejemplo, el nuevo estado de la materia descubierto en los años noventa, el condensado de Bose Einstein - Premio Nobel de Física en 2001-, se consiguió con cien nanokelvin, es decir con una décima de millonésima de grado, una temperatura muy inferior a la mínima encontrada en el espacio exterior.

Gracias a las técnicas de enfriamiento de átomos que existen, el experimento podría llevarse a cabo este martes en día con diez nanokelvin e incluso con uno, ha puntualizado Sols.

Con esta tecnología, se consiguen sistemas "muy manipulables", con los que simular interacciones que permitan conocer en profundidad las propiedades de la materia y entender mejor otras áreas de la física que tienen una gran aplicación tecnológica.

No obstante y, aunque todavía se presenta como algo lejano en el tiempo, esta nueva física tiene también aplicaciones directas, ya que permitirá medir la aceleración de la gravedad con mucha precisión.

Este avance científico ayudará a conocer en mayor profundidad el comportamiento del subsuelo, lo que podría favorecer la localización de bolsas de petróleo sin necesidad de perforar la superficie, ha destacado.
La experimentación de nuevos estados de la materia podría favorecer también el diseño de circuitos integrados de alta complejidad y un mayor desarrollo de la computación cuántica, que ofrece una mayor velocidad frente a la electrónica digital que se utiliza actualmente.

Con el desarrollo de esta nueva física, también algunos de los inventos de la ciencia ficción podrían convertirse en realidad, como el tren aerodeslizado o monopatín flotante de la película 'Regreso al futuro'.

Son aplicaciones "todavía muy lejanas", ha indicado Fernando Sols, catedrático de Física de la materia condensada, pero como ha ocurrido a lo largo de la historia pueden llegar por "sorpresa" antes de lo previsto.
De hecho, muchos de los inventos del siglo XX se han descubierto sin ser buscados, como consecuencia de una investigación básica, ha añadido.
Además de estas aplicaciones, la mecánica cuántica puede ayudar también a comprender mejor el origen del universo, al permitir la simulación de sistemas de partículas elementales y de otros gravitacionales que aportarían luz sobre la dinámica de los agujeros negros.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual