Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Sádaba

El accidente de Sádaba ocurrió en un camino que solo puede usar la CHE y con límite de 40 km/h

Por las vías de servicio que discurren paralelas a
los canales solo deben circular vehículos autorizados, aunque es habitual que los vecinos se salten la restricción. 
Los tres cuerpos fueron rescatados del agua sin llevar el cinturón de seguridad, aunque las víctimas pudieron soltárselo tras el accidente para intentar salir del vehículo

I. Aristu/C. Adán 26/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
1 Comentarios
El todoterreno en el que circulaban los tres fallecidos volcó sobre su techo y quedó sumergido en la acequia de las Cinco Villas.Heraldo

Las tres personas que murieron el jueves por la tarde en el municipio zaragozano de Sádaba tras caer con un todoterreno a la acequia de las Cinco Villas circulaban por un camino que solo puede ser utilizado por el personal de la Confederación Hidrográfica del Ebro, por los guardas de la Comunidad General de Regantes de Bardenas o por vehículos que cuenten con autorización expresa para usarlo, aunque es frecuente que los vecinos incumplan esa restricción. La pista, una vía de servicio del canal que presenta numerosos baches, tiene limitada la velocidad a 40 km/h.

Las primeras investigaciones realizadas por la Guardia Civil en el lugar de la tragedia apuntan a que el accidente se debió a un exceso de velocidad del vehículo. No obstante, el dato de a cuánto circulaban los fallecidos no se ha hecho público –se incluirá en el atestado que se remitirá al juzgado–.

La Guardia Civil ha establecido que el siniestro se produjo en torno a las 18.00, lo que significaría que desde que el todoterreno cayó al canal hasta que unos guardas de la Comunidad General de Regantes de Bardenas lo encontraron pasaron unos 20 o 25 minutos. Además, el instituto armado informó ayer de que los cuerpos de las tres víctimas fueron rescatados con el cinturón de seguridad desabrochado, aunque habrá que esperar a los resultados de la autopsia para saber si no lo llevaban puesto cuando se produjo el accidente o si por el contrario se lo soltaron para intentar salir del vehículo.

El todoterreno lo conducía Ismael Arcéiz Sánchez, de 45 años y vecino de Sádaba, y junto a él viajaban Sergio Bonillo Muñoz, de 37, y Marta Auría Senero, de 25 –ambos, vecinos de Ejea–. En un momento dado, estas tres personas tomaron el camino de servicio que discurre paralelo a la acequia de las Cinco Villas, una pista alejada del casco urbano de Sádaba, en bastante mal estado y llena de baches que normalmente no se utiliza a no ser que haya que transitar por esa zona concreta.

En el kilómetro 5,1 de la acequia, a la salida de una curva hacia la izquierda, el conductor perdió el control, dio un volantazo y acabó cayendo al canal –que se encuentra a la derecha de la pista–. El vehículo dio una vuelta de campana y quedó volcado sobre su techo a unos 40 metros del punto en el que se salió del camino. En ese momento, el cauce llevaba unos dos metros de agua, por lo que el todoterreno quedó totalmente sumergido –solo sobresalían dos ruedas, que fue lo que vieron los guardas que dieron el aviso–.

Como todas las vías de servicio de los canales de Bardenas y del resto de grandes sistemas de riego, el camino en el que se produjo el siniestro está dentro de la zona de servidumbre del cauce y es de titularidad estatal –el propietario es la CHE, que también se encarga de su mantenimiento–. En este tipo de pistas la velocidad se limita a 40 km/h y el acceso está restringido al personal de la Confederación, a los guardas de la Comunidad General y a aquellas personas que estén expresamente autorizadas porque no tienen otra forma de acceder a sus tierras. No obstante, los vecinos suelen ignorar esa limitación.

«Muchas veces se ha pedido a la CHE que deje pasar a todo el mundo, pero siempre se ha negado –explica el presidente de la Comunidad General de Regantes de Bardenas, José María Vinué–. Es verdad que la gente no hace caso y suelen usar los caminos, pero la Guardia Civil ha llegado a poner denuncias si los ha visto».

Tanto en Sádaba –que estaba en plenas fiestas– como en Ejea ha causado extrañeza que los fallecidos circularan por esos parajes a media tarde de un jueves. Solo la red principal de canales del sistema de Bardenas tiene más de 400 kilómetros de caminos de servicio en distinto estado de conservación.
 


  • Anders26/08/14 19:55
    La CHE, el Ayuntamiento o quien deba, lo que tienen que hacer es, arreglar los baches y poner una valla de protección en la parte del canal, porque tan peligroso es el paso por ese camino para los empleados de la CHE, los que tienen que pasar a sus terrenos, como para todos quese atrevan a pasar por el motivo que sea. Aún a 40 km (que no lo marca en ningún sitio) y menos, si tratas de esquivar los baches para no romper una ruedao algo peor, arriesgas la vida. Y dicen: "No obstante, los vecinos suelen ignorar esa limitación." Pero, cómo se les ha informado? porque yo he pasado muchas veces por allí y no he visto información ninguna. Si los responsables se quieren lavan mejor las manos, que pongan un letrero de prohibido el paso y así todos enterados. Saludos





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual