Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Mascotas

Vivir con un perro temido

Los perros son los animales de compañía más comunes y sus dueños los sacan a pasear a diario sin impedimentos, pero hay algunos que tienen perros potencialmente peligrosos y entonces las condiciones cambian

Andrea Gil Modrego 28/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
5 Comentarios
Romina adquirió a Taison, un rottweiler, por medio de un particular, cuando tenía cinco semanas, y ya llevan cinco años juntos. Afirma que estos perros «son todo amor», y que lo único malo que puede hacerte Taison es «llenarte un poco de babas».

Romina Martín, de 22 años, tiene un perro llamado Taison. Lo cuida, le da de comer, lo baña y lo saca a pasear tres veces al día. David Guillén, de 24, es dueño de Blow,pero a diferencia de Romina apenas dispone de tiempo durante el día y pasea con él por las noches durante una hora u hora y media. Ambos les dan a sus mascotas los cuidados que estas requieren. Sin embargo, cuando Romina quiere que su perro corra, salte y juegue tiene que salir por el monte y David, ir por el polígono industrial cercano a su casa. Tanto Taison como Blow son perros catalogados como ‘potencialmente peligrosos’ (PPP) y no pueden ir sueltos por la calle en ningún momento. 

Según la Ley de Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos de 1999, los PPP son aquellas razas catalogadas como tales, los perros que presentan ciertas características físicas recogidas en la propia norma y aquellos ejemplares que hayan protagonizado ataques violentos y agresivos. Sin embargo, esta clasificación atiende más a las características físicas del perro que a su comportamiento. La veterinaria especialista en etología del hospital Veterinario de la Universidad de Zaragoza, Silvia García-Belenguer, explica que, aunque por genética estos perros tengan más fuerza, no son más agresivos que otros animales. "El porcentaje de incidentes protagonizados por este tipo de perros es bajo, la mayoría corresponden a los no catalogados como peligrosos", remarca la etóloga. 

 A pesar de su aspecto imponente –son corpulentos, fuertes y poseen una gran mandíbula –, el Colegio de Veterinarios de Zaragoza sostiene que esta clase de canes no es agresiva ni violenta por naturaleza, "simplemente su fuerza muscular es mayor, por lo que en un supuesto ataque el daño también lo sería". Por eso, la educación del perro es fundamental para evitar enfrentamientos con otros ejemplares y para que el animal aprenda a controlar su fuerza y a socializarse. Desde el Colegio de Veterinarios indican que para educar al can es necesario imponerle unos límites y tener en cuenta que "un perro puede ser tan inteligente como un niño pequeño, pero no va a razonar como un adulto".

Por su parte, García-Belenguer remarca "que hay algunos factores externos como la higiene, la alimentación o el cariño que tienen mucha importancia y que determinan la agresividad del perro". La etóloga coincide con el Colegio de Veterinarios en la necesidad de enseñar al animal una obediencia básica y añade que este "debe vivir en un ambiente sano y adecuado".

Abandono y adopción, difíciles

El control que ejerce la ley sobre los PPP es estricto: para tener uno es necesario contratar una póliza de seguro, condición que facilita la localización del dueño, y obtener una licencia especial expedida por el ayuntamiento, además de que el animal debe llevar el chip obligatorio e ir siempre con bozal y atado. Desde el Consistorio de Zaragoza explican que estas medidas y las multas que acarrea su incumplimiento se deben a que "para la ley, ser dueño de un perro potencialmente peligroso es como llevar encima un arma blanca". 

Debido a este control es complicado abandonarlos, razón por la que en el Centro de Protección Animal los PPP solo suponen un 2% del total de perros. En 2013 se acogió a una decena de ellos y este año la cifra es muy similar. Los animales llegan al centro cuando los dueños ya no pueden cuidarlos y no quieren sacrificarlos, ya que aquí no se practican eutanasias a no ser que el estado de salud del animal sea grave.

Además de difíciles de abandonar, estos perros son complicados de adoptar. Algunos de los PPP del centro llevan entre dos y tres años allí, mientras que de los 122 perros acogidos en mayo el 61% había encontrado adoptante al finalizar junio. La veterinaria Beatriz Íñigo explica que esta situación se debe a la preferencia de la gente por los perros pequeños y medianos y a las restricciones que impone la normativa sobre los PPP, que reducen la libertad del animal y del dueño.

"Tenencia responsable"

Martín y Guillén cumplen las condiciones que impone esta ley: correa de máximo dos metros no extensible, bozal, la obligación de llevarlos atados... Ambos notan que la gente mira con miedo a sus perros o que incluso se apartan cuando los pasean y opinan que parte de la culpa de esta situación la tiene la ley, que no consideran "ni correcta ni útil". Martín añade que la obligación del bozal acrecienta el miedo de la gente, que al verlos piensa que muerden. 

García-Belenguer indica que la ley cataloga a los PPP según sus características físicas, pero que no atiende al papel que juegan los dueños en la educación y el ambiente de vida del animal. Desde el Colegio de Veterinarios puntualizan que la norma "debería estar enfocada a promover una tenencia responsable y no a estigmatizar al animal". 
 


  • pablo31/08/14 23:46
    bla, bla, bla.....
  • Magda29/08/14 16:29
    Pablo.. Creo que no sabes diferenciar lo que es un perro peligroso de verdad. Y lo que es un perro potecialmente peligroso por ley. Un perro peligroso puede ser cualquier perro.Mestizo o  de raza, grande pequeño o gigante..faldero o de caza, y con pelo corto o pelo largo... Los potencialmente peligrosos en el mundo real   no son peligrosos por razas, ni tienen ningun gen de agresividad..son perros normales y corrientes, a los que se señala sin ninguna razon..Los realmente  peligrosos son las personas como tu que hablan por hablar, y los politicos que aprueban leyes estupidas , nada mas. Yo te recomendaria a ti un psiquiatra y ojala te ayude con tu problema de cinofobia . Y si no te gustan los perros es simple. Pasa de ellos y de sus propietarios, viviras mas tranquilo .
  • Edu29/08/14 14:04
    Ojala algun dia tengas la oportunidad de vivir con cualquier ppp, asi tal vez y solo tal vez consigas aprender modales de ellos. No te tomes a mal mis palabras simplemente espero te muerdas la lengua y te envenenes.
  • Sabela29/08/14 13:26
    Mira... Leete el articulo y dime....TENEMOS QUE MATAR A TODOS LOS HOMBRES PORQUE ALGUNO VIOLAN? Como eres tan buen ciudadano cortatela tu primero ya que es lo que intentas.... Mi Pitbull es lo mas grande de mi vida y esta en convivencia con niños pequeños al igual k mi boxer.... Y creeme no los dejari si ño supiera que son PPC SI PERROS POTENCIALMENTE CARIÑOSOS
  • pablo28/08/14 10:09
    Hay que ser muy descerebrado para tener como animal de compañía, un animal peligroso. Que diríamos si una gasolinera colocara los ceniceros junto a los postes de reportaje. Pondríamos el grito en el cielo y entonces ellos hablarían de la educación para apagar bien los cigarrillos y depositarlos en los ceniceros, hablarían de que se han dado pocos casos… y nosotros, el resto de los mortales, los no iluminados diríamos que es una solemne barbaridad. Pues eso. Viste a la mona con todas las sedas que prefieras, seguirá siendo una mona. Y un perro peligroso es un animal peligroso y se acabó. Todos hemos leído y visto casos de ataques de estos animales y observamos con estupor como sus presas favoritas son los niños, los que menos se pueden defender. Sólo por este motivo, sería causa ya suficiente para borrar de la faz de la tierra esta lacra llamada PPP. Para los dueños de estos animales, el mayor de mis desprecios. Si han elegido un animal peligroso de compañía les recomiendo que visiten un psicólogo. Los motivos saltan a la vista.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual