Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

La DGA admite que no basta con acotar el Mar de Aragón y que hay que aumentar la vigilancia

Medio Ambiente reconoce que está incumpliendo sus obligaciones de control y anuncia que la ley de acompañamiento de los presupuestos incluirá una modificación de la de pesca para que todo el embalse de Mequinenza pueda ser coto

I. Aristu 24/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
Uno de los peces encontrados en los 8.000 metros de redes hallados recientemente.

El director general de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla, reconoció ayer que el Gobierno de Aragón está incumpliendo su obligación de controlar adecuadamente el embalse de Mequinenza. «Como administración, es cierto que tenemos que entonar el mea culpa porque la vigilancia no está siendo la necesaria», señaló.

Munilla admitió que la DGA debe incrementar las tareas de inspección en el pantano y anunció que el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente está preparando una modificación de la ley de pesca que permitirá acotar todo el Mar de Aragón y que se incluirá en la ley de acompañamiento de los presupuestos de 2015. No obstante, también avisó de que la creación del coto «no será la panacea que resuelva todos los problemas». «El objetivo es que el dinero que se recaude cobrando por pescar se destine a incrementar la vigilancia, a limpiar la basura acumulada y a mejorar las infraestructuras, pero que nadie piense que todo se va a resolver de un día par otro», dijo. 

Munilla hizo estas declaraciones al día siguiente de que la Guardia Civil requisase 2.600 kilos de peces pescados ilegalmente a los mismos furtivos a los que a principios de julio ya se les sorprendió con dos toneladas de carpas destinadas al consumo humano. Esta segunda incautación también se produjo poco después de que un grupo de pescadores retirase del embalse de Mequinenza otros 8.000 metros de redes, y no ha hecho sino confirmar que el pantano está siendo sometido a una extracción de peces masiva e ilegal que se suma a los muchos desmanes que se cometen en él desde hace años.

Ni la DGA –que tiene las competencias en medio ambiente– ni el resto de instituciones han adoptado medidas efectivas para solucionar el problema del furtivismo, al que además se suman otros como la suciedad, las acampadas ilegales, las hogueras... Ayer, el director general de Conservación del Medio Natural reconoció que falta vigilancia y anunció que ha dado órdenes para incrementarla.

«Lo primero es mostrar nuestra sorpresa por que a unas personas se les coja dos veces con miles de kilos de peces pescados ilegalmente y solo se les castigue administrativamente –destacó Munilla–. Como Departamento de Medio Ambiente, vamos a hablar con el Seprona para que en estos casos se intenten aplicar medidas penales». Dicho esto, el director general admitió que «no puede ser que en el embalse hubiera 8.000 metros de redes y que el Gobierno de Aragón no los detectara».

La DGA cuenta con diez agentes de protección de la naturaleza (APN) adscritos a la zona que va de Quinto a Fayón, pero estos funcionarios tienen encomendadas otras muchas tareas además del control de la pesca. De hecho, durante los fines de semana de verano no hay vigilancia porque los tres agentes que trabajan en cada turno están destinados al operativo antiincendios. «Esta mañana (por ayer) he dado instrucciones para aumentar la vigilancia en el embalse, pero es verdad que los recursos son los que son y que los APN dependen del departamento, no de mí», indicó Munilla, quien no concretó de qué forma van a incrementarse los controles.

Por su parte, el Seprona de Caspe solo dispone de cuatro guardias civiles para cubrir los 500 kilómetros de orilla del Mar de Aragón. Esos agentes ni siquiera disponen de una barca con la que llegar a las zonas inaccesibles por tierra.

Esas y otras carencias se pretenden paliar con la creación de un coto que obligue a pagar por pescar en el pantano. Después de años de reclamaciones de los municipios afectados y de los pescadores, en esta legislatura la DGA asumió el compromiso de ponerlo en marcha, pero durante la fase de exposición pública del proyecto técnico redactado por la Federación los servicios jurídicos del Ejecutivo autonómico alertaron de una posible incompatibilidad con la actual normativa de pesca.

«Por seguridad jurídica, hemos preferido modificar la ley de pesca para que se pueda acotar todo un embalse sin ninguna restricción y tramitar ese cambio a través de la ley de acompañamiento de los presupuestos que se aprobará a finales de año», explicó Munilla. Esta decisión supondrá que muy probablemente el coto no podrá autorizarse hasta la próxima legislatura, aunque el director general no descartó aprobarlo antes de las elecciones de mayo de 2015. «Si todos remamos en la misma dirección es posible, pero en la fase de exposición pública tuvimos alegaciones de los ecologistas, de la comarca, de los APN... –recordó–. El coto no será la panacea, pero esperamos que mejore las cosas».

CHA pide un paisaje protegido

Chunta se opone al coto y propone que el Mar de Aragón sea declarado paisaje protegido, una figura que según esta formación sí permitiría atajar el furtivismo y el resto de problema. «Lo único que ha sabido hacer la DGA es admitir una propuesta chapucera de coto e intentar privatizar el uso de las orillas», criticó el portavoz de CHA en Caspe, Rafael Lumbreras.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual