Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Los pescadores se movilizarán y harán patrullas si no se toman medidas en el Mar de Aragón

Las sociedades del embalse pedirán una reunión urgente con el Gobierno de Aragón para exigir soluciones inmediatas al furtivismo 

I. Aristu 25/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
Tres sacas de los 2.600 kilos de pescado requisados el martes.G. C.

 Los pescadores del Mar de Aragón avisan de que convocarán movilizaciones y organizarán patrullas de vigilancia si el Gobierno de Aragón y el resto de administraciones implicadas no toman medidas para atajar el furtivismo, la suciedad y el resto 

de problemas que amenazan el futuro de este pantano. Las distintas sociedades deportivas del embalse pedirán una reunión urgente con la DGA para exigir soluciones inmediatas, pero si no las consiguen no se quedarán de brazos cruzados. «Algo tendremos que hacer, porque si no en un año nos quedamos sin pesca», destaca el presidente de la Sociedad Deportiva Mar de Aragón de Caspe, Fausto Piazuelo.

Las agrupaciones de pescadores del embalse de Mequinenza llevan años reclamando la creación de un coto que ayude a hacer cumplir la ley en el pantano. Durante todo ese tiempo han contemplado cómo se han seguido cometiendo todo tipo de desmanes sin que las administraciones hayan tomado medidas efectivas. Sin embargo, los sucesos de las últimas semanas –dos incautaciones que en total han requisado 4.600 kilos de peces capturados ilegalmente y el hallazgo de 10.000 metros de redes prohibidas– han agotado la paciencia de estas sociedades.

«O reaccionamos ya o nos quedamos sin embalse. De hecho, ya hace años que notamos que cada vez hay menos peces –denuncia la presidenta de la Sociedad Deportiva de Pesca de Caspe, Luisa Serra–. Si a los mismos furtivos les ha cogido dos veces con toneladas de carpas, siluros y luciopercas, ¿cuánto pescado habrán sacado estos y otros grupos sin que les hayan pillado? ¿Y cuánto van a seguir sacando si esto sigue así?».

Los pescadores, y también las empresas que viven de esta actividad, temen que las capturas masivas acaben esquilmando el Mar de Aragón, y ponen como ejemplo lo sucedido en Italia con el río Po. «También era un lugar ideal para la pesca del siluro y de otras especies y se lo acabaron cargando», subrayan, y recuerdan que al furtivismo se le suman otros problemas asociados como la acumulación de basura, las acampadas ilegales, las hogueras, el incumplimiento de las medidas de lucha contra el mejillón cebra...

«Hablamos de una grave amenaza para la flora y la fauna del pantano, para los muchos puestos de trabajo que dependen de él y también para la salud, porque las pescas masivas son para vender el pescado para el consumo humano sin ningún tipo de control», recuerda Serra. La presidenta de la Sociedad Deportiva de Pesca de Caspe avanza que los pescadores van a pedir una reunión urgente con el director general de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla, para exigir medidas «inmediatas».

«Si no nos hacen caso tendremos que movilizarnos y tendremos que montar patrullas como las que organizan los agricultores para protegerse de los robos –opina Serra–. Es una vergüenza que tengamos que andar así por la dejadez de las administraciones, y espero que no haya que llegar a eso porque la gente está muy nerviosa, los furtivos son conflictivos y puede llegar a haber más que palabras».

El presidente de la Asociación Caspe Bass, Javier Ballabriga, explica que, de hecho, los pescadores ya están haciendo sus propias vigilancias. «La semana pasada retiraron 8.000 metros de redes y el martes, después de que se requisasen otros 2.600 kilos de carpas, salimos con barcas a ver si encontrábamos las redes con las que las habían pescado», señala.

Ballabriga coincide en plantear medidas de presión, pero recalca que la responsabilidad de actuar es de las administraciones. «Haremos lo que sea, si hace falta iremos con un camión de peces al Gobierno de Aragón, pero quienes tienen que reaccionar son ellos –denuncia–. El Seprona no tiene ni una triste barca con la que moverse, los agentes de protección de la naturaleza están desaparecidos y ahora hasta dudo de que vaya a ponerse en marcha el coto... como mínimo habrá que esperar a que pasen las elecciones, y entonces a ver qué pasa».

Ballabriga insiste en que «lo principal» es que la DGA ponga en marcha el coto «cuanto antes». «No va a solucionar todos los problemas, pero en el embalse de Ribarroja ha funcionado y aquí es lo que reclamamos los ayuntamientos y los pescadores desde hace años», recuerda.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual