Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

El Supremo rechaza vincular a un acto de servicio la lesión que sufrió una militar en maniobras

La soldado sufrió un esguince en su rodilla derecha durante unos ejercicios tácticos llevados a cabo en 2011 en Zaragoza. 

Efe. Huesca Actualizada 30/10/2014 a las 20:37
Etiquetas
0 Comentarios

El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso presentado por una soldado que reclamaba vincular a un acto de servicio una lesión sufrida durante el desarrollo de unas maniobras militares en Zaragoza a fin de obtener una incapacidad permanente.

La soldado sufrió un esguince en su rodilla derecha durante unos ejercicios tácticos llevados a cabo el 27 de julio de 2011, y unos días después tuvo una recaída mientras realizaba actividades deportivas en su unidad, siéndole diagnosticada finalmente una rotura del ligamento cruzado anterior.

A pesar de que un médico militar afirmó inicialmente que la lesión de la soldado guardaba relación con el servicio, el caso llegó a la Junta Médico Pericial Ordinaria, que en julio de 2012 no sólo dictaminó la ausencia de una relación causa-efecto sino que consideró la patología como "irreversible o de remota e incierta reversibilidad".

Unos meses después, en octubre de ese mismo año, la Junta de Evaluación de Carácter Permanente del Ejército resolvió declarar no apta para el servicio militar a la soldado, sin determinar la existencia de una relación de causalidad con las actividades desarrolladas, decisión que fue confirmada mediante una orden ministerial.

Esta orden fue recurrida por la soldado ante el Juzgado Central número 2 de lo Contencioso, que resolvió a favor de la demandante reconociéndole su derecho a la declaración de insuficiencia de condiciones psicofísicas en acto de servicio.

En su sentencia, el Supremo considera esta resolución como "carente de justificación" y "arbitraria" al apuntar que los informes periciales de la administración incurrían en "desviación de poder", pero no justificaban esta argumentación.
Señala, además, que la recurrente no aportó una prueba pericial que pusiese en tela de juicio el diagnóstico de la junta médica militar, por lo que, según el tribunal, "no existe prueba que contradiga al técnico de la administración".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual