Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

El cerebro del secuestro de Cordón está libre desde julio al aplicarle la redención de penas

Enrique Cuadra Echeandía fue el negociador con la familia y recibió el rescate en París, con Fernando Silva Sande, quien reconoció que cobraron cuando el empresario había muerto.
Cumplió 19 años de los 101 a los que le condenó la Audiencia Nacional por tres delitos

Ramón J. Campo 08/10/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
La búsqueda del cadáver de Publio Cordón en Mont Ventoux se ha repetido cuatro veces después de la confesión de Silva Sande en 2009. A la derecha, Enrique Cuadra Echeandía, que manifestó que lo dejaron libre.Guillermo Mestre

 El cerebro del secuestro de Publio Cordón salió de prisión a finales de julio de este año sin que el cadáver del empresario secuestrado por los Grapo el 27 de junio de 1995 haya sido encontrado todavía. El grapo Enrique Cuadra Echeandía fue detenido el 3 de noviembre de 1995 en Barcelona, junto a Concepción González y José Ortín, y salió en libertad el pasado 22 de julio después de pasar 19 años preso, al aplicarle la redención y refundir las tres penas impuestas (un total de 101 años) porque en los juicios le aplicaron el Código Penal de 1995. 

La Audiencia Nacional lo condenó a 27 años de cárcel por el secuestro del empresario en el Canal Imperial en 1995; a otros 34 años por el asalto a un furgón blindado en el barrio de Monsalud en 1993, en el que asesinaron a un vigilante de seguridad y murieron tres terroristas; y a 40 años por atracar otro furgón en Quirce del Vallés (Barcelona) en 1994 por delitos de robo con violencia, tenencia de explosivos, tenencia ilícita de armas y dos asesinatos frustrados.

Enrique Cuadra, un histórico de los Grapo desde 1977, fue el jefe del comando del secuestro de Cordón y mantuvo siempre en los juicios en la Audiencia Nacional que dejaron en libertad al empresario. Su papel como jefe del comando fue negociar con la familia la supuesta liberación del empresario. Además cobró el rescate de 400 millones de pesetas en París el 9 de agosto de 1995, junto a Fernando Silva Sande. Este antiguo miembro de la banda terrorista, que fue expulsado de los Grapo, confesó en 2009 que Cordón murió al intentar escapar en una casa de Lyon a finales de julio del mismo año, tras apenas un mes de cautiverio, y Manuel Pérez Martínez, el camarada Arenas, decidió enterrarlo en Mont Ventoux.
Pero Cuadra estaba tan alineado con la banda terrorista que llegó hasta a amenazar a la familia Cordón en la vista oral celebrada en 1998 con que les debían todavía 800 millones de pesetas según el acuerdo con el empresario. 

Desde Daroca a Baracaldo

El dirigente de la banda terrorista estaba preso en el centro penitenciario de Daroca desde marzo de 2012 fue trasladado desde la prisión de Sevilla I. Salió el pasado 22 de julio a primeras horas de la mañana y fue recibido por un grupo de una decena de personas con banderas comunistas, republicanas, gallegas e ikurriñas como una especie de comité de bienvenida. 


Ese día, Cuadra Echeandía fue recibido en su pueblo natal, Baracaldo (Vizcaya), como un héroe, en un típico homenaje que brindan los abertzales a los etarras cuando salen de prisión. Un grupo de jóvenes lo acompañaron en una plaza del municipio con un aurresku o baile en su honor, pancartas y gritos por amnistía y libertad, según informó el blog de los Comités por un Socorro Rojo. 


Cuadra Echeandía se benefició de las actividades educativas que realizaba dentro de la prisión como estudiar Derecho en la Universidad de Educación a Distancia (UNED). De esta manera, al estar matriculado en estos estudios le sirvió para que la dirección general de Instituciones Penitenciarias le aplicara los beneficios penitenciarios. 


Asimismo, fuentes penitenciarias señalaron a HERALDO que Cuadra Echeandía mantuvo una actitud "pacífica" y "normal" en Daroca, aunque algunas de sus peticiones, como tener un ordenador en la celda o salir a visitar a su madre enferma en de Baracaldo (Vizcaya) le fueron denegadas. Estaba solo en su celda y acudía todos los días a la sala de lectura para utilizar el ordenador. En los últimos meses, el preso tenía que salir de la prisión custodiado para recibir revisiones médicas porque al parecer tenía que tratar un cáncer de próstata. 

Una carta contra la reinserción

Su comportamiento le sirvió para ser trasladado de Sevilla a Daroca (Zaragoza) y ese acercamiento beneficiaba las visitas de su familia desde el País Vasco. Aun así, el cerebro del secuestro de Cordón remitió una carta abierta a la agencia Efe en junio de 2012 como una respuesta crítica al ministro de Interior, Jorge Fernández, sobre su propuesta de reinserción para los terroristas. 

"Lo siento, ministro, gracias por su esfuerzo redentor. Pero no puedo renegar de mi existencia. Por coherencia y dignidad política no podemos arriar ni una sola de nuestras banderas", replicó al responsable de Interior. "Usted, señor ministro, con la locuacidad que le caracteriza, nos pide que reneguemos del pasado, del presente y del futuro". Denunció que los presos de su organización están "dispersos" y "aislados de nuestros camaradas". 

Negociación con el PP

Esta misiva abierta al ministro del Gobierno del PP no era la primera vez que mantiene contactos con este Ejecutivo. Cuando esta interno en la prisión de Sevilla, el dirigente de los Grapo y su compañero Fernando Hierro Chomón negociaron entre rejas con el Gobierno del PPa finales de 1996 la disolución de la banda terrorista. Les ofrecían convertirse en un partido un enviado del Cesid y un mando de la Guardia Civil cuando era ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja. Pero como no podía dar por resuelto el secuestro de Cordón a pesar de su versión de su puesta en libertad, no pudieron llegar a un acuerdo. 
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual